Castillo y Fujimori cierran campaña más polarizada en décadas en Perú

Castillo y Fujimori cierran campaña más polarizada en décadas en Perú

Con promesas de un cambio de sistema o «salvar» al país del «comunismo», Además de derrotar la pandemia del covid-19, los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori han cerrado su campaña electoral para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que tendrá lugar este domingo en Perú.

El izquierdista Castillo y el diestro Fujimori actuaron este jueves reuniones masivas respectivamente en la céntrica plaza Dos de Mayo y en el barrio de Villa El Salvador, a pesar de que tanto el gobierno como el municipio de Lima recordaron que concentraciones prohibidas debido a la emergencia sanitaria.

Sin que las autoridades intervinieran para evitarlo, estos mítines fueron la culminación de una de las campañas más polarizadas de las últimas décadas en un país enfrentado a propuestas para cambio económico y político o defensa del «modelo» neoliberal que ha prevalecido en el Perú durante tres décadas.

En las elecciones del domingo, todos los pronósticos indican que serán luchó «para votar para votar», El soberano que sucederá interino a Francisco Sagasti será elegido a partir del 28 de julio, bicentenario de la independencia peruana.

Castillo pide un cambio

Durante un mitin de clausura masivo, y rodeado por el clamor de sus partidarios, Castillo afirmó que en Perú «Ha llegado el momento de no mirar las ideologías, ni el color de la piel «para» precisar el grito del pueblo «por un gobierno que recupere» las riquezas de tener un país industrializado y próspero «.

El candidato del partido de extrema izquierda Perú Libre se dirigió a sus partidarios desde el balcón de la sede de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la federación sindical más grande del país, para decirles que espera que «el clamor del pueblo a unas horas de aquí «.

Pedro Castillo se dirige a sus seguidores al cierre de su campaña electoral, en la Plaza Dos de Mayo de Lima.
TRINGER / EFE

Castillo aseguró que si ganaba las elecciones sería «un gobierno del pueblo para defender al pueblo» y reiteró propuestas como «recuperar» el gas natural del campo Camisea y «convocar una Asamblea Nacional Constituyente» para enmendar la Constitución de 1993, promulgada bajo el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), padre de Keiko.

Castillo, sin embargo, destacó que respetará la Constitución vigente «hasta que el pueblo lo decida» y luego pidió «paz» al pueblo y a los empresarios peruanos. Rechazar las acusaciones de que afirman que es “comunista”, “chavista” y quiere “robar” la propiedad privada.

También reiteró su compromiso de asegurar que todos los peruanos mayores de 18 años sean vacunado contra el covid-19 el 31 de diciembre y trabajar para reactivar la economía nacional, muy afectada por la pandemia.

Fujimori y la lucha contra el «comunismo»

En Villa El Salvador, en el sur de la capital peruana, jugó Keiko Fujimori otra reunión masiva en el que pide a sus compatriotas que apoyen su candidatura para «salvar al Perú del comunismo».

Acompañado de personajes como Álvaro Vargas Llosa, hijo del premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien hasta hace unas semanas era su más feroz enemigo, el candidato del partido de derecha Fuerza Popular apoyó la idea que ha blandido a lo largo de la campaña de que votar no es para ella, pero para el «futuro» del país.

Fujimori también ratificó varias de sus propuestas de campaña, dirigidas a Perú para lograr «un cambio, pero no hacia atrás, sino hacia adelante» y dijo que promoverá el control del covid-19, construirá nuevos puestos médicos y hospitales, abrirá un centenar de fábricas de oxígeno. e iniciar un Campaña de vacunación masiva.

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori, durante el cierre de su campaña electoral en el barrio de Villa El Salvador, en Lima.
Keiko Fujimori, durante el cierre de su campaña electoral en el barrio de Villa El Salvador, en Lima.
JOHN REYES / EFE

Además, Fujimori reiteró que promoverá la apertura de pymes con exenciones fiscales y el requisito de licencias de funcionamiento, Se buscará la construcción de la «formalidad» y que la hacienda peruana dejará de perseguir «abusivamente» a los empresarios.

El candidato, que niega que sus muchas propuestas de gasto sean populistas y asegura que cuentan con la debida financiación, habló de dar créditos por unos 2.500 millones de dólares para los pequeños negocios e insistió en la entrega de un bono de 2.500 dólares a cada una de las más de 185.000 familias con víctimas mortales de la covid en el país.

Con estas concentraciones masivas, donde no se han cumplido los estándares mínimos de seguridad sanitaria ante la pandemia, los dos candidatos han cerrado sus campañas hacia la votación, en la que participarán. más de 25,2 millones de peruanos para elegir a su presidente para el período 2021-2026.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *