El sector inmobiliario acumula más de un tercio de la deuda de los principales morosos con la Economía del Tesoro

El sector inmobiliario acumula más de un tercio de la deuda de los principales morosos con la Economía del Tesoro
Obras abandonadas en Navalcarnero.
Obras abandonadas en Navalcarnero.Kike Para

El rastro de la burbuja inmobiliaria sigue presente. A los esqueletos de cientos de urbanizaciones y grandes obras dejadas a la mitad, se suma la gravosa deuda que las empresas del sector siguen arrastrando con Hacienda. La última lista de grandes morosos con Hacienda, publicada este lunes, la deja en blanco y negro: el 25% de los deudores están vinculados al ladrillo, así como el 33% del importe total adeudado, en torno a los 4.600 millones de euros.

La radiografía no sorprende. Es un reflejo de la euforia inmobiliaria de la década de 2000 y su posterior colapso con el inicio de la crisis financiera. En la lista de morosos de este año, que incluye a 3.869 contribuyentes, empresas y particulares, que le debían al Tesoro más de un millón de euros a finales de 2020, nueve de los diez mayores deudores pertenecen a la industria del ladrillo. Es más: han estado en la parte superior de la lista desde que se editó por primera vez en 2015.

Sede de la Agencia Tributaria.

Motor de búsqueda | Consultar la lista completa de principales morosos de Hacienda

En 2021, el primer puesto lo ocupó nuevamente por séptimo año consecutivo la promotora Reyal Urbis ―Hacienda reclama 341 millones―, que en 2017 jugó en la segunda mayor quiebra de la historia del negocio de España, detrás de otro ícono del ladrillo, Martinsa. – Fadesa. Este último suspendió los pagos en 2008 y también está en la lista de este año, con una deuda de 27 millones de dólares. En segunda posición, reitera la constructora Isolux Corsán, con 329 millones ―más 54 millones de su filial―, que se declaró en quiebra en 2017. El podio lo cierra Nozar, el gigante inmobiliario de la familia Nozaleda, con una deuda de 214 millones. Estas tres empresas son las únicas que adeudan a Hacienda cantidades superiores a los 100 millones de euros.

la Los diez mejores de los mayores morosos con Hacienda los completan la promotora cordobesa Grupo Prasa (97 millones), la constructora Servicios Esquerdo (97 millones), el grupo inmobiliario Aifos (93 millones), la constructora CCF 21 (92 millones), Obra Nueva 2000 (86 millones), Organización para la Promoción de la Discapacidad (86 millones) -la única que no pertenece al mundo inmobiliario- y Bitango Promociones (73 millones). Estas nueve inmobiliarias que encabezan la lista representan el 10% de la deuda total incluida en la lista, que se sitúa en 14.100 millones.

Más información

También las personas que más deben al tesoro están vinculadas al sector inmobiliario. El matrimonio de Teresa Maldonado y Jesús Ruiz, que piloteó la promotora andaluza Aifos, debe más de 31 millones en total -más de 15 millones cada uno- y encabeza la lista de personas más endeudadas con Hacienda. El tercer lugar lo ocupa el empresario Agapito García Sánchez (15,41 millones), también vinculado a la construcción y durante muchos años número uno en la lista negra de Hacienda. Otro empresario del mundo inmobiliario que hace la lista es Rafael Gómez (1,9 millones), conocido como Sandokan y vinculado a la trama de corrupción malayoy varias de sus empresas. Entre ellos Arenal 2001, que se sitúa en el puesto 11 con una deuda de 71,9 millones de euros.

Los procedimientos de insolvencia

Del monto total adeudado, más de la mitad (aproximadamente 7.270 millones) corresponde a deudas de morosos en quiebra (más de 1.696 contribuyentes, 44% del total). Esta cifra es superior a la del año anterior, cuando los porcentajes fueron del 48% (6.800 millones) y 38% (1.480 contribuyentes) respectivamente. Esto significa que las posibilidades de recaudación por parte de Hacienda se reducen.

Adicionalmente, se otorgaron derivados de responsabilidad subsidiaria o solidaria a terceros, distintos del deudor principal, en 1.209 casos. La cifra afectada por este trámite supera los 2.560 millones, en torno al 18% y similar a la de la lista anterior. Si se hace la comparación con la primera lista, la de 2015, la derivación de responsabilidad se ha incrementado en un 39%.