Clara Sánchez: «Es obvio que hay brecha de género en RAE»

Clara Sánchez: "Es obvio que hay brecha de género en RAE"

“Había algo tenso en la atmósfera, una callejón sin salida. Una carta de amor que no llega, un rayo a punto de romperse, un rayo a punto de estallar. La escritora Clara Sánchez aborda en su última novela, Infierno en el paraíso (Planeta), la desaparición de Amina, una princesa saudí, y el oscuro camino que recorre otra joven, Sonia, por el lujoso entorno de la Costa del Sol.

¿Por qué decidió lidiar con este problema? Durante mucho tiempo, había habido dos fascinaciones en mi cabeza sobre las que quería escribir. La primera fue la presencia de la familia saudí en Marbella, donde tienen un palacio impresionante. Supuso una enorme afluencia de dinero: había lujo y, sobre todo, despilfarro. Es como si un mundo exótico y más oscuro entrara en un lugar diáfano de luz, alegría y cortos. En un espacio pequeño, es posible que vea una mezcla fascinante. De un lado estaba la gente de la calle y, del otro, los que viven en abundancia en un mundo de poder.


Clara sanchez

  • Escritor, filólogo y especialista en cine.

Clara Sánchez nació en Guadalajara (Castilla-La Mancha) en 1955. En su carrera literaria ha recibido premios como Alfagura de novela (2000), Nadal (2010) y Planeta (2013). Amante del cine, trabajó durante cinco años en Qué grande es el cine! (TVE). Antes de dedicarse de lleno a la escritura, fue profesora de Literatura en la UNED y, más tarde, en un instituto de Madrid.

La segunda fascinación surge del drama de las princesas árabes que intentan escapar de sus amos porque no tienen libertad. Viven a toda velocidad y con lujo, pero no pueden disfrutar de nada. En el verano de 2000, noté un informe que hablaba de Sheikha Latifa, Princesa de los Emiratos e hija del Emir de Dubai. [Mohammed bin Rashid al Maktoum], que quería ayudar a su hermana Shamsa a escapar. Me quedé con esta noticia, con esa cara, y comencé a notar y a interesarme por todo este montón de princesas, mujeres ricas que querían escapar de su jaula de oro.

¿Son muchos? Sí, digamos que la prensa occidental junta estas historias con pequeñas fotos y pequeños informes sobre cómo estas chicas consiguieron el supuesto capricho de salir de casa. Pero ellos, en realidad, lo que buscan es huir a un mundo de libertad. El infierno es la vida real de estas mujeres.

¿Cuántos hechos y ficción hay en la historia? ¿Infierno en el cielo? Me documenté con todo lo que tenía a mano, porque hay lugares donde es muy difícil entrar. Si vas a Dubai te puede pasar cualquier cosa. Hay lugares donde hay una falta de libertad y democracia occidental que le impide investigar fuera de nuestras fronteras. Pero el poder de la literatura es que donde no caben las cámaras o un reportero, puede entrar una novela. Hay una base muy real en mi libro, un 80% de realidad y un 20% de imaginación. Digamos que es como poner una historia sobre Mil y una noche en todos los días de la vida.

Escritora Clara Sánchez.
Escritora Clara Sánchez.
MUROS DE JORGE

Sus novelas generalmente giran en torno al concepto de libertad. ¿Porque? Sí, porque se nos llena la boca cuando hablamos de ello, pero la libertad implica tomar decisiones, conlleva riesgos. La libertad es muy difícil y por eso nos marea. En nuestro día a día, cuando lo tenemos frente a nuestros ojos, tenemos miedo de aprovecharlo: tenemos miedo de quitarnos la máscara, de dejar nuestro trabajo aunque estemos muy quemados … Siempre nos preguntamos: ¿Y ahora qué? Y luego no hacemos nada.

Al igual que Sonia, la mayoría de las protagonistas de sus libros son mujeres de entre 20 y 30 años. ¿Qué te atrae de este perfil? Esa es una gran pregunta, porque yo también lo pensé, aunque de una manera más intuitiva. Resulta que durante este tiempo tuve que tomar las decisiones más importantes de mi vida. Ya no era una niña o una adolescente, sino una mujer con todo su futuro por delante. En estas edades cruciales, sentimos mucha presión porque tenemos que madurar rápidamente. Muchas veces pienso en las cargas, los sueños y las decepciones que experimenté cuando era joven.

«La libertad es muy difícil, y por eso nos marea disfrutarla»

Hasta la fecha, ha publicado 14 novelas. ¿Cuál es tu relación con las palabras? Nunca los veo de la misma manera. Siempre me he esforzado por lograr la mayor naturalidad a través de una investigación fascinante. ¿Conoceis? No quiero escribir con un diccionario al lado, sino que las palabras salgan de mi experiencia y de la psicología del personaje. No busco adornos o conceptos demasiado bonitos. No quiero que mis palabras brillen, sino que se expresen.

Este año, la letra ‘i’ de la RAE la ocupó Paloma Díaz-Más, en sustitución de la fallecida Margarita Salas. Es la octava mujer activa de 46 académicos con vacantes de por vida. ¿Existe una brecha de género en la institución? Obviamente los números lo dicen, pero para algunos seguramente se verán como muchas mujeres. ¿Tenemos menos talento? ¿Somos menos intelectuales? ¿Contribuimos menos? La academia debe reflejar la realidad. Cuando entra una mujer, la aplaudo y estoy muy feliz. De hecho, estoy seguro de que los que entran tienen un nivel muy alto porque de lo contrario no estarían allí.

Escritora Clara Sánchez.
Escritora Clara Sánchez.
MUROS DE JORGE

«Es obvio que existe una brecha de género en la RAE»

De hecho, Díaz-Más dijo en una reciente entrevista que «si la vida cambia, la literatura cambia». ¿Coincide? Sí, me parece que lo que dice es muy apropiado. La literatura sigue el ritmo de la vida, lo refleja. Lo que está pasando es que la literatura, además de cambiar, debe entablar un discurso poético con la sociedad. Es decir, no debería ser solo un reflejo. He leído novelas de hace 200 años y pueden parecerme actuales. ¿Porque? Porque hubo un robo más allá de lo que estaba pasando.

Tienes un premio Planeta, una Alfaguara y un Nadal, entre otros. ¿Tiene inseguridades en el campo de la literatura? He sido, soy y seguiré siendo. La inseguridad es la salsa de mi vida. Me dan ganas de aprender y admirar a los demás. Y me encanta. No me importa probar mis debilidades. Me agota pensar en aquellos que pasan por la vida pisando fuerte con tanta fuerza. No les creo.

«Me agota pensar en aquellos que pasan por la vida pisando fuerte. No les creo».

Porque hay miedos que no se curan con una recompensa, ¿verdad? Por supuesto, cuando escribes una novela pones tu sabiduría en ella, pero detrás de sus páginas siempre hay una personalidad creativa. Los novelistas trabajan mucho con nuestras inseguridades, y yo también trato siempre de tener cuidado con las pequeñas cosas.

Estudió filología hispánica y trabajó como profesora durante años. ¿Volverás a la docencia? Mira, cuando estoy en la feria del libro de Madrid, siempre hay alumnos que se acuerdan de mí. Algunos incluso me dicen que todavía usan mis notas. Y eso me suena maravilloso porque, a decir verdad, me encantaba enseñar. Pero tengo que admitir que ahora no podría. Es algo muy laborioso, una tarea que requiere mucho esfuerzo para compatibilizarla con la escritura.

Dice que se pasa la vida buscando. ¿Qué es lo más hermoso que tus ojos pueden apreciar hoy? Ver gente feliz. Espero con ansias el final de la pandemia para poder ir a la playa y ver a los niños entrar al agua. Quiero ver a la gente tararear, sonreír … Supongo que eso me da fuerzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *