El Corte Inglés prevé que uno de cada tres euros que venda en 2026 estará online | Economía

El Corte Inglés prevé que uno de cada tres euros que venda en 2026 estará online |  Economía

La Junta General de Accionistas de El Corte Inglés, que se ha celebrado este viernes en Madrid, aprobó el Plan Estratégico 2021-2026 por el que se busca recuperar la rentabilidad y la completa modernización del grupo tras un ejercicio 2020, que “ha sido clave a transformar nuestro modelo de negocio y nos ha hecho más fuertes y sólidos ”, según la presidenta del grupo, Marta Álvarez. Asimismo, el Consejo aprobó el informe de gestión, las cuentas anuales de 2020, el informe extrafinanciero y la propuesta de aplicación de los resultados.

Más información

El plan prevé duplicar el resultado con un EBITDA de 1.700 millones de euros en cinco años, reducir en un 60% la deuda que se situaba a finales de 2020 a 3.800 millones de euros, y multiplicar la venta. en línea para representar el 30% de la facturación del grupo, que alcanzó los 10.432 millones el año pasado. La reducción de la deuda implica enajenaciones continuas de activos no estratégicos. la compañía perdió 2.945 millones en 2020 tras amortizaciones contables de aproximadamente 2.500 millones. De estos, cerca de 2.100 correspondieron a sus centros comerciales. La empresa realizó una ERA voluntaria, la primera de su historia, que afectó a 3.000 empleados. Actualmente emplea a unas 90.000 personas.

Apostar por las ventas online

El Corte Inglés, que se centra en las apuestas digitales, incluye negocios ya existentes de venta minorista y no venta minorista (viajes, seguros y servicios financieros), así como nuevas empresas en desarrollo. En este sentido, impulsará las cuatro nuevas líneas de actividad que se han puesto en marcha: El Corte Inglés Logística (operador líder de logística integral); Sweno como operador de telefonía móvil; Sweno como distribuidor de energía; y Sicor para proporcionar servicios de terceros relacionados con seguridad, servicios auxiliares y alarmas. Además, la reinvención de los grandes almacenes pasa también por potenciar el sector de la alimentación, en el que recientemente compró Sánchez Romero. Además, la compañía fusionó su división de viajes con la agencia Logitravel para crear un gigante con más de 500 puntos de venta en todo el mundo. El pasado mes de mayo transformó su centro de Arapiles (Madrid) en un outlet y el de Guadalajara en un espacio de oportunidades.

Asimismo, contempla el lanzamiento para el próximo otoño de una nueva tarjeta de compra de El Corte Inglés que, junto con la Master Card, permitirá su uso universal, es decir, en cualquier parte del mundo, según Álvarez, quien también aseguró que “ El Corte Inglés está en plena evolución y transformación de empresas, lo que nos permitirá abordar el futuro con modernidad; obtener nuevas fuentes de ingresos y lograr una mayor firmeza ”. «Ya estamos en plena recuperación», agregó y argumentó que, excluyendo el efecto turismo, «el primer trimestre de 2021 terminará con cifras muy cercanas a las de 2019».

Marta Álvarez, que definió el plan estratégico como «un proyecto realista pero ambicioso», comentó que esto es posible «gracias a nuestras principales fortalezas: nuestro equipo, la confianza y la marca». Y concluyó diciendo que todo esto se hará “en el marco del rigor, la seriedad y la austeridad que siempre nos han caracterizado como empresa. Esto nos permitirá avanzar en nuestro modelo económico. Un modelo de éxito y de futuro ”.

Por su parte, el consejero delegado, Víctor del Pozo, ha explicado que “el futuro de El Corte Inglés pasa por la construcción de un ecosistema empresarial apoyado en una actividad de venta minorista único, que persigue cuatro objetivos: maximizar el valor y la rentabilidad para el grupo; mejorar la competitividad en venta minorista; crear sinergias entre las distintas líneas de negocio del grupo y reducir riesgos ”. Del Pozo comentó que El Corte Inglés evolucionaría de un detallista a un “ecosistema de servicios y negocios, donde las nuevas actividades jugarán un papel importante. Es decir, una empresa que facilita la vida de las personas ofreciendo la mejor selección de productos y servicios ”.

Además, la junta general aprobó la compra de las acciones en poder de Dimas Gimeno y su madre, María Antonia Álvarez, adquiridas por 145 millones y que ya forman parte de sus propias acciones. El principal accionista es la Fundación Ramón Areces con un 37,39%, mientras que las hermanas Álvarez Guil controlan el 18% en poder de IASA. El inversor qatarí Sheikh hamad bin Jassim bin Jaber al Thani posee el 10%. Inversiones Ceslar, de la familia Areces, controla el 9%; la familia García Miranda, vía Mancor, 7%; El 14% son acciones propias y el resto accionistas minoritarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *