AIReF advierte de «alto nivel de endeudamiento» y «gran vulnerabilidad» de las cuentas públicas

AIReF advierte de "alto nivel de endeudamiento" y "gran vulnerabilidad" de las cuentas públicas

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) advirtió este jueves de un alto nivel de deuda coloca las finanzas públicas en una posición de «gran vulnerabilidad». Sin embargo, enviaron un mensaje optimista, creyendo que la deuda pública puede haber alcanzado su punto máximo, por lo que comenzaría a caer a medida que las restricciones de la pandemia continúan levantándose y la recuperación avanza.


Estas son las conclusiones expuestas en el último Observatorio de la deuda, en el que analizan la evolución reciente de la deuda pública, así como una estimación de la evolución futura, examinando los riesgos y desafíos para la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Así, la AIReF destaca que la pandemia desencadenó una crisis económica desde el inicio, provocando un deterioro de las cuentas públicas y un aumento «sin precedentes» de los coeficientes de endeudamiento. Desde entonces, ha seguido creciendo, como lo demuestra el datos del primer trimestre de 2021, a los que se suman 47.126 millones de euros (1.393 billones en total), llevando el ratio de deuda pública a un nuevo máximo: al 125,2% del PIB. Cifras que representan un incremento de 5,2 puntos respecto a los últimos meses de 2020.

En consecuencia, advierten que las consecuencias de la crisis ponen en una posición a la sostenibilidad de las finanzas públicas «muy vulnerable» y en un entorno de «financiación inmejorable fuertemente ligada a las políticas del Banco Central Europeo».

El aumento podría haber alcanzado su punto máximo

Sin embargo, aseguran que este incremento puede haber llegado a su máximo. «La recuperación de la actividad económica esperada en los próximos trimestres indica que se podría haber alcanzado un techo en el corto plazo», recalcan, señalando como escenario «factible» para el año 2024 el reducción de la ratio de deuda pública, que luego se situaría en el 112,4% del PIB.

Expediente - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate en el Congreso del proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para el año 2021

También destacan riesgos como los posibles aumento de las tasas de interés. Según sus simulaciones, un aumento en las tasas de interés de 100 puntos básicos representaría un un cargo adicional acumulado en intereses en 2024 de 15 mil millones de euros, «por encima del impacto estimado de las nuevas medidas de ingresos previstas en la EPA o del costo de la renta mínima vital durante este período».

También especifican que, una vez pasada la crisis, «Los planes de consolidación deben diseñarse para generar una reducción sostenible el ratio de endeudamiento a niveles más cautelosos. Así, destacan que mantener un déficit de entre 3,5 y 4,5% del PIB estabilizaría la deuda en niveles entre 110 y 130% del PIB.

Otros riesgos: gastos de jubilación y condiciones de financiación

Los principales riesgos a medio y largo plazo son el aumento del gasto en pensiones «derivado del envejecimiento» y el «posible endurecimiento de las condiciones de financiación».

En cuanto a las pensiones, advierten: «Si este aumento no se compensa con ingresos adicionales, se traducirá en un aumento significativo del endeudamiento», poder alcanzar el 165% del PIB en 2050.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *