julio 23, 2024

El Nasdaq amenaza con expulsar al socio de Barça Media tras la fuga de inversores | Economía

La salida a Bolsa de Barça Media, la filial de contenidos del FC Barcelona, está siendo toda una carrera de obstáculos. El impago de las cantidades pactadas por los nuevos inversores ha dejado en el aire la operación. Ahora, además, Mountain & Co I Acquisition, la sociedad a través de la que se iba a canalizar el proceso ha recibido un aviso de los reguladores, que amenazan con excluir a la firma del Nasdaq Global Market al incumplir los requisitos mínimos de difusión de su capital tras la fuga de inversores, según ha reconocido la propia Mountain.

El Departamento de Cualificaciones de Cotización del Nasdaq remitió una notificación, recibida el pasado 9 de octubre, en la que señalaba que Mountain ya no cumplía la norma de cotización que exige un mínimo de 400 titulares totales para seguir cotizando en el Nasdaq Global Market. El Nasdaq da a la empresa un plazo de 45 días naturales para presentar un plan que le permita volver a cumplir esa norma.

“La compañía tiene la intención de presentar un plan de cumplimiento dentro del plazo especificado y tomar todas las medidas razonables disponibles para recuperar el cumplimiento de la regla”, asegura Mountain en un escrito registrado el viernes ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC). “Si Nasdaq acepta el plan de cumplimiento, se concederá a la empresa una prórroga de hasta 180 días naturales para volver a cumplir la norma sobre tenedores públicos mínimos. Si Nasdaq no acepta el plan de cumplimiento, la compañía tendrá la oportunidad de apelar la decisión”, añade.

La razón de ser de Mountain es precisamente servir de puente hacia la Bolsa para otra empresa no cotizada, en este caso Barça Media, a través de una operación corporativa. Se trata de una Spac, un cascarón sin actividad, una sociedad destinada específicamente a hacer una adquisición con el dinero en caja captado entre inversores. Los accionistas, sin embargo, tienen la posibilidad de retirarse antes de que se cierre una operación concreta. Ha sido la fuga de inversores que han pedido el reembolso la que ha provocado la disminución del número de accionistas de Mountain, antes incluso de que la junta de la sociedad haya aprobado la operación a varias bandas que deberían acabar con Barça Media cotizando en el Nasdaq y con la sede en Países Bajos.

La comunicación de Mountain no indica con cuántos accionistas se ha quedado. Con motico de la junta de accionistas que prorrogó el plazo para cerrar una operación hasta el 9 de marzo de 2024, ya había indicado que una porción significativa de socios había solicitado el reembolso. Ahora, el riesgo de exclusión del Nasdaq puede suponer un empujón adicional a los accionistas que aún se mantienen en el capital.

La Spac, actualmente domiciliada en Islas Caimán, es la sociedad que estaba previsto que absorbiese el negocio de Barça Media y trasladase su sede a Países Bajos, desde donde la filial del FC Barcelona planeaba cotizar en Bolsa. La posibilidad de exclusión del Nasdaq no es, sin embargo, el mayor problema con que se ha encontrado la operación. El acuerdo original establecía que el Barça debía recibir por participaciones minoritarias en su negocio de contenidos tres pagos de aproximadamente 20 millones cada uno: dos el 11 de agosto y otro para el 21 de agosto, aunque el plazo se prorrogaba automáticamente al 29 de agosto al aportar los primeros 10 millones. De esas cantidades, solo ingresó 20 millones el 11 de agosto, día de la firma de los complejos acuerdos a varias bandas alcanzados.

El dinero, sin embargo, no llegó, pues al no abonar la firma alemana Libero los 40 millones pendientes. El plazo se extendió al 10 de octubre, pero con la operación en el alero. “No se puede garantizar que se obtenga la financiación adicional de terceros necesaria para cumplir la condición de los ingresos antes de la fecha límite”, advertía Mountain tras la renegociación de los acuerdos. Tampoco dentro de ese plazo se ha recibido el dinero, así que la salida a Bolsa ha quedado aplazada hasta que ese inversor u otros desembolsen las cantidades previstas. En la operación participa también otra sociedad chipriota (cuya identidad se mantiene secreta en la documentación registrada y que está asesorada por la firma NIPA Capital) que también tiene desembolsos pendientes. Y aún quedaría pendiente la aprobación por parte de la asamblea de socios del Barça y de la junta de accionistas de Mountain & Co.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO