50 años de prisión para un hombre que abusó de menores a los que pilló en los parques públicos de Alicante | Comunidad valenciana

50 años de prisión para un hombre que abusó de menores a los que pilló en los parques públicos de Alicante |  Comunidad valenciana

La Audiencia Provincial de Alicante condenó a un hombre de 58 años a más de 50 años de prisión por maltratar a cinco menores, de entre 12 y 14 años, a los que ofrecía dinero, comida, alcohol, tabaco o marihuana a cambio de fotografías de relaciones íntimas o de tener sexo con él. El reo, que operaba en distintos parques públicos del mismo municipio, fue imputado por cinco delitos de abuso sexual a menores, tres delitos de producción continua de pornografía infantil, otro de difusión de este material y otro de corrupción de menores. Además, deberá indemnizar a sus víctimas hasta 22.000 euros, a los que no podrá acudir ni en persona ni por ningún otro medio durante un mínimo de tres años.

El abuso tuvo lugar entre 2017 y 2019. El adulto se hizo amigo de uno de los menores, a quien conoció en un parque frecuentado por niños y jóvenes. A su primera víctima, entonces de 13 años, le ofreció dinero, tabaco y marihuana a cambio de «dejarse hacer o hacer los actos que proponía el imputado», especifica la sentencia. El menor aceptó todo tipo de caricias y actos sexuales y se dejó fotografiar desnudo, “por la promesa de estos obsequios, como, más tarde, por la vergüenza y el miedo que estaba sintiendo por lo que su familia le diría si se enteraron. La decisión continúa. Las reuniones tuvieron lugar tanto en un rincón apartado de un parque como en la propia casa del convicto.

El agresor convenció entonces a los amigos de su primera víctima, también de 12 a 14 años, de que «no pasaría nada» si permitían todo lo que les ofrecía, siempre a cambio de dinero o regalos. Continuó con el mismo modo operatorio hasta cuatro menores de un mismo colectivo, dos de los cuales residen en un centro de menores. Uno de ellos «tuvo que someterse a tratamiento psicológico por conducta adictiva ligada al uso de drogas tóxicas», indica la sentencia judicial. Las dos últimas víctimas, «satisfechas con la conducta de los imputados», precisa la sentencia, «la pusieron en conocimiento del psicólogo del centro» y denunciaron los hechos.

El último de los menores acosados ​​es el que motivó la detención del condenado. Era el «hijo de un amigo de la infancia» del acusado de 13 años, a quien estaba enseñando computación en su casa con su hermano de 14 años. El convicto separó a los dos hermanos en dos habitaciones diferentes y la menor fue informada de que ella le dijo que «le agradaba» y le ofreció sus obsequios habituales a cambio de favores sexuales. También le mostró imágenes de pornografía infantil en su computadora. El niño se negó, advirtió a su hermano, y los dos abandonaron la casa del acusado. Una semana después, les contó todo a sus padres, «ya que el imputado le sigue enviando mensajes de WhatsApp para llegar a casa».

El acusado finalmente fue arrestado. Durante el allanamiento de su domicilio, los agentes encontraron diversos dispositivos informáticos y telefónicos, en los que el reo acumuló «5.716 archivos» relacionados con la pornografía «, entre ellos 4.108 imágenes y 1.608 videos en los que menores aparecen completamente desnudos. O parcialmente en actitudes sexuales o manteniendo o practicar relaciones sexuales o actos sexuales, como mamadas, penetraciones anales, introducción de objetos, tanto con adultos como con otros menores ”, detalla la sentencia.

Los magistrados de la sección tercera del juzgado de Alicante condenaron al imputado a más de cincuenta años, aunque precisan que “el plazo máximo para la ejecución de las sentencias dictadas será de veinte años”, indica la sentencia, que puede ser la objeto de recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *