El abogado del Estado defendió ante el juez «la necesidad» de continuar la investigación del caso b del PP | España

El abogado del Estado defendió ante el juez "la necesidad" de continuar la investigación del caso b del PP |  España
El ex tesorero del PP Luis Bárcenas abandona la sede del Tribunal Nacional el 16 de julio tras declarar ante el juez Santiago Pedraz.
El ex tesorero del PP Luis Bárcenas abandona la sede del Tribunal Nacional el 16 de julio tras declarar ante el juez Santiago Pedraz.Chema Moya / EFE

La Fiscalía defendió ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz «la necesidad» de continuar la investigación sobre la casilla b del PP, a pesar del criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que consideró que los trámites «que se estimaron necesarios para el esclarecimiento de los hechos ”. El fiscal, que defiende los intereses del Tesoro Público en el caso, lo hizo en carta de 8 de julio, a la que tuvo acceso EL PAÍS, luego de que el magistrado preguntara a las partes si debía prorrogar seis meses más la siguiente causa de donaciones de empresarios al partido a cambio de una supuesta adjudicación de contratos públicos al vencimiento del plazo inicial fijado por la ley procesal penal.

Las acusaciones populares también fueron a favor de la continuación de las investigaciones, mientras que el PP, que aparece en el caso como funcionario civil subsidiario, pidió el sobreseimiento. Finalmente, el juez Pedraz acordó cerrar, más de ocho años después de su apertura, la investigación sobre el presunto Papeles Bárcenas, publicado por EL PAÍS en enero de 2013. El magistrado aún no ha decidido si enviar al imputado a juicio o, por el contrario, archivar el sumario. La semana pasada recibió un informe policial que documenta decenas de irregularidades que provocaron millonarios sobrecostos en muchos de los 23 contratos adjudicados durante el segundo mandato de José María Aznar (2000-2004) a Constructora Hispánica, cuyo presidente, Alfonso García Pozuelo, confesó haber realizado. donaciones al PP para ser recompensadas con premios de obra pública.

Más información

En su escrito, previo a este último informe policial, la abogacía estatal argumentó que la investigación de esta parte del caso PP box b –la parte referente al presunto pago con dinero negro por la reforma de la plaza de Génova ya ha ha sido procesado y se encuentra pendiente de condena – cumple con los requisitos establecidos por la ley para extender las investigaciones, considerando que están a la espera de recibir «diversos procedimientos de investigación como informes sobre expedientes de contratos requeridos de diferentes ministerios y agencias, cuya finalización es probable para llevar a la necesidad de nuevos procedimientos ”. En consecuencia, concluye que «es necesaria» la prórroga de la investigación del caso por un período adicional de seis meses, según establece la ley.

Por el contrario, Anticorrupción se posicionó, unos días después, en contra de esta prórroga de las investigaciones, considerando que, si bien aún se encuentra en trámite un procedimiento, este hecho no fue motivo suficiente para justificar la prórroga. Sin embargo, la Fiscalía señaló en su escrito, de 13 de julio, la posibilidad de solicitar un nuevo trámite si la declaración que tres días después iba a realizar el ex tesorero del PP Luis Bárcenas -para «ampliar los hechos» que el de la confesiones escritas que presentó en enero pasado – aconsejó. Este no fue el caso, y el 22 de julio el juez Pedraz emitió una orden en la que se negó a aceptar la prórroga de la investigación. El magistrado precisó que esta rescisión no afectó las solicitudes de documentación e informes a la policía que se habían solicitado antes de dictar esta orden, que podrían incorporarse al expediente y utilizarse en un futuro juicio.

La décision du juge a été une cruche d’eau froide pour les accusations, qui représentent Izquierda Unida, l’Observatoire DESC et l’Association des avocats démocrates d’Europe (Adade), et qui n’avaient demandé que l’instruction de la causa. Por el contrario, el PP no solo había solicitado el cese de las investigaciones, sino también el archivo del proceso «por falta de pruebas de incriminación».

En su escrito, el abogado formador, Jesús Santos, relata los argumentos que ya ha utilizado en su alegato final en el juicio celebrado por la sede social, en el que el PP actuó como funcionario civil subsidiario. Así, presenta una denuncia contra Bárcenas, cuya credibilidad pone en tela de juicio, y a quien acusa de tener «intenciones falaces» por sus acusaciones contra dirigentes. Eso sí, el PP, como ya hizo durante la primera visita por la casilla b, admite que parte de las notas de las cuentas manuscritas han sido corroboradas por testigos: “Es realmente llamativo constatar que solo el 3,7% de las marcas que constan de los famosos Papeles Bárcenas puede haber sido contratado con un testigo ”.

Y esto incluso pone en tela de juicio el testimonio de varios de estos testigos. De hecho, la investigación documentó más de cincuenta de las 459 notas y tanto de la Audiencia Nacional como de la Corte Suprema, en sus sentencias sobre el denominado Periodo I del Caso Gürtel, afirmaron con firmeza que «no hay duda» de la existencia de una casilla b en el PP que se alimentó durante 20 años de las aportaciones económicas que traían los empresarios a cambio de la supuesta adjudicación de obra pública.