‘Castigado’ sin ser diputado hasta superar el coronavirus | Madrid

'Castigado' sin ser diputado hasta superar el coronavirus |  Madrid
La Asamblea de Madrid en pleno el 8 de julio.Javier Lizon / EFE

Estalla una batalla burocrática en la Asamblea de Madrid cuando Ignacio Catalá siente la picadura del coronavirus. La dimisión de Carlos Novillo, nombrado viceministro del Interior por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso, le otorga el derecho a pertenecer al PP. Para ello, debe asumir sus funciones en el pleno del parlamento regional y prestar juramento o promesa del cargo. Pero está infectado. Y aislado. ¿Cómo resolverlo? El PP y el PSOE coinciden para explorar la posibilidad de convertirse en diputado por vía electrónica. Más Madrid, Podemos y Vox se niegan. Y esto desata un conflicto que promete arder durante los dos años de legislatura: «Tomamos nota de ello», oímos decir a Alfonso Serrano (PP) este martes durante la reunión de portavoces.

Rocío Monasterio (izquierda) felicita a Isabel Díaz Ayuso tras ser investida presidenta de la Comunidad de Madrid.

Vox evita que Assembly investigue muerte en residencias

“Fue muy feo no dejarlo asumir el cargo la semana pasada de forma telemática. Y es un precedente muy peligroso ”, lamenta una fuente del partido conservador, que no pudo imponer su mayoría en la Mesa porque prefirió buscar la unanimidad ante la excepcional situación. “¡La contención es obligatoria! Y así, a causa del coronavirus, se puede restringir un derecho fundamental, como el de un diputado a votar. ¿Y si el juego de la mayoría hiciera que esta votación fuera decisiva? La mayoría está perturbada. Por eso, desde el punto de vista del PP, sienta un precedente en cuanto a la aplicación de la cortesía parlamentaria ”.

“No existe una vía regulatoria para que esto se haga en línea. De hecho, ningún grupo ha propuesto una opción o una forma de hacerlo por vía electrónica ”, oponen a Más Madrid.

El reglamento de la Asamblea, al que se adhieren Más Madrid, Podemos y Vox, establece que es necesario “prestar, durante el primer pleno al que asistieron, una promesa o juramento de respeto a la Constitución española y al Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid. ”. Un requisito de presencia que Catalá no pudo cumplir en cuarentena total. Lo mismo le sucedió a la diputada Alicia Rubio (Vox) en pleno, sin embargo con una diferencia: en esta sesión, la votación fue en apelación (los diputados lo depositan uno a uno, y personalmente, en las urnas, para que ‘ es secreto), por lo que nada se habría resuelto electrónicamente.

Cortesía parlamentaria

«Pero, ¿qué normativa se ha preparado para la pandemia?», Pregunta un interlocutor del PSOE. “¿Qué tenía que hacer la persona afectada? ¿Vienes con PPE disfrazado de marciano? ¡Sería muy fuerte! Abandonar ? », Se desarrolla. Y señala: “Había razones para explorar soluciones por cortesía parlamentaria. Ante una situación extraordinaria, soluciones extraordinarias ”.

Abundan los ejemplos de que la Asamblea se ha adaptado a la emergencia sanitaria sin requerir una motivación muy detallada en las normas que la rigen.

En primer lugar, la Cámara permaneció cerrada durante casi dos meses, sin que la oposición pudiera controlar al Gobierno. Luego abrió con un desastroso pleno telemático, el primero de su historia, suspendido por problemas técnicos cuando ya había comenzado. Posteriormente, se decidió realizar reuniones presenciales para que el gobierno pudiera ser auditado, pero con capacidad reducida, y un sistema de votación ponderada que refleje la mayoría de la Cámara sin que tengan que asistir todos los diputados. Las mamparas de plástico que separaban a sus señorías terminaron siendo tan normales como las máscaras que aún llevan. Pero todos estos cambios no han facilitado que Catalá sea ahora un diputado en línea.

La primera chispa del conflicto salta en la mesa celebrada el 5 de julio, cuando todas las partes muestran sus cartas.

“El Exma. Señora presidenta [María Eugenia Carballedo, del PP] propone trasladarlo al Colegio de Portavoces, para que, de ser necesario, se valore la solicitud y el diputado pueda tomar posesión a distancia ”, leemos en el acta correspondiente a la solicitud de Catalá, que solicita tomar posesión por vía electrónica. «El Ilmo. Sr. Segundo Vicepresidente [Ignacio Arias, de Vox] al contrario, se manifiesta ”, continúa. «El Ilmo. Sr. Segundo Secretario [Diego Cruz, del PSOE] está de acuerdo con la búsqueda de una solución adecuada e integral a la situación, que es extraordinaria, para que el diputado pueda asumir el cargo lo antes posible ”, agrega. «Ilma. Sra. Tercera Vicepresidenta [Esther Rodríguez, de Más Madrid] se compromete a trasladarlo al Colegio de Portavoces ”.

Pero en la reunión del portavoz del día siguiente, con Serrano ausente debido al contacto cercano con un coronavirus positivo, la iniciativa no está prosperando. Ahora el problema se ha resuelto por sí solo: Catalá ya ha dado negativo, y la agenda del pleno del jueves dice que el cónclave comenzará con su juramento o compromiso como diputado. En persona, por supuesto.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *