Arroz negro con sepia y vieiras

Arroz negro con sepia y vieiras

El arroz negro es una excelente manera de poner una mesa festiva con pocos ingredientes y de disfrutar de moluscos que no siempre se usan, como la bolsa de tinta o la melsa (el bazo de la sepia y el calamar, que contiene una sustancia que puede variar de marrón a beige en color y sabe a puro umami marino). Si no encuentras sepia fresca o ya está limpia, puedes prescindir de la melsa y comprar la tinta en los sobres que habitualmente encuentras en la sección de congelados.

Une sauce puissante et très sèche -pour qu’il n’y reste pas d’eau qui ramollirait le riz-, un bouillon savoureux et quelques fruits de mer ou mollusques, en l’occurrence des coquilles Saint-Jacques, viendront compléter le jeu arroz. Recuerda que pocos de los ingredientes que les vas a poner tienen el mismo tiempo de cocción que el arroz; normalmente necesitan mucho menos (algo que se puede reparar fácilmente colocándolos mientras se juega; si quieres marcarlos brevemente de antemano en un cazo si son conchas y de buen tamaño).

Si no tienes sepia a la mano, pero tienes calamares, te servirán exactamente lo mismo; Si es imposible encontrar vieiras en su área o si su presupuesto es limitado, puede usar almejas o mejillones. Cuenta con que los primeros soltarán un poco de agua cuando se abran sobre el arroz, y ponlos cuatro minutos antes de apagar el fuego para que no se quemen demasiado y queden blandos; los mejillones es preferible abrirlos en una cazuela tapada, retirarlos en cuanto se abran y ponerlos apagando el fuego (también se puede añadir al caldo el jugo que suelten).

Si no desea agregar la ralladura de lima y prefiere servirlo como está, hágalo. Si quieres servirlo con ahí estoy oli, ve allí también; Además de servirlo a un lado como lo hemos hecho toda tu vida, puedes dispensar guisantes de una botella directamente sobre el arroz. Que él ahí estoy oli ¿Sigue diciéndote pero no quieres comer arroz crudo? En La Zorra cocinan un arroz parecido que termina con una hipnótica espiral de salmorejo: puede sonar extraño, pero está delicioso.

Dificultad

La parte más difícil es obtener la melsa de la sepia, pero también puedes hacerlo sin ella.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 2 cebollas medianas, picadas
  • 2 sepias pequeñas (unos 400 g ya limpias) con su melsa y tintero
  • 2 tomates rallados
  • 1 diente de ajo
  • 1,25 l de caldo de pescado o marisco
  • 360 g de arroz redondo
  • Aceite de oliva
  • La sal
  • 8 vieiras
  • Ralladura de lima (opcional)

preparación

  1. Pelar y picar las cebollas y sofreírlas en una paellera a fuego medio con un chorrito de aceite, hasta que estén completamente deshidratadas y ligeramente doradas (conviene vigilar y remover la salsa con frecuencia).
  2. Agrega el ajo finamente picado cuando las cebollas estén casi cocidas para que no se quemen. Agrega el tomate y cocina a fuego medio hasta que la salsa esté dorada y muy seca.
  3. Cortar los paquetes de tinta de calamar a lo largo con unas tijeras, ponerlo en un vaso y remover con un tenedor para soltarlo. Filtrar y devolver el caldo con el resto. Calentar el caldo para que al verterlo sobre el arroz esté hirviendo.
  4. Agrega la sepia pequeña y, si es necesario, un poco más de aceite. También agregue el contenido de la bolsa Melsa. Sube el fuego y dora, dando vuelta durante dos o tres minutos.
  5. Agrega el arroz y la perla hasta que estén transparentes. Extiéndalo sobre la paella y vierta todo el caldo de una vez. Revuelva una vez y cocine durante 15 minutos a fuego medio; después de la 1 p.m., coloque las vieiras encima, coloque cinco más y sirva si lo desea con un poco de ralladura de lima para refrescar y dar sabor.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con el hashtag #RecetasComidista. Y si las cosas salen mal, presenta una queja ante el Mediador Jefe enviando un correo electrónico a defensoracomidista@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *