El gobierno completa la ley de la memoria en medio de una ola de revisionismo histórico de derecha | España

El gobierno completa la ley de la memoria en medio de una ola de revisionismo histórico de derecha |  España
Exhumación de la fosa común anexa al cementerio de Almagro, en Ciudad Real, el pasado mes de mayo.Jaime Villanueva

El Consejo de Ministros aprobó este martes el texto definitivo del proyecto de ley sobre memoria democrática que traerán las Cortes. Allí le espera la oposición del PP y Vox. Los dos partidos no solo se han comprometido a derogar la ley -aún no aprobada- si llegan al gobierno, sino que en las últimas semanas han impulsado una ola de revisionismo histórico criticado por algunos especialistas en la materia y por la mayoría de voceros parlamentarios. discurso.

Este lunes, durante un acto en Ávila al que el PP invitó a Ignacio Camuñas, exministro de la UCD y uno de los padrinos y madrinas de Vox, negó que fuera un golpe de Estado lo que había provocado el estallido de la guerra civil. «Si hay un responsable de la guerra es el gobierno de la República», declaró. El líder opositor Pablo Casado no lo corrigió. De hecho, el 30 de junio ya había hecho declaraciones similares al Congreso de los Diputados, cuando declaró: “La guerra civil fue el enfrentamiento entre quienes querían democracia sin ley y quienes querían ley sin democracia. Y nuestra Constitución es el pacto por el cual no puede haber democracia sin ley ni ley sin democracia ”. Los profesores de historia contemporánea negaron de inmediato este discurso revisionista.

Félix Bolaños, quien fue designado ministro el martes en la rueda de prensa posterior al Concejo, destacó que se trata de «la primera ley que repudia el golpe de Estado de 1936» y aseguró que el objetivo es corregir las falencias de la norma aprobada. En 2007, indicó, entre otros, el entonces relator de Naciones Unidas, Pablo de Greiff. “Ninguna fuerza democrática debería tener problemas para honrar a las víctimas de una dictadura. La voluntad del gobierno es que se adhieran a una ley comparable a otros países de nuestro entorno ”, dijo Bolaños.

Estas son las claves del texto elaborado tras escuchar las recomendaciones de las asociaciones de víctimas, el Consejo General del Poder Judicial, el Consejo Fiscal y el ex relator de Naciones Unidas Pablo de Greiff.

Enseñanza de la represión franquista. Como avanzaba este diario hace un año, la nueva norma pretende actualizar todos los contenidos curriculares para integrar en la ESO, el bachillerato y el curso de formación profesional la enseñanza de lo que supuso la represión franquista y la defensa de los valores democráticos. En su informe sobre España, el relator de Naciones Unidas dedicó un apartado específico a la educación. De Greiff lamentó que «algunos libros de texto» sigan refiriéndose a la guerra civil «en términos genéricos, perpetuando la idea de responsabilidad simétrica».

Nulidad de sentencias. La ley de memoria de 2007 declaró ilegítimos a los tribunales de Franco, pero no revocó las sentencias dictadas porque en ese momento el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero temía que los afectados buscaran una reparación. El estado de guerra, declarado el 28 de julio de 1936, estuvo vigente hasta marzo de 1948. El decreto autorizaba a los rebeldes a sancionar por rebelión militar a toda persona que «por acción u omisión» perjudicara al «Movimiento Redentor». Solo hasta finales de 1938, la Auditoría de Guerra juzgó a 30.224 personas, de las cuales 3.189 fueron condenadas a muerte, como informa Paul Preston en El Holocausto español. Los militares eligieron al juez, al fiscal y al abogado del acusado, que no hablaba con sus clientes y por lo general era un oficial sin formación jurídica. Los juicios de 29 personas con 15 condenas a muerte se despacharon en 90 minutos: tres por acusado. El texto de la norma que se debatirá en las Cortes declara la nulidad de las “condenas y sanciones” de los tribunales franquistas y excluye expresamente la posibilidad de indemnización.

Exhumaciones, censo y banco de ADN. El forense Francisco Etxeberria, que asesora al gobierno en la redacción de la ley, estima entre 20.000 y 25.000 víctimas que podrían ser recuperadas de fosas comunes en cuatro o cinco años. La ley de 2007 estableció un sistema de subsidios para que las asociaciones familiares se encarguen de todo el proceso de localización de los desaparecidos. Esta ha sido la principal crítica de Naciones Unidas, que ha hablado de la «privatización» de las exhumaciones y del «abandono» de los descendientes de las represalias. El Gobierno tiene la intención de involucrar a todas las Administraciones y al Ministerio Público. Además, se elaborará un censo oficial de víctimas, recogiendo información ahora dispersa y dando carácter oficial a la figura del episodio más trágico de la historia española contemporánea. También habrá un banco de ADN. Un programa informático permitirá la creación de un repositorio, para que cada laboratorio pueda descargar los perfiles genéticos de los familiares y restos recuperados de las tumbas para su comparación e identificación.

Fiscal específico para promover investigaciones. Una de las grandes novedades de la nueva ley es que establece que “el Estado garantizará el derecho a investigar” y conocer la verdad sobre las víctimas. Para ello, se crea la figura de la «Fiscalía de Derechos Humanos y de la Sala de la Memoria Democrática», que podrá impulsar la búsqueda de los desaparecidos franquistas e investigar las violaciones al derecho internacional humanitario ocurridas durante la guerra y dictadura y hasta la aprobación de la Constitución. , en 1978. En 2014, el relator especial de la ONU, Pablo De Greiff, publicó un informe instando a España a revocar la ley de amnistía para investigar los crímenes del régimen de Franco. El informe del Consejo Tributario que examinó el texto de la nueva norma defendía el concepto de “justicia restaurativa” como un medio para hacerlo independientemente de la posibilidad de sancionar a los culpables. Cinco fiscales municipales expresaron voces disidentes, señalando que esto ha generado «falsas expectativas» en los familiares de las víctimas. Bolaños admitió este martes que existen «dificultades» para llevar a cabo las investigaciones penales y animó a los grupos a presentar enmiendas «para mejorar» el texto de la norma si es necesario.

Extinción de la Fundación Franco. El pasado mes de junio, el Pleno del CGPJ aprobó, dividido (15 votos a favor y 6 en contra), un informe que cuestionaba la posibilidad de extinguir este fundamento al entender que «la exaltación o la apología de hechos históricos dolorosos o reprobables como son». quiénes eran, entraba «en el ámbito de la protección de la libertad de expresión», salvo que impliquen «una vulneración de los derechos o bienes de importancia constitucional». El texto que el gobierno finalmente llevará a las Cortes intenta amparar la eliminación de una fundación como la que lleva el nombre del dictador Francisco Franco, agregando, hablando de la causa de la extinción, que la excusa y la exaltación del golpe de Estado état, guerra o dictadura franquista o la glorificación de sus dirigentes «con desprecio y humillación de la dignidad de las víctimas o incitación al odio». El presidente de dicha fundación, Juan Chicharro, asegura que se trata de un atentado a la “libertad” a pesar de que defiende una época en la que no existía, la dictadura, y amenaza con pelear frente a los tribunales.

Eliminación de símbolos y penalizaciones. La ley de 2007 contenía un solo artículo sobre los símbolos franquistas -ahora son siete y se incluye la toponimia- y no establecía sanciones por incumplimiento, ahora se proponen multas de entre 200 y 150.000 euros, en función de la gravedad de la infracción. «Muy graves» son, por ejemplo, aquellas que implican trasladar los restos de las víctimas sin autorización, destruir monumentos conmemorativos – a menudo dañados – o solicitar actos contrarios a la ley que humillen a los represaliados ya sus familiares. No eliminar los símbolos y restos de Franco se considera una infracción «grave».

Dos nuevos casos para solicitar la nacionalidad española. Tras recibir varias solicitudes de grupos de exiliados, el gobierno decidió ampliar los criterios para el otorgamiento de la nacionalidad española en virtud de la ley del recuerdo. Así, el nuevo texto permitirá el acceso a la nacionalidad española a los hijos de mujeres españolas casadas con extranjeros durante la dictadura y a los hijos adultos de exiliados; en la regulación de 2007, solo los hijos menores de edad pueden hacerlo.

Valle de los Muertos. Bolaños, que encabezó el operativo de exhumación de Franco, explicó durante la rueda de prensa que la Fundación de Santa Cruz del Valle de los Caídos, creada por un decreto franquista de 1957, «contrario a la Constitución», estará desactivada. Se trasladarán los restos mortales que ocupen un lugar preponderante en el recinto. Esto, una vez trasladados los restos de Franco, afecta al sepulcro de José Antonio Primo de Rivera, junto al altar. El gobierno le dará a la familia la opción de llevarlo a las criptas donde yacen las otras víctimas oa otro lugar de su elección.

Retirada de títulos nobiliarios. El ministro también explicó que se retirarán los títulos de nobleza otorgados entre 1948 y 1978 que representan la exaltación de la guerra civil y la dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *