Covid-19: La Fiscalía de las Illes Balears se opone al confinamiento forzoso de estudiantes de la macroepidemia en Mallorca | Sociedad

Covid-19: La Fiscalía de las Illes Balears se opone al confinamiento forzoso de estudiantes de la macroepidemia en Mallorca |  Sociedad

La Fiscalía de Illes Balears se opone al confinamiento forzoso en custodia policial de 235 jóvenes en el hotel Palma Bellver, cerca de varias personas positivas al coronavirus por la macroepidemia de las vacaciones de fin de curso de los estudiantes. Así, la fiscalía rechaza la ratificación de la resolución de la Dirección General de Salud Pública y Participación del Gobierno de las Illes Balears, ordenada el pasado domingo. El Ministerio Público de las Islas ha remitido un informe al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Palma, que deberá pronunciarse sobre la medida este miércoles. La Fiscalía considera en su informe que la condición de “estudiantes en viaje de estudios” es la única que los convierte en sospechosos o contactos de personas que dan positivo por el coronavirus a su regreso a la península. En el hotel Palma Bellver se encuentran confinados este martes 249 jóvenes, 235 de ellos a la fuerza tras la resolución del gobierno de las islas. 64 fueron positivas y 185 negativas. 14 ingresan en el hospital Son Espases de Palma con síntomas leves.

En la madrugada del domingo, la directora general de Salud Pública de las Illes Balears, Maria Antònia Font, dictó una resolución ordenando «el aislamiento forzoso bajo custodia» en Palma Bellver de 235 personas por un período de tiempo. 10 días desde la fecha de la exposición al virus. El texto aludía al informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) de 24 de junio, en el que se establecía que se consideran todas las personas «que han participado o participan en los viajes de graduación a Mallorca y las diversas actividades en torno a ellos». contactos cercanos ”.

Contenido del Artículo

Más información

La resolución se fundamenta en varios artículos de diversas normativas como la Ley General de Salud 14/1986, la Ley Orgánica 3/1986 de 14 de abril de Medidas Especiales de Salud Pública o la Ley 5/2003 de 4 de abril de Salud de las Illes Balears. La medida se acordó después de que el Ministerio de Sanidad revisara los establecimientos hoteleros donde se alojaban los estudiantes y la Guardia Civil comprobara que se había producido un «intento de elusión masiva» de la realización de las pruebas diagnósticas. o aire. Se ha demostrado que tres de ellos tienen éxito.

El artículo 8 de la Ley de Controversias Administrativas faculta a estas jurisdicciones para autorizar o ratificar las medidas adoptadas que las autoridades sanitarias consideren urgentes y necesarias para la salud pública y que impliquen la limitación o restricción de derechos fundamentales. Por ello, este lunes, abogados comunitarios remitieron la resolución al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Palma para ratificar la medida. La solicitud fue enviada a la Fiscalía para emitir un informe, que envió esta mañana, oponiéndose al aislamiento de los jóvenes, al considerar que la resolución de la dirección general de salud pública no está del todo justificada.

“La resolución solo menciona y considera a los jóvenes estudiantes mencionados como sospechosos de contacto general, presuntivo e indeterminado. Es esta condición única de un estudiante en viaje de estudios lo que hace que, para su resolución, sean sospechosos o contactos de personas que dieron positivo a su regreso a la península ”, especifica el fiscal. El Ministerio Público sostiene que es «extraño» que otros colectivos como los trabajadores hoteleros, los trabajadores del ocio o los clientes que han disfrutado de estos hoteles y compartido espacio con ellos no sean considerados sospechosos o contactos.

El informe hace referencia a la falta de especificidad o singularidad de las personas que han estado confinadas y su relación específica o contacto con alguno de los positivos confirmados en las Comunidades Autónomas de origen. «No se sabe en qué hotel residían los positivos, a qué grupo de viaje pertenecían, en qué fechas precisas residían en un determinado hotel y si realmente mantuvieron contacto real o con qué intensidad con las personas concretas cuya contención debe confirmarse». , sostiene el texto.

Otro aspecto mencionado por la Fiscalía es la proporcionalidad de la medida, ya que «sin cuestionar la realidad de la pandemia ni la gravedad de la situación actual» considera que los casos hasta el momento han sido asintomáticos o leves «y no requirió hospitalización «.

Policías en la entrada del hotel Palma Bellver el lunes. ENRIQUE CALVO / Reuters

Como explicó el lunes el director de CCAES, Fernando Simón, lo que sucedió con las fiestas en Mallorca es “el caldo de cultivo perfecto para que estalle una epidemia. Muchos orígenes geográficos con presencia de diferentes variantes y eventos masivos con poco control que pueden generar situaciones de transmisión ”. Aseguró que el Ministerio de Salud estaba monitoreando de cerca esta macroepidemia: “Hemos identificado 5.126 viajeros. Son 470. Hemos detectado 1.167 casos positivos y 4.796 personas están en cuarentena. Esto no tiene un gran impacto en la incidencia global, pero representan un porcentaje del 2,5% de los casos en los últimos 14 días y del 5% de los casos en los últimos siete días ”.

Quejas de los padres

Un grupo de padres de 10 alumnos del IES Góngora de la capital cordobesa que permanecen aislados en Mallorca han presentado una denuncia penal contra la directora general de Sanidad Pública de la comunidad, Maria Antònia Font, y la Consejería de Sanidad de Baleares por retener presuntamente «indebidamente» a sus hijos en el hotel Palma Bellver, a pesar de haber dado negativo por el PCR realizado y no figurar en la lista de personas que deben ser confinadas, según se ha argumentado Diario Córdoba. Este lunes hizo lo propio un grupo de padres de San Fernando (Cádiz), cuyos hijos también están aislados.

179 de los estudiantes aislados en Palma de Mallorca por la macroepidemia de viajes de fin de año proceden de Andalucía. De ellos, 73, la cifra más alta, son de Córdoba, 34 de los cuales han dado positivo. En el territorio de la comunidad, otros 122 estudiantes también dieron positivo en las pruebas de PCR que se realizaron tras su llegada desde las islas, según datos facilitados por el consejero de Sanidad de Andalucía, Jesús Aguirre.

En Mallorca, los padres de varios menores confinados presentaron varias peticiones el lunes por la tarde para habeas corpus en el patio de la guardia de la capital balear. Es un recurso legal que prevé asistencia jurídica de emergencia en caso de detención ilegal o arbitraria y que, cuando es examinado por un juez, permite la liberación inmediata del detenido. El juez de guardia rechazó todas estas solicitudes porque no vio evidencia de detención ilegal. El tribunal aclaró que los jóvenes no están detenidos por cometer delitos, sino que están recluidos por motivos de salud pública.

Con información de Eva saiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *