El precio de la electricidad vuelve a dispararse hasta los 135,6 euros el megavatio hora tras subir más de ocho euros en un día | Economía

El precio de la electricidad vuelve a dispararse hasta los 135,6 euros el megavatio hora tras subir más de ocho euros en un día |  Economía
Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.
Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.Luis Tejido / EL PAÍS

El precio de la electricidad en el mercado mayorista ha vuelto a sus viejos hábitos y, tras el relevo del martes, se situó en 135,65 euros de media el miércoles por megavatio hora (MWh), o más de ocho euros en el día anterior. El pico máximo, que se producirá en el segmento de 20:00 a 22:00 horas, se mantiene por encima de los 150 euros (152,36), mientras que el mínimo se fija en 109,08 euros a las 16:00 horas. Una vez más, el elevado precio del gas y los derechos de emisión, que en los mercados internacionales siguen subiendo, con los contratos de futuros marcando precios elevados hasta la próxima primavera, se han vuelto a unir para mantener la ‘escalada eléctrica’.

Más información

Si se mantienen las tarifas eléctricas de los primeros siete días de septiembre a lo largo del mes, la factura media del usuario alcanzaría los 104,81 euros, según el análisis de Facua-Consumidores en Acción sobre la evolución del precio regulado (PVPC). Estaría casi 12 euros por encima de los ingresos más altos de la historia, 93,10 euros el pasado mes de agosto. El incremento desde los 66,78 euros de septiembre de 2020 representaría el 56,9%, alcanzando niveles que nunca se habían registrado. Hasta la fecha, los cinco ingresos medios de usuario más elevados a nivel histórico han sido los 93,10 euros de este mes de agosto, los 88,66 euros del primer trimestre de 2012 (con 18% IVA), los 87,81 euros de enero de 2017, los 85,34 a partir de julio. 2021 y 83,55 euros para septiembre de 2018 (en los tres casos con 21% de IVA).

Entre enero y agosto, la factura del usuario promedio acumuló un incremento anual del 29,5%, según datos de la asociación de usuarios. Durante los primeros ocho meses de 2021, representó una media de 79,61 euros al mes (aún incluidos todos los impuestos) frente a 61,46 euros durante el mismo período de 2020.

El usuario medio utilizado por Facua en sus análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kW (la misma en horas pico y no pico) y un consumo de 366 kWh al mes. Se trata de un perfil elaborado tras analizar varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas. En cuanto a los porcentajes de consumo en las tres franjas horarias del nuevo sistema de facturación, la asociación tomó como referencia el perfil de usuario medio. tradicional sin discriminación horaria publicada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que consume el 45% de la energía eléctrica en horas no pico, el 29% en horas pico y el 26% en horario normal.

Para Facua, es «escandaloso que el gobierno siga sin reaccionar ante la brutal subida de tarifas con medidas de gran alcance que reducen las ganancias infladas del sector eléctrico». La asociación ha planteado un decálogo de demandas, entre las que destaca la aprobación urgente de un nuevo modelo de vínculo social que supone al menos el 50% de descuento en la factura y del que las familias que no cobran más de dos pueden beneficiarse del salario mínimo. , lo que permitiría aumentar a tres en función del número y características de sus integrantes.

La asociación advierte que en 2018, cuando el PSOE gobernaba solo, el Ministerio de Transición Ecológica anunció que estaba estudiando la implementación de la medida, ahora rechazada por la ministra Teresa Ribera, para retirar tanto la nuclear como la hidráulica de la subasta marginalista. , para someterlos a precios máximos o fijos establecidos por el gobierno. Ribera considera que la medida es contraria al Derecho comunitario, pero Francia la ha aplicado en parte de su producción nuclear.

El PP propone bajar los impuestos

En este sentido, el presidente del PP, Pablo Casado, insistió este martes en exigir una reducción de impuestos y que se eliminen de la factura de la luz determinados costes, como los relacionados con el suministro de las islas, y que se carguen a la Presupuestos Generales del Estado para abaratar la factura. Durante un desayuno informativo en Forum Europa, Casado aseguró que la reforma energética que propone su formación facilitaría que los consumidores paguen hasta 9.000 millones de euros menos. Posteriormente, el grupo parlamentario del PP presentó un proyecto de ley para reducir el Congreso de los Diputados.

Esta disminución se desglosa en alrededor de 4.000 millones como resultado de la supresión del 7% del impuesto a la producción de energía eléctrica -actualmente suspendido- y la reducción del IVA del 21% al 10%, medida también implementada de forma temporal. A estas dos reducciones, el PP añadiría que «los derechos de emisión de CO₂ van al sistema eléctrico, es decir a la factura de la luz», lo que supondría entre 2.300 y 2.500 millones adicionales, según sus cálculos. Una tercera medida propuesta por el presidente del PP es “que los costes no energéticos, como el transporte extrapeninsular, que ahora están cubiertos al 50% por el presupuesto, estos 750 millones, también puedan ser cubiertos directamente por el presupuesto. «

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *