Cuatro comunidades redujeron su gasto de dependencia en 2020, el primer año de la pandemia | Sociedad

Cuatro comunidades redujeron su gasto de dependencia en 2020, el primer año de la pandemia |  Sociedad
Una mujer ayuda a un hombre adicto a sentarse.
Una mujer ayuda a un hombre adicto a sentarse.Anuncio de Catherine Falls (Getty Images)

Cuatro comunidades redujeron su gasto de dependencia el año pasado. Se trataba de Cantabria, Madrid, Castilla-La Mancha y La Rioja, según datos publicados este lunes por el Colegio de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. En el primer año de la pandemia, 55.487 personas murieron mientras esperaban ser tratadas con el beneficio que se les había reconocido o ser evaluadas para ver si tenían derecho a él. La ley reconoce a estas personas, en situación muy vulnerable, el derecho a ser acompañadas en su vida cotidiana. A pesar de que la normativa obliga a repartir el peso de la financiación al 50% entre el Estado y las autonomías, estas últimas acapararon la mayor parte de la financiación el año pasado: aportaron el 84,4% del gasto (7.517 millones de euros, incluidos los derechos de usuario), frente a 15,6% (1.390 millones) de la Administración General del Estado. En total, 8.907 millones de euros.

La asociación analizó el certificado de gasto de dependencia que las autonomías remitieron al Ministerio de Derechos Sociales. Considerando el gasto total, tanto aportado por las comunidades como por el gobierno, el año pasado hubo un aumento del 3,5% en las inversiones y el porcentaje de personas en dependencia atendidas aumentó en un 2,7%, superando los 1,1 millones. .

En el caso de las cuatro comunidades autónomas cuyo gasto disminuyó, en Cantabria el descenso fue del 4,6% mientras atendieron al 4,4% de los beneficiarios adicionales, y en Castilla-La Mancha la reducción fue del 1,9% y los servicios aumentaron el 0,9%. En Madrid y La Rioja, el descenso también afectó al número de personas atendidas: en el primero, el gasto cayó un 3,6% y los beneficiarios un 3,4%, y en el segundo, la inversión del 1, 8% y un 4% de los atendidos. . «Es obvio que el año del covid alguien consideró otras prioridades», dijo la asociación en un comunicado de prensa.

La organización, experta en el sector, castiga «marcadas desigualdades territoriales». El gasto medio por beneficiario fue de 7.991 euros en todo el país. Sin embargo, existen «grandes diferencias» entre las comunidades. En el País Vasco, la cantidad destinada por Andalucía prácticamente se duplica: 12.480 euros por beneficiario, frente a 6.251. Según los datos que gestiona la asociación, a la CAPV le sigue, en términos de gasto por dependiente atendido, Extremadura (11.695) y Navarra (10.250). Al final del grupo, justo por encima de Andalucía, están Galicia (6.547) y Castilla y León (6.568).

La asociación apunta que los presupuestos de 2021 supusieron una inyección de alrededor de 600 millones de euros. Marcaron el final de los recortes que se habían prolongado desde 2012 y que desde entonces han pesado sobre el funcionamiento del sistema de dependencia en España. En su nota, los directores y gerentes de servicios sociales precisan que «esperan» el mismo incremento en 2022, al que se había comprometido el Ministerio de Derechos Sociales al presentar su plan de emergencia en dependencia, en el que propuso un aumento presupuestario de 3.600. millones en tres años.