Desaparecido y nueve marineros rescatados tras volcar un pesquero en Cantabria | España

Desaparecido y nueve marineros rescatados tras volcar un pesquero en Cantabria |  España
El pesquero Maremi que zozobró esta mañana a nueve millas al norte de Cabo Mayor, al oeste de Santander. Foto cedida por la delegación del gobierno en Cantabria.

Salvamento Marítimo busca a un marinero desaparecido tras el naufragio de un pesquero en la madrugada de este jueves en el norte de Cabo Mayor (oeste de Santander). La persona desaparecida pertenece a la tripulación de 10 marineros que trabajaban en el barco. Maremi que zozobró a las cinco de la mañana mientras maniobraba para recoger aparejos de pesca. Sus nueve compañeros fueron rescatados por otros barcos de pesca de similares características, pero no pudieron localizar a Fernando Solano Ramos, pescador con larga experiencia en el Cantábrico y propietario del buque, afincado en la ciudad de Santoña.

El aparato preparado incluye el helicóptero Helimer 222, el barco María de Maeztu y el barco Salvamar Deneb, movilizados por Salvamento Marítimo. El centro de coordinación de esta entidad en Santander recibió una llamada a las cinco de la mañana en la que se alertaba que el Maremi, De 23 metros de largo, se había hundido nueve millas al norte de Cabo Mayor. Los marineros pescaban bocarte, sardinas y chicharro para el puerto de Santoña, localidad de tradición marítima y conservas marcadas. Solano es de allí, de unos 55 años según uno de sus compañeros de la hermandad de Nuestra Señora del Puerto. “Llevaba con nosotros muchos años y cinco años como armador”, explica uno de los integrantes de este grupo. “Siempre ha sido marinero, no sé si se dedicó a otra cosa”, explica. Fernando Solano conocía la zona porque es «muy común pescar en estas aguas esta temporada», según este testimonio. Decenas de personas, entre familiares de Solano y compañeros de la hermandad, acudieron al puerto de Santoña en busca de novedades o novedades sobre lo sucedido.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (Partido Regionalista de Cantabria), catalogó los eventos como una «gran vergüenza» y envió un abrazo a todos los pescadores de Santoña. Además, señaló que él mismo había navegado en el pesquero averiado. El vicepresidente, Pablo Zuloaga (PSOE), también lamentó lo ocurrido en aguas cantábricas.

El alcalde de Santoñés, Sergio Abascal (PSOE), asegura a EL PAÍS que aunque el municipio es muy consciente de los riesgos del mar, «nunca se acostumbra a estas cosas». “Estamos conmocionados. El mar nos da mucho pero a veces nos quita cosas importantes, son momentos de angustia ”. La esperanza, agrega, «se desvanece con cada minuto que pasa», pero todavía esperan encontrar un marinero «veterano», a cuya familia e industria pesquera él envíe todo su amor. Abascal espera que la investigación revele el motivo de la «terrible desgracia», ya que no hay vías navegables y es «extraño» que con la calma cántabra el barco haya ganado una proa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *