«El mejor homenaje para las chicas es que su caso marca un antes y un después»

"El mejor homenaje para las chicas es que su caso marca un antes y un después"

Este jueves se convirtió en uno de los días más oscuros de los últimos meses con el descubrimiento del El cuerpo sin vida de Olivia, una de las dos hermanas de Tenerife que fueron secuestradas por su padre el 27 de abril.

El hecho conmocionó a una empresa que, como resultado de la campaña Lleva a Anna y Olivia a casa, tuve la oportunidad de ver los videos y fotografías que su madre, Beatriz, publicó para facilitar la identificación de las hermanas en caso de que alguien las vea.

Horizonte, el programa presentado por Íker Jiménez en Cuatro, quiso dedicar un apartado al trágico episodio, y para ello entrevistó a Joaquín Amills, portavoz de la familia. Fue una conversación difícil en la que Amills claramente logró contener las lágrimas. Y es que además de la muerte de Olivia, no hay mucha esperanza con la situación de su hermana pequeña, Anna.

“Tanto como portavoz y como agradecimiento por la forma en que se ha derrocado a los medios de comunicación, mi deber es seguir sirviendo a quien me lo pida. Son tiempos sumamente difíciles, pocas palabras pueden explicar esto que estamos viviendo. Estamos esperando para la identificación del ADN, pero todos los portentos son malos y duros, porque pensamos en la posibilidad de que las niñas estén vivas ”, explicó también el presidente de SOS Disparus.

«Queremos que el círculo se complete»

«Pero también es nuestro deber para con todas las familias de los desaparecidos no te rindas y espera hasta que suceda el resultado. La esperanza mantiene vivas a las familias. Creo que el caso de Olivia y Anna marcará un antes y un después, espero que sea el mejor homenaje que podamos rendirles ”, agregó.

Respecto a la continuidad de la investigación, liderada por la embarcación oceanográfica del Instituto Español de Oceanografía Ángeles Alvariño, Jamills advirtió que las horas serían larguísimas. «Ya queremos que el círculo se cierre y que encuentren a Anna —dijo antes de que se le quebrara la voz.

La portavoz también agradeció la atención y el cuidado brindado a Beatriz, la madre de los pequeños. Entonces, Íker Jiménez interrumpió la comparecencia para pedir a sus compañeros, llorando, que deja de poner fotos de chicas, porque le sorprende. «Me pone muy incómodo. Afortunadamente, tenemos expertos para hacer lo que tenemos que hacer: informar», zanjó el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *