Casado establece nuevas condiciones para la renovación del poder judicial y pide que se apruebe con anticipación la reforma del sistema de elección de jueces | España

Casado establece nuevas condiciones para la renovación del poder judicial y pide que se apruebe con anticipación la reforma del sistema de elección de jueces |  España

Pablo Casado endurece sus condiciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo mandato ha expirado hace más de mil días. El discurso del presidente del órgano de gobierno de jueces y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, en la apertura del tribunal judicial ayer pidiendo un acuerdo no afectó al PP y el líder popular no solo mantiene sus demandas, sino que también va arriba La apuesta. El líder de la oposición insiste en que se debe cambiar el método de elección de los miembros del CGPJ para que los jueces elijan a 12 de los 20 miembros durante la próxima renovación, que debe hacerse en cinco años. Casado acepta renovar ahora con el sistema actual, pero su nueva condición es que la ley que cambia la modalidad de elección para renovarla en cinco años se apruebe ahora, antes de acordar con el PSOE una nueva concejalía. “Si antes de la renovación aprobamos esta ley, habremos resuelto el problema para siempre. ¿Y por qué queremos hacerlo antes de la reforma? Porque ya no confiamos en el Gobierno ”. El acuerdo retrocede nuevamente. El ejecutivo respondió acusando la actitud del líder del PP. «Es una insubordinación de la Constitución», se quejó Felipe Sicilia, portavoz adjunto del PSOE en el Congreso.

Casado advierte, por tanto, que lo que él mismo acordó con el PSOE en marzo de este año ya no le sirve, ya que las dos partes estaban a punto de llegar a un acuerdo que acabó por estallar. Entonces, el PP y el PSOE habían acordado, según el relato del líder del PP, la creación de una subcomisión parlamentaria para estudiar el cambio del modo de elección de los diputados. Este subcomité ya no es suficiente para el PP, que pide abordar directamente una modificación de la ley orgánica que enmarca el proceso antes de renovarlo. «Ya no admitimos a este subcomité, porque en tres ocasiones rompieron su palabra y rompieron las negociaciones», justificó Casado. “El CGPJ se puede renovar hoy. La única condición que podemos es que los jueces elijan a los jueces ”, insistió durante un desayuno informativo en Madrid.

El líder del PP pide más garantías de que se modificará la ley. No utiliza un compromiso por escrito del Gobierno, ni un acuerdo para estudiar el cambio de modelo en el Parlamento. Ahora, asegura haber «aprobado la ley antes» de votar a favor de los nuevos concejales, según fuentes de su entorno. Esta nueva ley no sería retroactiva, por lo que el CGPJ en adelante se renovaría con el modelo actual, pero Casado aseguraría que la próxima renovación del Poder Judicial, que prevé la Constitución por cinco años, ya se da con el nuevo modelo. , de los cuales 12 de los 20 miembros serían elegidos directamente por los propios jueces.

Si el PSOE acepta cambiar la ley y comienza el proceso legislativo, entonces el PP abriría la negociación sobre los nombres de los miembros en paralelo, pero no votaría a su favor hasta que se apruebe la ley que cambió el modelo, insisten las fuentes. la dirección del PP al más alto nivel. Esta nueva condición del PP parece eliminar aún más la posibilidad de un acuerdo, a pesar de que el principal partido de la oposición ha visto un «cambio de tono» más favorable por parte del gobierno en las últimas horas, según fuentes de la cúpula popular.

La brecha entre el gobierno y el PP está principalmente en el tiempo. El Ejecutivo no se acerca a un cambio en la modalidad de elección, pero no quiere hacerlo ahora, pero se compromete a renovar primero el CGPJ con el sistema actual y estudiarlo con tranquilidad. La ministra de Justicia, Pilar Llop, ya había adelantado este verano, en una entrevista a EL PAÍS, su deseo de estudiar alternativas a la elección del Consejo, pero tras haber fijado previamente el boicot actual, que atribuía únicamente en interés de el PP. Este lunes concedió que cuando se supere esta situación irregular se podrá abrir un debate «con total transparencia» y ante los Tribunales sobre otros modelos: la madurez democrática. El PP, sin embargo, quiere hacer ambas cosas a la vez.

El motivo de la posición del PP es que siente presión de Vox y Casado no quiere ser acusado de un arreglo de los jueces con el PSOE. Fuentes cercanas a Casado indican que está dispuesto a asumir la “usura” de un acuerdo con el actual CGPJ con los socialistas, pero hasta cierto punto. Por eso quiere vender a su electorado -y al de Vox- que, aunque está de acuerdo con el PSOE, consiguió ponerlo en marcha al mismo tiempo que el próximo CGPJ será elegido por los propios jueces -aún sin intervención parlamentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *