El gobierno limitará las ganancias caídas del cielo de las eléctricas en un intento por bajar la factura de la luz

El gobierno limitará las ganancias caídas del cielo de las eléctricas en un intento por bajar la factura de la luz

El Gabinete prevé aprobar este martes un proyecto de ley que apunta a reducir algunos de los denominados «beneficios altísimos» que reciben las eléctricas como resultado del diseño del mercado, que les permite repercutir costes que en realidad no soportaron al consumidor durante la producción de electricidad. La medida, que aún tiene un largo proceso de tramitación por delante, evitará fundamentalmente que las empresas se beneficien cobrando el coste de los derechos de emisión de CO2 cuando producen energía a través de centrales nucleares o hidroeléctricas, que no emiten estos gases.

Esta medida, según fuentes gubernamentales, tiene como principal objetivo intentar reducir el precio a pagar por el cliente final en la factura de la luz, y afectará a los consumidores sujetos al mercado regulado (PVPC). Avec l’approche de l’exécutif, il ne mettra pas fin à tous les profits tombés du ciel des compagnies d’électricité, mais les sources consultées soutiennent que, si le prix des droits d’émission de CO2 reste tel qu’il était hasta ahora, los negocios se reducirán en unos 1.000 millones de euros Estas ventajas las obtienen a costa de un impacto en costes que no tienen, y que se traducirán en un ahorro de alrededor del 5% en la factura.


En el mercado regulado actual, los precios de la electricidad para cada hora se fijan con un día de anticipación y el operador cubre la demanda total comprando electricidad a las empresas eléctricas, comenzando por el suministro, la menos costosa. La luz mas barata es el producido por energías renovables, centrales nucleares o hidroeléctricas, dado que estas energías son más baratas que el gas y, además, no tienen que pagar derechos de emisión de gases contaminantes simplemente porque no los emiten.

Estas energías baratas, sin embargo, no suelen cubrir toda la demanda en España durante un día, y la parte faltante hay que complementarla con electricidad producida a partir del gas, que es más cara. El problema con el mercado es que el precio que marca esta cara de luz de producir es el que tienen que pagar consumidores finales en la factura, si bien la electricidad producida a partir de gas solo representa el 1% del total del mix y el resto de la luz consumida proviene de plantas renovables, nucleares o hidroeléctricas.

La razón por la que la electricidad producida en estas plantas de gas es mayor tiene que ver con el precio del gas en sí mismo – una materia prima, también muy sujeta a fluctuaciones – pero también con lo que les cuesta a las empresas. Electricidad para comprar derechos de emisión de CO2 para poder utilizar estas instalaciones contaminantes. Como funciona el mercado, como es la energía producida por las obras de gas la que marca el precio de todas las demás, lo que acaba pasando es que los consumidores pagan el coste de los derechos de emisión también por la electricidad limpia.

Energías renovables, exentas

Nuevas tarifas eléctricas

Este dinero que las compañías eléctricas no han gastado pero que están recibiendo es uno de los supuestos beneficios que han caído del cielo, y es el dinero que el gobierno quiere intervenir. Sin emabargo, las empresas pueden seguir beneficiándose de estas ventajas caídas del cielo, dado que la concepción del mercado que cobra toda la electricidad al precio de la más cara de producir está definida a nivel europeo y España no puede cambiarla por completo.

El gobierno decidió no limitar este sobrepago en el caso de las energías renovables, a pesar de que, al igual que la nuclear y la hidroeléctrica, no generan gases contaminantes y, por tanto, las empresas eléctricas no tienen que comprar derechos de emisión para producir con ellos. Con ello se pretende brindar un incentivo más para que las empresas inviertan en energías renovables, método con el que, a largo plazo, el gobierno pretende eliminar por completo los beneficios caídos, ya que se espera que en algún momento la mayor parte de la electricidad producida provenga de fuentes limpias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *