CNMC pide a Aena que no se esconda detrás de pandemia para disparar tasas | Economía

CNMC pide a Aena que no se esconda detrás de pandemia para disparar tasas |  Economía

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cree que Aena no puede esconderse detrás de la pandemia de coronavirus para aumentar las tarifas aeroportuarias y compensar su saldo con las pérdidas ocasionadas por el cierre por covid-19. Por ello, el Concurso no solo reafirma su propuesta de bajar las tasas aeroportuarias en un 0,44% anual entre 2022 y 2026, sino que también estima que esta reducción podría llegar al 0,5% anual, según las últimas previsiones de repunte del mercado. tráfico aéreo, de fuentes bien informadas. del regulador

La CNMC publicó hace dos semanas el informe preceptivo sobre el documento de regulación aeroportuaria (DORA) para los próximos cinco años en el que rechaza el incremento de las tasas aeroportuarias de más del 5% que propone Aena para los próximos cinco años. que deberían reducirse en un “0,44% anual” durante el período.

Y es que el gerente del aeropuerto notificó un incremento oficial del 3,29% para el quinquenio pero añade otros «costes de imprevisibles desarrollos ajenos al control del operador» en cuanto a seguridad de equipajes y control de entrada. Por tanto, según Aena, el regulador debería reconocer estos costes incurridos y autorizar un incremento del 0,52% anual hasta 2025, y del 3,29% en 2026, lo que lleva el incremento que tendrán a más del 5%. el periodo.

Más información

La CNMC defiende su propuesta porque difiere completamente en las previsiones de reanudación del tráfico aéreo, que prevé en 2023 o 2024, respecto a las realizadas por Aena, que no prevé alcanzar los niveles de pasajeros de 2019 (275 millones) que en 2026. Pero incluso admitiendo las cifras de Aena, el regulador estima que con las tasas propuestas de reducción anual del 0,44%, la solvencia financiera de la empresa, mantenida en el 51% por el Estado, no estaría amenazada porque la deuda en ebitda no estaría amenazada. se mantienen en 2,2 en 2026, una mejora con respecto a 2019 que fue de 2,3, informaron las mismas fuentes.

La competencia también está en desacuerdo con la estimación de costos operativos realizada por el administrador del aeropuerto para justificar su alza de precios y aconseja ajustes de eficiencia basados ​​en el tráfico esperado. En cuanto al coste de capital, la Comisión propone una alternativa más acorde a la utilizada en otros países de la Unión Europea y otros sectores regulados, según la cual se determina un coste de capital medio antes de impuestos del 6,02% en lugar de 7, 68 % de Aena.

Edificios comerciales

Las tarifas no son el único problema al que se enfrenta Aena. El gerente tiene una batalla con los inquilinos de su local comercial que comienza a perder en los tribunales. Primero, varios juzgados le han impuesto medidas cautelares para evitar que cobre el alquiler de 2020 que las grandes cadenas comerciales no querían pagar, entendiendo que no tomaron en cuenta la drástica caída de los ingresos por la caída del tráfico aéreo debido a la pandemia. . Ahora ya están llegando al fondo de las cosas y obligando a que los alquileres se adapten al tráfico real de pasajeros, que cayó un 75% en 2020.

En este sentido, el Juzgado de Primera Instancia número 62 de Madrid ha acogido la solicitud del grupo familiar Zea Retail de vincular el pago del alquiler de sus tiendas en los aeropuertos de Aena al tráfico real, sumando así una condena previa de un Tribunal de Primera Instancia. de Palma de Mallorca.

Aeropuerto de El Prat

Además, Aena debe coincidir con la nueva ministra de Transportes, Raquel López, sobre la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat. El nuevo miembro del Gobierno y el Ejecutivo del PSC se mostró muy reacio a afrontar este proyecto por sus consecuencias medioambientales como alcalde del municipio barcelonés de Gavà, afectado por las obras.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, también miembro del PSC, deberá equilibrar la disciplina del partido (se anunció como ministro de Economía en el caso de que Salvador Illa hubiera ascendido a la presidencia de la Generalitat) y los intereses de los accionistas privados de Aena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *