Detenido por agredir sexualmente a una mujer que estuvo detenida durante dos días en su apartamento de Santander | Sociedad

Detenido por agredir sexualmente a una mujer que estuvo detenida durante dos días en su apartamento de Santander |  Sociedad
Agentes de la Guardia Civil detuvieron hoy al presunto autor de la agresión a una mujer en Santander.
Agentes de la Guardia Civil detuvieron hoy al presunto autor de la agresión a una mujer en Santander.GUARDIA CIVIL (Europa Press)

Un hombre ha sido detenido en Santander por presunta agresión física y sexual a una mujer a la que había encerrado en su apartamento durante dos días. La víctima pudo denunciar los hechos tras escapar de la vivienda y dirigirse al cuartel de la Guardia Civil más cercano. El detenido se encuentra en prisión temporal tras acudir a los tribunales. La víctima, que según el comunicado oficial difundido el lunes pidió ayuda «desesperadamente» y se encontraba consternada y con heridas en la cara, dijo que había estado detenida entre el 27 y el 28 de septiembre, sometida a violencia sexual y golpizas. Los oficiales arrestaron al sospechoso el día después de recibir el aviso, a pesar de que la mujer apenas pudo dar detalles del apartamento y la causa de sus heridas.

La mujer fue trasladada al Hospital Marqués de Valdecilla de Santander donde recibió tratamiento médico a solicitud de la Zona Especializada de la Guardia Civil en Violencia contra la Mujer. Además, cuando denunció lo sucedido, se inició un proceso de agresión sexual, ya que aseguró que había sido violada. Las investigaciones policiales confirmaron que la denunciante se había reunido con su presunto agresor, un santanderino de 45 años, a solicitud de un tercero y que habían decidido acudir al domicilio del hombre. Allí vivieron normalmente durante dos días hasta que, según relato de la víctima, su compañero consumía drogas y cuando se agotaron, comenzó a actuar de forma violenta y agresiva. Entonces comenzaron dos días de sufrimiento para la mujer, cuyo captor amenazó con matarla con una pistola que le metió en la boca y le apuntó a la cabeza. También la agredió con un machete y la hirió en la cara, además de golpearla con objetos como botellas, cucharones, un palo o un cinturón. La violencia llegó al punto en que el hombre la agarró del cabello y la arrastró por el piso de la casa, además de obligarla a desvestirse y luego forzarla sexualmente.

Una de las hipótesis en las que está trabajando la Guardia Civil es la posible intención de trata de personas, ya que ha habido indicios de que el detenido amenazó a la mujer secuestrada con obligarla a prostituirse para ‘poder mantenerse’. Una de las grandes dificultades de las investigaciones policiales fue la escasez de información sobre el lugar de los hechos y el autor de lo ocurrido, pero finalmente los agentes lograron deducir que el domicilio estaba en la zona de Peñacastillo-Santander, en unas pocas cuadras de diferentes alturas en las afueras de la ciudad de Santander. El operativo policial se llevó a cabo en la madrugada del 29 de septiembre cuando fue capturado el responsable de las agresiones a la mujer, quien entregó un machete con el que la había agredido. Un registro realizado unas horas después reveló un fogueo en el suelo con dos cartuchos en el cargador, un cinturón con hebilla de metal, una cuchara grande de cocina y un palo de madera con restos de sangre, varias armas blancas y un hacha. Los especialistas de la Zona Criminalística de la Guardia Civil analizan estos últimos objetos. El hombre fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Santander, que ordenó su prisión.