Educación: Tarea este verano: ¿sí o no? | Expertos | Mamás y papás

Educación: Tarea este verano: ¿sí o no?  |  Expertos |  Mamás y papás

Tras volver presencialmente al colegio en la mayoría de los centros, se reformó la forma de trabajar muchos contenidos en nuestras aulas debido a la distancia de seguridad, confinamientos y cambios en la estructura y gestión de los centros educativos. En este sentido, no solo el contenido que se discute en clase, sino la forma de trabajarlo, ha propiciado un cambio en la forma en que los estudiantes afrontan el aprendizaje. Menos trabajo en equipo, menos contacto entre iguales y más estrés influyeron en la forma en que se impartían las lecciones. Se trata de una serie de preguntas para el final del curso. ¿Se internalizará bien el contenido estudiado? ¿Fue un aprendizaje efectivo? ¿En qué medida se alcanzaron los objetivos?

Más información

Muchos padres nos preguntan si este año es necesario retomar parte del contenido de los cursos en verano para consolidar lo estudiado. Déjame decirte una cosa: es importante antes de responder a esta pregunta mirar hacia atrás en un año muy complicado.

En septiembre comenzamos las clases con estrictas medidas de distancia de seguridad, espacios cerrados y no compartidos, entradas escalonadas y mucho miedo. Ha habido alumnos que han vivido este año con muchos problemas a nivel conductual, de concentración, fatiga y emocional, y que se han visto abrumados por situaciones muy difíciles de afrontar tanto a nivel social, escolar y familiar. Condicionó su forma de trabajar en la cara del estudio.

En este sentido, el trabajo personal, introspectivo ha sido fundamental este año y lo seguirá siendo el próximo, así como las estrategias para afrontar situaciones difíciles, cambios forzados en las relaciones con los compañeros, conflictos o pérdida de familiares y amigos. cambiar la forma de acercarse a la escuela.

Entonces, ¿qué es lo más importante?

Este año, lo más importante es entender que el verano es verano. Eso sí, con medidas de seguridad que te permitan hacerlo de forma segura porque aún no ha terminado. Pero es fundamental, sobre todo en niños y adolescentes, disfrutar de un verano donde lo importante es recuperar una parte de una vida perdida más allá del contenido del programa.

  • Rutinas: está bien que se rompan de vez en cuando e improvisen. Parece que las rutinas se han convertido en un mantra en los últimos años, de hecho, eran algo que manteníamos firmemente en la contención. Bueno, es un buen momento para salir de esto, especialmente algunos como PlayStation, iPad, móviles que nos podrían ser de utilidad en un momento determinado y que hay que cambiar por exteriores.
  • Relaciones: volver a jugar, volver a disfrutar de espacios de ocio inconexos y poder tener espacios personales sin demasiada estimulación, y que todavía no hemos recuperado del todo. Tenemos que dejarles espacio para que puedan volver a disfrutar de su poca independencia.
  • Tiempo: descansar, desperdiciarlo. Parece que hoy, con cinco, ocho o 10 años, te tienes que pasar todo el día haciendo actividades. Pues bien, este verano es un gran verano para enseñarles a pensar, a dejar pasar el tiempo, a dejar que surjan los recuerdos y a poder hablar con ellos de lo que quieren decir, de cómo lo vivieron. Es un verano en el que tienes tiempo para pensar libremente, discutir y poder compartir esos pensamientos con amigos y familiares.
  • Tarea: la dejamos para el año que viene. Tanto en las escuelas y universidades como en casa, es importante dar espacio y tiempo. No obliguemos ahora a repasar ya que llevamos casi 18 meses de pandemia y lucha en escuelas y familias en un ambiente de estrés y limitaciones. Debe ser verano sin tarea.

Este verano es el verano de juego seguro, natación, despertarse tarde, helado y tiempo para ti. Es verano para tener momentos de conversación sobre lo sucedido, organizar recuerdos, recordar cosas agradables y reforzar esas habilidades que todos tuvimos que reforzar para afrontar una situación, muchas veces limitante y agorafóbica.

En julio y agosto, más que revisar el contenido y hacer la tarea, necesitamos repasar habilidades, recuerdos y fortalezas. Hay que desenredarnos y descansar para retomar el próximo mes de septiembre tras disfrutar de uno de los veranos más merecidos para los niños y adolescentes de todo el mundo.

Puedes seguir a De mamas & de papas en Facebook, Gorjeo o suscríbete aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *