BBVA gana 1.911 millones hasta junio gracias a una caída de las provisiones tras superar la crisis pandémica | Economía

BBVA gana 1.911 millones hasta junio gracias a una caída de las provisiones tras superar la crisis pandémica |  Economía
Carlos Torres, presidente de BBVA
Carlos Torres, presidente de BBVA

El Grupo BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 1.911 millones hasta junio, que contrasta con las pérdidas de 1.157 millones del primer semestre de 2020 por las provisiones necesarias para cubrir el deterioro de la filial americana (2.084 millones de euros) y los problemas de la crisis económica . Todos los márgenes de la cuenta de resultados de la entidad que preside Carlos Torres muestran descensos por la depreciación de las monedas de Latinoamérica y Turquía. La disminución del 60% de las provisiones debido a la mejora económica es el motor de los resultados del semestre. La entidad cobra $ 696 millones «por costos de reestructuración», que incluyen despidos de 2.935 empleados, así como el cierre de 480 oficinas.

BBVA también informa que el 1 de junio finalizó la venta del 100% del capital de BBVA USA a PNC (The PNC Financial Services Group) con un ingreso fiscal neto de 582 millones de euros. “Tras el cierre de esta venta, el grupo mantiene una sólida posición de capital, con un ratio CET 1 completamente cargado « (máxima calidad) «desde el 14,17% de junio». BBVA anuncia que el próximo 18 de noviembre mantendrá una reunión con inversores «para compartir los detalles de su estrategia y sus objetivos» que, como ha comentado en varias ocasiones, supondrá la recompra de acciones propias y la vuelta a la distribución de las dividendo.

Dividendo hasta el 40% en abril

En la nota de resultados, BBVA indica que pretende «volver a partir del 30 de septiembre a su política de retribución al accionista consistente en distribuir anualmente entre el 35% y el 40% de los beneficios obtenidos cada año íntegramente en efectivo a través de dos repartos (previstos en octubre y abril y sujeto a las aprobaciones pertinentes) ”. El Banco Central Europeo (BCE) vetó la distribución de dividendos al inicio de la crisis económica para que las entidades tuvieran más capital para mantener su capacidad de otorgar préstamos.

Más información

La entidad comenta que «ha comenzado a dar los pasos necesarios para el proceso de recompra» y tiene previsto iniciar el programa «en el último trimestre del año, una vez obtenida la aprobación del supervisor». El porcentaje final que adquiera dependerá de factores como el precio de cotización de BBVA. Su ratio CET 1 1 proforma «totalmente cargado», incluido el mencionado plan de recompra de acciones, se reduciría al 12,89%.

Onur Genç, consejero delegado de BBVA, comenta en la nota de prensa que “los resultados han evolucionado de forma muy positiva. Nuestro resultado atribuible recurrente alcanzó los 1.294 millones de euros, superando los niveles prepandémicos, gracias a la excelente evolución del margen neto. Seguimos avanzando a buen ritmo en áreas clave de nuestra estrategia: hemos duplicado nuestro compromiso con la sostenibilidad y hemos alcanzado un récord histórico en la captación de clientes a través de los canales digitales ”.

Ahorro de costes por ERE

En cuanto al plan de reestructuración en España, BBVA estima que supondrá un ahorro de costes de unos 250 millones de euros brutos anuales a partir de 2022 “de los que unos 220 corresponden a costes de personal. En 2021, el ahorro estimado rondará los 65 millones antes de impuestos ”. Precisa que el coste antes de impuestos es de 754 millones de euros por el despido colectivo y 240 millones de euros por el cierre de las oficinas.

El banco subraya que si excluimos los “impactos no recurrentes (la actividad del Grupo en Estados Unidos hasta la finalización de su venta a PNC y los costes de la reestructuración en España), el resultado imputable al grupo al primer semestre de 2021 alcanzó los 2.327 millones entre enero y junio de 2021 ″. Esta cifra es un 146% superior a la correspondiente al primer semestre de 2020 y un 183% superior sin tener en cuenta la depreciación de las monedas.

La entidad atribuye este resultado «a la solidez de los ingresos, en particular los propios de la actividad bancaria (margen de intereses y comisiones) ya la disminución de la depreciación respecto al primer semestre de 2020».