CaixaBank reduce los despidos a 6.750 personas a falta de horas para cerrar las negociaciones del ERE | Economía

CaixaBank reduce los despidos a 6.750 personas a falta de horas para cerrar las negociaciones del ERE |  Economía
Manifestación de empleados contra el CaixaBank ERE este martes en Valencia.BIEL ALIÑO / EFE

Muchos ojos están puestos en la negociación del ERE de CaixaBank. Entre ellos, los del gobierno, que por boca de su vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, exigieron un acuerdo sindical en la negociación del expediente, el más importante del banco y uno de los más numerosos del sector empresarial español. . El Estado posee el 16% del capital del banco debido a su antigua participación mayoritaria en Bankia, que se fusionó con la entidad catalana.

La dirección de CaixaBank presentó este martes a los sindicatos una nueva propuesta que redujo el número de personas afectadas por el ERA a 6.750. De esta cifra, 686 se retienen para deslocalizaciones en filiales del grupo CaixaBank, mientras que el resto corresponde a descensos en la estimación de superávit. Esto representa una reducción de 1.541 trabajadores de los 8.291 puestos de trabajo que se eliminarían inicialmente. La caída es del 18,6%, inferior a la de BBVA, que se acerca al 30% de la cifra inicialmente presentada.

Más información

La compañía también ha propuesto medidas de movilidad geográfica y funcional para que las salidas se produzcan, siempre que sea posible, maximizando el voluntariado. Se trata de una nueva oferta cuando en teoría quedan horas para cerrar la negociación, que debería realizarse antes de la medianoche. Sin embargo, la falta de acuerdo sugiere que podría «detener el reloj» y mantener las conversaciones hasta el amanecer.

El objetivo sindical: 6.300 despidos

Los sindicatos no han respondido a la propuesta del banco, pero quieren que la reducción de despidos alcance los 6.300 empleados. Mientras tanto, cuentan el éxito de la huelga del martes. Fuentes sindicales de CaixaBank aseguran que la huelga ha provocado el cierre de más del 90% de las oficinas y una caída de la actividad de más del 95%. La empresa no dio sus cifras de incidencia. Además de mantener cerradas sucursales, miles de trabajadores se han manifestado en las calles contra el ERE y reclaman que todas las salidas sean voluntarias. Según la UGT, en muchas comunidades autónomas los cierres de oficinas llegan al 100%.

Las diferencias entre la propuesta de la entidad y los objetivos que quieren conseguir los sindicatos se refieren a las salidas por cuotas, en particular por provincias, que CaixaBank quiere conseguir, y que los sindicatos temen que provoquen despidos forzosos.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri conoce momentos de angustia. El pasado 22 de junio tuvo lugar la primera huelga en CaixaBank en los 117 años que lleva la entidad que creó el banco. Y en una semana vivió su segundo paro, también con una mayoría que paralizó su actividad.

Construye el rompecabezas de modelos por provincia

Los sindicatos han roto con una forma tradicional de negociar con más calma porque no están dispuestos a aceptar salidas forzadas. El banco quiere aligerar determinadas regiones donde está muy presente porque Bankia y CaixaBank ya estaban muy presentes antes de la fusión. Es el caso de Baleares, territorio de origen del banco catalán, al que se suma la gran presencia de Sa Nostra, el banco integrado en Bankia.

El nuevo banco también está muy presente en Andalucía y cuenta con elevadas cifras de despidos que podrían derivar en salidas forzosas. Fuentes de la entidad señalan que la falta de movilidad de una región a otra, o de una provincia a otra, dificulta la organización del diseño equilibrado de la plantilla y temen que muchos trabajadores no abandonen zonas donde no hay suficiente, mientras mantiene el superávit en otras áreas.

La distancia es tan grande que los sindicatos dicen que podrían impugnar la ERA si CaixaBank finalmente no acepta incluir el voluntariado en las salidas previstas de los empleados, para los que ya se han puesto en contacto con abogados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *