julio 23, 2024

El antes y el después del documento de los recortes de los trasvases del Tajo al Segura que niega el Gobierno

El confuso debate entre los líderes del Gobierno y la Generalitat Valenciana sobre el documento que determinaba la cuentos de pérdida obras del Tajo al Segura a la mitad en el horizonte de 2027 deja en evidencia el “cambiazo» que dio el Ejecutivo de Pedro Sánchez a la propuesta inicial cuando se votó en el Consejo Nacional del Agua. Los regantes del Scrats se desmienten así a la ministra teresa riberaque ha asegurado este jueves que se aprobó el plan de cuenca sin modificaciones.

La intencionalidad parece clara, porque el planamiento dejaba abierta la posibilidad -literalmente- de que «no hay necesidad de mar» sufrir los caudales ecologicos y, en consecuencia, seguirían las transferencias hidráulicas al sureste peninsular.

Además, el consultor de Agricultura, isaura navarraha resado de Madrid tras la protesta de este miércoles de los regantes con la confirmación del secretario de Estado, Hugo Morán, que se cambió esa cláusula por la presión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. No obstante, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha insistido este jueves en que no se tocó.

Mejor que en la disposición adicional pactada por Ximo Puig, el agricultor y la Región de Murcia, se condicionen los incrementos de los caudales ecológicos a una revisión de la situación del agua del Tajo en 2025, para meentras acometer obras y mejorar la depuración de caudales vertidos de la ciudad de Madrid, luego por sorpresa esa novelad se esfumó en la reunión del órgano consultivo.

En la documentación a la que ha tenido acceso ABC, se puede cotejar que antes del consejo estipulaba lo siguiente: “Antes de proceder para los años 2026 y 2027 a la aplicación de los caudales ecológicos mínimos fijados en el plan hidrológico de la parte española de la demarcación hidrográfica del Tajo en las masas de agua superficial comprendidas entre los embalses de Bolarque y Valdecañas, el Ministerio evaluará, teniendo en cuenta los resultados del ‘Programa especial de seguir‘, si con el aplicado se cumplen los objetos ambientales fijados para esas masas de agua, en cuyo caso no será necesario aplicar medidas los escalones previstos en el plan hidrológico comenzando el 1 de enero de 2026 para los caudales mínimos en vigor desde la probation plan » .

In cambio, todo ese proceso y otro párrafo desaparecen y fueron reemplazados por otro mucho más escueto e intrascendente, en el que el Ministerio se limita a definir quiénes vigilarán el estado del Tajo. «Con el fin de realizar el seguimiento del ‘Programa especial de seguimiento del estado de las masas de agua y de la sostenibilidad de los aprovechamientos en el ámbito del Acueducto Tajo-Segura’, así como del programa de medidas asociado en el ámbito de cada comunidad autónoma afectada, sea cedente o cesionaria, se constituye, presidida por la persona titular de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, una comisión bilateral de seguimiento del citado Programa integrado por tres representantes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y tres representantes de la respectiva comunidad autónoma. Cada una de esas comisiones se reunirá, al menos, una vez al año”, apareció en el nuevo documento.

Alegaciones de la Generalitat por ilegal

No en vano, la Abogacía de la Generalitat Valenciana ha encontrado en este “cambiazo” argumentos legales para invalidar ese acuerdo, expuestos en las acusaciones presentado por el Gobierno de ximo puig que considerando «nulo de derecho» el acuerdo así obtenido en el Consejo Nacional de Agua por su ilegalidad.

Según estos servicios jurídicos, falló la “participación” en este órgano consultivo y, de hecho, el García-Page se complació en cuyo momento el Plan Hidrológico del Tajo se había aprobado tal como estaba definido originalmente, sin la disposición adicional novena introducida a petición de valencianos y murcianos, conocedor de la maniobra del Gobierno porque había actuado a instancias suyas.

Con estos antecedentes, las declaraciones de la ministra este jueves negándolo ha suscitado la reacción del Sindicato Central de Regantes del Acueducto del Tajo-Segura (Arañazos), que ha arrojado luz con la documentación oficial.