El PSOE y el PP trasladan su batalla por los indultos al Tribunal de Cuentas | España

El PSOE y el PP trasladan su batalla por los indultos al Tribunal de Cuentas |  España
El consejero de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante su comparecencia el pasado miércoles ante el Congreso de los Diputados.Mariscal / EFE

Las Cortes, la calle y la Plaza de Colón. Empresarios y patronos, recursos judiciales y los más altos tribunales. Obispos e Iglesia. Europa y también el Tribunal de Cuentas. La batalla por el perdón de los líderes separatistas es interminable. El Gobierno, el PSOE y el PP se han visto envueltos en una disputa por esta medida de indulto que ahora se ha centrado en el organismo estatal normalmente anodino que controla las cuentas de las instituciones públicas y que prevé establecer el próximo martes el importe de las millonarias sanciones económicas que se impondrán. impuesto a los más de 30 ex altos cargos de la Generalitat implicados en el proceso de independencia. El consejero de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, envió este viernes un mensaje a este juzgado subrayando que estas multas podrían constituir un escollo en la llamada agenda del reencuentro. La dirección del PP reaccionó con enfado ante lo que ve como una injerencia del Ejecutivo en esta entidad con intereses claramente políticos.

Más información

José Luis Ábalos admitió este viernes, en entrevista con Cadena SER, que los expedientes abiertos en el Tribunal de Cuentas contra ex altos cargos de la Generalitat y referentes del independentismo, como el exconsejero de Economía Andreu Mas-Colell, obstaculizar los planes del gobierno para aliviar la tensión política en Cataluña. «Estas causas siguen siendo piedras en este camino, pero sabíamos que estaban ahí», dijo el ministro. “Depende de nosotros encontrar este camino en la ley. Es la única forma. Por supuesto, es más difícil rastrear qué salió mal ”.

El Tribunal de Cuentas reclama 5,4 millones de euros para la promoción internacional de usted paga. La sección de acusación del juzgado formalizará el próximo martes -el mismo día que se reunirán en La Moncloa el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès- las acusaciones de responsabilidad contable de la gestión de Diplocat. Este organismo público catalán se encargó de difundir durante años la actuación del independentismo en el exterior e involucró a varios departamentos del gobierno durante el desafío soberano.

El caso sancionador del Tribunal de Cuentas se refiere, entre otros, a los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont, al exvicepresidente y líder de ERC Oriol Junqueras y a los consejeros Raül Romeva (Asuntos Exteriores) y Mas-Colell (Economía ). Un grupo de 33 premios Nobel de economía emitió una carta en defensa de Mas-Colell, quien era profesor en el campo en Harvard. Esa misma semana, miércoles, durante la sesión de control del gobierno del Congreso, los portavoces de la Cámara de ERC, Gabriel Rufián, y de Junts, Míriam Nogueras, aprovecharon sus intervenciones ante el presidente Sánchez para otorgar que los indultos ejecutados que incluso Más de nueve días de los líderes separatistas fueron un primer paso, pero exigieron más acción. Y Rufián y Nogueras han destacado lo que ven como «persecución represiva» de otras instituciones estatales, entre las que citaron al Tribunal de Cuentas, como próximas metas para exigir cambios en su funcionamiento si el presidente Sánchez y su ejecutivo progresista realmente pretenden avanzar. en una solución política al conflicto catalán.

La respuesta a estos deseos parecía venir este viernes de uno de los ministros más relevantes del Ejecutivo, Número tres del PSOE y persona de máxima confianza de Sánchez. Ábalos dijo: “No voy a cuestionar los órganos. Es en el mismo ámbito del trabajo judicial en el que debemos intervenir. Pero me sorprende la posición de Mas-Colell. Hay que intervenir, pero no del decomiso, sino con inteligencia, argumentos y pruebas en el proceso jurisdiccional ”. El responsable de la cartera de Transportes del Ejecutivo destacó su respeto por el Tribunal de Cuentas y sus funciones.

Tras el alboroto por las declaraciones de Ábalos, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, afirmó que «cada institución hace lo que tiene que hacer».

La derecha, y en particular el PP, recogió estas expresiones para reactivar su acoso político al Ejecutivo. El líder popular Pablo Casado cuestionó las declaraciones de Ábalos como propias de un «gobierno radical» que, a su juicio, «es la única piedra en el camino hacia la justicia, el estado de derecho y los reguladores». Casado argumentó que el PP registrará una solicitud de comparecencia del ministro para exigir responsabilidades porque ha traducido estas manifestaciones como una «amenaza inadmisible a los tribunales».

El vicesecretario de Comunicación y portavoz del PP, Pablo Montesinos, también destacó la metáfora de Ábalos sobre estas piedras en el camino para acusar al ministro de ser quien «pone piedras en el diálogo y promete desbloquear la carretera». Y disparó por el levantamiento contra todo el gobierno: “No tienen límites. Están dispuestos a hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder. Sánchez debe renunciar ahora. Los españoles tienen derecho a expresarse en las urnas ante tanta humillación y mentiras ”.

El portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, insistió en la misma línea: “Afectan a la independencia de todas las instituciones estatales. Tras los indultos, el Gobierno ataca al Tribunal de Cuentas por reclamar el dinero a los catalanes que desfalcaron. Creen que el dinero público no es de nadie, ni de ellos para seguir en Moncloa ”.

Ábalos, además de esta alusión al Tribunal de Cuentas, también aprovechó la misma entrevista para restar importancia a los llamamientos a la independencia y las solicitudes de amnistía que hicieron los indultados el pasado miércoles cuando salieron de prisión. “Eran predecibles y no nos sorprenden”, observó. “Entiendo que estamos tratando de dar toda la épica posible en este momento. Estos discursos se alimentan del nacionalismo español. Cuando ves esta polarización, es cuando piensas que estás haciendo lo correcto. Me hace pensar que estamos en la posición correcta ”.

El Primer Ministro mantuvo este viernes desde Bruselas la estrategia de no entrar directamente en los enfrentamientos como en los últimos días. “Lo que tenemos que hacer los políticos y los gobiernos es construir la convivencia, unir nuestra sociedad. En esta construcción, hay momentos en los que lo útil es el castigo y otros en los que lo útil es el perdón, y ahora estamos en el momento del perdón ”, defendió Sánchez el otorgamiento de la medida de agradecimiento al final del Consejo Europeo, informes Lluís Pellicer.

El presidente admitió conocer las propuestas de Aragonès, que se apresuró esta semana a exigir un referéndum concertado sobre la independencia y amnistía para todos los condenados. “Ya he escuchado cuáles son sus proclamas, sus demandas. Ya los conocemos todos ”, dijo Sánchez, ofreciendo a cambio poner sobre la mesa su programa de inversiones e infraestructuras para Cataluña y garantizando que el límite de las negociaciones es el“ respeto al pacto constitucional ”y la“ legalidad ”democrática”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *