El gobierno ha estado estudiando la tasa de un centavo por kilómetro en las carreteras desde 2024

El gobierno ha estado estudiando la tasa de un centavo por kilómetro en las carreteras desde 2024

El coste de los peajes que el gobierno prevé introducir en la red vial a partir de 2024 podría ser alrededor de una moneda de diez centavos por milla, según informa este jueves Cadena Ser. La controvertida medida aparece en el paquete de estímulo enviado por el ejecutivo a Bruselas, donde se prevé «crear un pago por el uso de la red vial» y sostiene que es necesario «analizar» esta posibilidad para lograr una «más sostenible movilidad».

Fuentes consultadas por 20 minutos aseguran que no se ha tomado ninguna decisión y que queda por definir este posible coste, aunque admiten que la cifra de un centavo por kilómetro corresponde mejor a determinadas hipótesis preliminares que a otras propuestas, como la de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructura (Seopan) o la de la Asociación de Empresas de Conservación y Operación de Infraestructura (Acex), quienes sugirieron un costo de uso de entre tres y cinco centavos por kilómetro.

Si el costo final fue de 1 centavo por kilómetro, un viaje de Madrid a Valencia costaría alrededor de 3,60 euros; un Madrid-Sevilla, alrededor de 5,50 euros; y un Madrid-Barcelona costaría hasta 6,20 euros. La cantidad se utilizaría para mantener la red de carreteras.

El plan de reforma del gobierno admite que esta medida podría tener «oposición» de «agentes económicos afectados» y destaca la «necesidad de suficiente apoyo parlamentario», mientras pospone para el cuarto trimestre de 2023 la «revisión» de la posible imposición de peajes.

Fuentes gubernamentales insisten en que no hay propuesta definitiva sobre peajes en carreteras, una medida ya aplicada por 23 de los 27 países de la UE –15 de ellos cobran por el uso del 100% de su red de autopistas– y destacan que se trata de “abrir un debate”.

Además, agregan que esta no es una medida a adoptar con la «situación actual» y que, llegado el momento, Se buscará un «consenso» con la oposición en el Congreso y con los transportistas., quiénes serían los profesionales más afectados por la medida.

La semana pasada, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, pidió «la paz» y recordó que su departamento solo había destacado que «debemos financiar la conservación de la red vial», gasto que no está cubierto por el monto que registrará cada año los presupuestos generales de este rubro.

Ábalos agregó que los peajes se han eliminado en los últimos meses por la AP-7 entre Alicante y Tarragona, la AP-4 entre Sevilla y Cádiz y la AP-! en Burgos, lo que aumenta el total de kilómetros que mantiene el Estado. Este año está previsto eliminar, por ejemplo, el peaje del tramo Zaragoza-Barcelona.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, se mostró por su parte a favor de los peajes el miércoles, argumentando que «quien lo usa, lo paga». Durante una comparecencia en el Senado, Navarro pidió «ponerle la campana al gato» porque la conservación de las carreteras no se puede pagar a costa de los presupuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *