Casi un millón de multas en alerta permanecen bloqueadas, sin cobrar y podrían anularse o vencer.

Casi un millón de multas en alerta permanecen bloqueadas, sin cobrar y podrían anularse o vencer.

Durante el casi 100 dias duró el primer estado de alerta, las fuerzas y órganos de seguridad del Estado impusieron más de un millón de multas a los ciudadanos por violar las restricciones contra el coronavirus, con una sanción de entre 600 y 30.000 euros según la gravedad. Diez meses después, el gobierno confirma que han sido tratados o han comenzado a tratar 20% de penalizaciones. Por otro lado, no hay mucha información sobre el paradero del 80% restante, que depende de otras administraciones. Además, nadie está especificando si los que no se atienden caducarán y por tanto terminan siendo cancelados, como advierten los abogados que muchos de ellos pueden no ser válidos.

Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por 20 minutos solo tienen prueba de que el número total de sanciones propuestas impuestas entre el 14 de marzo y el 21 de junio era 1142127. Las mismas fuentes afirman que no tienen más datos, ya que la tramitación de sanciones no es de su responsabilidad, sino que recae en dos administraciones distintas de la cartera de Fernando Grande-Marlaska: delegaciones gubernamentales en el caso de los impuestos por desobediencia a la autoridad, y autonomías y municipios, los que han sido colocados por no cumplir con la ley de salud.

En el caso de las delegaciones de gobierno, procesaron el 20% del total. Según respuesta parlamentaria del Ministerio de Política Territorial y Función Pública a EH Bildu, de fecha 24 de marzo de 2021, 67.292 están en curso y 161.702 ya se han completado. lo que representa una cantidad de 228994.

Según el documento al que tuvo acceso 20 minutos, Andalucía es la comunidad autónoma que más propuestas de sanciones tramita o que ya ha finalizado la tramitación, con casi 60.000. Les siguen en el ranking Canarias, con 34.828, y Castilla y León, con 24.732. Lo mismo hizo la delegación del Gobierno de Madrid con 5.614 propuestas de sanciones, todas las cuales llegaron. «La delegación tiene todo actualizado y tratarlo de manera oportunaAgregan las fuentes del cuerpo que ahora encabeza la socialista Mercedes González.

La duda, por tanto, se refiere al punto de la vía administrativa donde se encuentran 913.133 otras propuestas de sanciones. Este diario se puso en contacto con cada una de las comunidades autónomas para conocer en qué etapa se está llevando a cabo la tramitación de estas sanciones, pero solo tres respondieron. La Comunidad de Madrid indica que las sanciones por el primer estado de alerta las impusieron los ayuntamientos y que siguen tratándose de ellas, aunque no aportan datos concretos. El Gobierno de Navarra, por su parte, afirma haber impuesto 3.565 sanciones, sin indicar, sin embargo, de cuántas se ha ocupado. Por último, La Rioja se refiere a una web que solo da datos para ese mes de abril.

Cancelación, posible fin de las sanciones

Todas las multas impuestas en el primer estado de alarma corren el riesgo, además, de no ser legalmente válido, tal y como defiende el presidente de la Sección de Derecho Administrativo del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Alberto Dorrego.

«Hay un problema importante que es la falta de tipicidad de las sanciones que se impusieron al primer estado de alarma», explica. En conversación con este diario, Dorrego advierte que muchas sanciones «no estaban bien definidos«Porque algunas suposiciones no pueden considerarse una desobediencia a la autoridad o una violación de la ley de salud». Tuve el caso de un hombre que fue multado por promover al perro más de lo que podía, no es desobediencia a la autoridad y falta no encaja en el marco de la Ley de Salud Pública de 2011 ”, tiene un impacto. Todo esto, además de algunos tribunales ya han anulado algunas sanciones por este conflicto legal. Este problema, explica el abogado, se resolvió con el decreto Nueva Normal, tras finalizar el primer estado de alerta.

Dorrego también advierte contra el problema de la competencia de procesamiento. “Aún cuando podemos entender que las multas están justificadas, el trámite está organizado de otra manera y las autonomías no están preparadas para enfrentar este número de sanciones”, concluye este abogado, sin poder responder. por el caos legal, si esta demora puede implicar la prescripción de propuestas de sanción.

Y es que, tanto la Ley de Seguridad Ciudadana, que sanciona la desobediencia a la autoridad, como la Ley de Salud Pública de 2011 contienen en sus artículos como sanciones ya no son válidas un año después de su imposición. Sin embargo, en estado de alerta, se suspendieron los plazos administrativos, por lo que esta línea puede haberse difuminado. Tampoco las administraciones han aclarado este punto.

«Muchas multas pueden expirar»

Por su parte, Marcador de posición de Carlos Morales, portavoz del sindicato policial del SUP, asegura que «muchas de estas sanciones están autorizadas a expirar, aunque otras siguen su curso». Sobre todo, el más grave. En el primer estado de alarma, la policía nacional llegó a imponer hasta 10.000 propuestas de sanción por día. Este elevado volumen de trabajo es una de las causas, según explica, del retraso en la tramitación de las multas y del hecho de que algunas de ellas queden sin cobrar, lo que da por sentado. “Las delegaciones de gobierno estaban saturadas, al igual que muchos municipios y autonomías”, dice.

Del gremio que representa, expone, entienden la saturación de administraciones, pero critica que «hubo tiempo para resolver el problema“Con, por ejemplo, la contratación de personal temporal. Y es que, si se abandonan muchas propuestas”, dice, “se puede crear un estado de motivación negativa entre la policía.

Multas, entre 600 y 30.000 euros

Las multas por infringir alguna de las restricciones amparadas por el estado de alarma oscilan entre los 600 y los 600.000 euros y se dividen en leves, graves y muy graves:

– Infracciones leves: Superar en un 50% la capacidad en comercios y hoteles, realizar reuniones de más de 6 personas o romper el cierre nocturno de las 22:00 horas en los establecimientos, excepto servicios esenciales. La multa sería de entre 600 y 3.000 euros. Las administraciones consideran que este tipo de infracción puede producir hasta 15 infecciones.

-Infracciones graves: Entrar o salir de un área restringida sin una razón válida se considera un delito grave. Esto tiene una sanción cuyo importe varía entre los 3.000 y los 15.000 euros. El monto de la sanción alcanza estos montos porque se considera grave ya que puede provocar contagios entre 16 y 150 personas.

-Infracciones muy graves: Estos son los que pueden contagiar a más de 150 personas, como ir a una fiesta. El rango de multa para este tipo de actuaciones estaría entre los 15.000 y los 600.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *