El juez cuestiona la versión de López del Hierro, marido de Cospedal, sobre sus «frecuentes» citas con Villarejo | España

El juez cuestiona la versión de López del Hierro, marido de Cospedal, sobre sus "frecuentes" citas con Villarejo |  España
El empresario Ignacio López del Hierro, esposo de María Dolores de Cospedal, este miércoles en la Audiencia Nacional.Fernando Alvarado / EFE

Ignacio López del Hierro, esposo de la exsecretaria general popular María Dolores de Cospedal y también imputado en el caso que investiga el espionaje ilegal del ex tesorero del PP Luis Bárcenas por la conspiración de la cocina parapolítica, no dejó este miércoles marcado el guión. por su esposa el día anterior. Como hizo el exlíder del PP en su declaración al juez, el empresario restó importancia a sus reuniones y contactos con el comisario retirado José Manuel Villarejo -recogidos en varias grabaciones que aparecen en el resumen-, y negó que el matrimonio ordenara maniobras de boicot. las investigaciones de la Caso Gürtel y espiar al ex tesorero Luis Bárcenas. El magistrado encargado de la investigación Caso de cocina Cuestionó la versión de López del Hierro y le planteó preguntas sobre las numerosas anotaciones en los diarios de Villarejo que revelan sus encuentros y a las que los investigadores dan credibilidad. La declaración que José Luis Ortiz, consejero y jefe de gabinete de Cospedal durante cinco años, también puso en tela de juicio la versión del matrimonio que también dio, también como imputado este miércoles. Ortiz contradijo en parte el testimonio de su exjefe y llevó a “ocho o diez” sus charlas con el comisario en la sede del PP en la calle Genova.

—Tu nombre aparece con cierta frecuencia en los calendarios de Villarejo. ¿Da una explicación por estas menciones? – Ha subrayado el juez Manuel García-Castellón en López del Hierro, según la reconstrucción del interrogatorio que realizó EL PAÍS a través de los detalles ofrecidos por diversas fuentes judiciales. El magistrado ya rechazó este martes la versión propuesta por Cospedal, que calificó como simples contactos «sociales» de sus conversaciones con el comisario.

«No sabía que el señor Villarejo escribiera cada vez que te veía». Por lo tanto, no veo ninguna explicación para estas agendas.

López del Hierro levantó una dura defensa. Durante aproximadamente una hora, se limitó a lanzar pelotas y esquivar todas las contradicciones. Solo respondió al juez, a la fiscalía, a su abogado y al abogado de su esposa. Y, de hecho, resumió su posición en un breve comunicado de tan solo 100 palabras enviado a los medios de comunicación tras el comunicado: «Nunca ha sido miembro del PP», «no ha tenido ninguna actividad pública relacionada con los gobiernos». de esta parte; «No tenía implicación ni conocimiento» del espionaje ilegal de Bárcenas que es objeto de una investigación en el caso Cocina; Él «no participó» en la contratación del conductor de Bárcenas como confidente; y «no presentó» a Villarejo al comisionado Andrés Gómez Gordo, asesor de Cospedal y figura clave del ex chofer del tesorero para colaborar con el complot parapolicial espiarlo.

El primer contacto con Villarejo

El empresario, a quien la Fiscalía considera el interlocutor entre Cospedal y Villarejo, dijo que se había reunido con el comisario «hace mucho tiempo». “En los 90 me lo presentó un abogado. “Después no nos vimos durante mucho tiempo, pero hace casi 20 años Villarejo tenía una oficina en Torre Picasso, yo la tenía en Torre Azca. [situadas en la misma zona de oficinas de Madrid], y por eso nos volvimos a ver, empezamos a discutir ya tener una relación cercana ”, dijo López del Hierro, luego de recalcar que la relación fue siempre“ personal ”y nunca profesional.

Estos contactos, continuó, se intensificaron «más tarde». Tras el matrimonio con Cospedal: “Me caso con el secretario general del PP y hay una serie de ataques terribles en mi contra en la prensa. El Sr. Villarejo me había dicho antes que tenía una muy buena relación con los periodistas, así que le hablé de estos problemas. No sé cómo defenderme de estos ataques. Me ayudó presentándome a ciertos periodistas e incluso diciéndoles cosas buenas de mí a algunos de ellos ”, se justificó ante el magistrado, antes de insistir en que nunca pagó» dinero «al comisionado por su servicios.

García-Castellón, que examinó durante el interrogatorio unas quince notas de los diarios de Villarejo en los que se cita a López del Hierro, dudó de sus respuestas. Según explicó el instructor en un automóvil, estos cuadernos trazan una «línea de tiempo perfecta» de «ciertos eventos y ayudan a ubicar los incidentes más relevantes que tuvieron lugar en el desarrollo de la denominada Operación Cocina en una fecha precisa». Asimismo, desde la etapa previa al despliegue ilegal contra el ex tesorero, cuando aún no había tirado de la tapa y el PP intentaba protegerlo.

En este sentido, el juez señaló que Villarejo denunció un presunto contacto con López del Hierro el 26 de enero de 2009, lo que «indica que su familiar quiere quedarse a tomar decisiones». Esto ocurre apenas unos días antes de la detención de Francisco Correa, jefe de la conspiración de Gürtel, cercano al PP desde 2009. “No recuerdo esta conversación, pero no creo que nada tenga que ver con ella. con otro. Si mi esposa tiene datos para tomar decisiones y luego arrestar a Correa, no veo la conexión ”, evitó el empresario. A lo que el juez respondió: “Amigo, lo veo, por eso le pregunto. Correa toca al PP, su mujer es secretaria general…. No te digo que sea verdad o mentira, pero hay un vínculo, admítelo ”. “Para mí, no tiene nada que ver con eso. Son dos cosas distintas ”, respondió López del Hierro.

– ¿No es cierto que el interés de Cospedal en recibir información del señor Villarejo se inició en febrero de 2009, cuando se enteró de que la Operación Gürtel iba a explotar con la detención de Correa y la posible acusación del señor González Panero? [entonces alcalde del PP en la localidad madrileña de Boadilla del Monte]? – La fiscalía anticorrupción se puso al día más tarde.

«No estoy seguro», repitió López del Hierro.

Pese a ello, el magistrado volvió al cargo, según fuentes judiciales. El juez leyó otra nota del 5 de febrero de 2009, el día anterior al arresto de Correa: “Un toque sutil a la situación. Está hablando con su familiar ”, escribió Villarejo luego de un presunto contacto con López del Hierro. «Lo que le he leído hasta ahora no le parece nada …», remarcó el magistrado. Pero López del Hierro no se movió ni un ápice de su cargo: «Han pasado muchos años y no me acuerdo», dijo, antes de admitir que en junio de 2009 había organizado un encuentro entre el comisario y su esposa en la sede de el PP. de la calle Génova: “El señor Villarejo me preguntó si quería ver a mi esposa, que tenía algunas cosas interesantes que decirle. Mi esposa me dijo que sí, que le parecía bien porque había información que quería aclarar ”.

López del Hierro siguió así la línea de Cospedal: «Tenía la sospecha en ese momento de que estaban espiando a la fiesta desde un piso de enfrente y había filtraciones en la prensa sobre Rita Barberá, y ella me lo dijo. Dice que quiere hablar con Villarejo». . » El empresario negó haberse reunido con el comisionado José Luis Olivera, también imputado en Cocina e identificado como otro de los presuntos boicoteadores de las investigaciones de Gürtel; y cualquier intervención en la contratación del conductor de Bárcenas.

“¿Qué sabe de la contratación de Sergio Ríos?”, Preguntó el juez.

-Absolutamente nada. Recientemente supe de su existencia por la prensa.

«Bueno, no sé por qué el señor Villarejo se inventó esto … ya que tenías una relación personal, ¿qué necesidad tenía él de hacerte daño?»

El asesor contradice a Cospedal

Este miércoles también declaró José Luis Ortiz, consejero y jefe de gabinete de Cospedal desde hace cinco años. Según fuentes legales, admitió conocer a Villarejo por las conversaciones que mantuvo con el exlíder del PP en la sede del partido en la calle Génova. Como se detalla, el primero ocurrió a su llegada a la secretaría general. Él mismo fue a recoger al policía con el carro oficial, lo llevó al edificio por el garaje, lo metió en el ascensor y lo dejó frente a la oficina del líder popular. ¿Era normal no pasar por el cheque ?, preguntaron los investigadores. A lo que aseguró que «era normal entrar por el garaje, aunque hay cámaras de seguridad», y multiplicó las reuniones entre la policía y la política: «unas ocho o diez reuniones». Cospedal dijo tres o cuatro el martes.

Aun así, Ortiz insistió en que no sabía nada sobre el contenido de estas reuniones, ya que no había entrado a la sala. Según añadió, el comisionado le estaba pidiendo a través de él que contactara con Cospedal, aunque el exsecretario general también lideró estos nombramientos en algunos casos. También negó haber participado en ningún tipo de pago, aunque los diarios de Villarejo registran supuestas entregas de dinero en las que estuvo involucrado. López del Hierro mantuvo un discurso similar.

“¿Villarejo le pidió dinero?”, Insistió la fiscalía al empresario.

«No tengo la más mínima capacidad para ordenar nada en un partido del que ni siquiera soy miembro», dijo López del Hierro antes de señalar que creía que tras la única reunión en la que afirmó haber participado, el comisionado, como una «regla de cortesía», que nunca recibiría instrucciones de hacer nada. «Para que conste, mi esposa nunca le ordenó nada», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *