El espejismo de la recuperación de México: la economía de dos velocidades exprime a millones de personas en todo el país | Economía

El espejismo de la recuperación de México: la economía de dos velocidades exprime a millones de personas en todo el país |  Economía

El ritmo de la recuperación económica en México está comenzando a desacelerarse y muchos se han quedado atrás. Para Javier Gómez, dueño de Bajo el Mar, una pequeña empresa que ofrece servicios de buceo en las playas turísticas de Acapulco, Guerrero, la vida no es tan diferente hoy que en mayo del año pasado, cuando se vio obligado a cerrar. Gómez tiene dos empleados a los que siguió pagando salarios reducidos. Confió en su tarjeta de crédito y en un pequeño préstamo del gobierno federal, que no fue suficiente. Incluso con un turismo mejorado, sus ingresos son la mitad de lo que eran antes de la pandemia. Este, dice con certeza, ha sido el momento más difícil para su negocio.

“No estábamos preparados para eso, operamos a diario y de repente paramos operaciones con gastos en los que hay que incurrir, sueldos por el mantenimiento de la embarcación, son gastos que no se pueden detener”, explica el de 32 años. -antiguo ingeniero. Los meses más duros fueron la primavera y el verano del año pasado, cuando por momentos, por falta de trabajo, tuvo que ir a pescar. «Aquí en Acapulco tenemos los recursos para subsistir de la naturaleza, para que al menos no pasemos hambre».

Luego de la dramática caída del producto interno bruto (PIB) de 18.7% en el segundo trimestre del año pasado, la economía mexicana se recuperó para registrar un aumento de 0.8% en los primeros tres meses de 2021, según los datos más recientes del Instituto Nacional. de Estadística y Geografía (Inegi). La actividad económica ya comienza a mostrar signos de posible agotamiento, según la última estimación del Inegi, que registró una caída del 0,2% en abril. Lo que empieza a gestarse es una recuperación que promete ser muy diferente para unos estados que para otros.

MÁS INFORMACIÓN

Un análisis del Laboratorio de Comercio, Economía y Asuntos de la UNAM (LACEN) muestra que el norte del país concentra el 28% de los empleos registrados por los empleadores en el instituto de seguridad social en marzo. Esto incluye Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, con unos 5,5 millones de empleos. La región sur, que incluye Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, concentra solo el 12%, con apenas dos millones 100.000 puestos de trabajo.

“La desigualdad que acecha en materia de empleo es evidente”, subraya el informe, firmado por investigadores economistas de la universidad. “Esto se debe en parte a la concentración de establecimientos manufactureros con los programas de industria manufacturera, maquiladora y servicios de exportación (Immex) registrados en la región norte del país”, añaden. Immex ofrece incentivos fiscales a los fabricantes extranjeros en el país.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador fue uno de los que menos apoyo económico ofreció para contrarrestar la pandemia. Más allá de los pequeños préstamos de 25.000 pesos ($ 1.260), las pequeñas y medianas empresas no se beneficiaron de prestaciones por desempleo temporal o incentivos fiscales, como sucedía en otros países.

La administración ha puesto todas sus expectativas en la entrada en vigencia del nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, el T-Mec, para reactivar la economía mexicana. Como resultado, quienes tienen trabajos relacionados con el comercio exterior, como los fabricantes, han recuperado los ingresos que tenían antes de la pandemia, mientras que millones más, como Gómez, dependen del turismo o brindan otros servicios que no están relacionados con el comercio exterior y experimentan una muy mala situación. realidad diferente.

“Los estados que se integran a las cadenas de valor de Estados Unidos y Canadá, vía manufactura, tienen una mejor dinámica para poder recuperarse”, Adriana García, economista y coordinadora de análisis económico en México ¿Cómo estamos? (MCV) un centro de investigación sin fines de lucro. «También esperamos que los estados donde el turismo es importante comiencen a recuperarse con la apertura de actividades, pero también de fronteras», agrega. A pesar de que el estadounidense ya puede llegar a las playas mexicanas, todavía existen muchas restricciones por parte de los países europeos.

El caso de México es particularmente difícil. En comparación con otros estados de la República, el desempeño económico de la capital comenzó a deteriorarse desde 2019, y en 2020 sufrió el peor colapso del país después de Baja California Sur y Quintana Roo, estados fuertemente dependientes del turismo. En el primer trimestre del año, según el Inegi, la actividad económica de la ciudad cayó un 9%.

“La Ciudad de México, por su configuración centralizada del país, ha experimentado una recuperación, pero los sectores de restauración y hotelería que no necesariamente están vinculados al turismo sino que atienden a quienes han viajado por negocios tardarán más en recuperarse. «, Subraya García,» porque la dinámica operativa de las empresas pasará de la pandemia a un menor número de reuniones, cursos y formaciones presenciales «.

Los salarios posteriores a la pandemia también se distribuyen geográficamente, según LACEN. En la región norte del país, dijo el centro, el salario promedio registrado para enero de 2021 fue de $ 428.76 pesos, mientras que en la región sur fue de $ 379.45. El seguro de desempleo durante los meses de cierre habría permitido a millones de mexicanos, como Gómez, identificar qué tipos de negocios sobrevivirán después de la pandemia sin perder el sustento de sus familias, dice García.

Y la falta de apoyo no es la única política que interfiere con el crecimiento económico del país, coinciden los expertos. La cancelación de proyectos de infraestructura, la renegociación de contratos firmados bajo la administración anterior, así como la insistencia del gobierno en derogar leyes en el sector energético, no incentivan la inversión privada.

«De cara al futuro, aunque se espera que las políticas intervencionistas y la incertidumbre continúen afectando la inversión, se espera que una mayor demanda de Estados Unidos impulse el sector manufacturero», escribió el estratega de mercado bancario Mizuho, ​​Luciano, en una nota a los clientes de Rostagno. Además, el rápido lanzamiento de la vacuna en Estados Unidos y la mejora de los casos de covid-19 en México deberían ayudar a reducir las tensiones en importantes industrias relacionadas con el turismo, como el transporte y la hostelería.

Esta es la esperanza de Gómez, que ha capeado la crisis vendiendo seguros pero ya está empezando a recibir turistas para llevarlos a bucear. “El mexicano está aburrido”, dice el acapulqueño, “quiere estar activo, quiere salir y divertirse. Soy bastante optimista de que no tardará mucho ”.

Suscríbete aquí ala boletín de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *