El Tribunal Constitucional prevé reactivar la pena de aborto 11 años después | España

El Tribunal Constitucional prevé reactivar la pena de aborto 11 años después |  España
Miembros del PP que recurrieron ante el Tribunal Constitucional contra la ley de aborto de 2010. De izquierda a derecha, Luis Peral, exsenador;  Lourdes Méndez, ahora diputada de Vox;  y José Eugenio Azpiroz, exdiputado, frente a la fachada del juzgado el pasado mes de junio.
Miembros del PP que recurrieron ante el Tribunal Constitucional contra la ley de aborto de 2010. De izquierda a derecha, Luis Peral, exsenador; Lourdes Méndez, ahora diputada de Vox; y José Eugenio Azpiroz, exdiputado, frente a la fachada del juzgado el pasado mes de junio.LISTO PARA EUROPA PRESS / Europa Press

El Tribunal Constitucional tiene previsto examinar la deliberación de la sentencia sobre la ley de aborto, pendiente desde hace 11 años, según informaron a EL PAÍS fuentes de la institución. La demora en la resolución de este caso fue denunciada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por exdiputados del PP, quienes firmaron el recurso de casación contra la ley de plazos -actualmente vigente- hay 11 años, que permite el aborto sin dar una razón en las primeras 14 semanas de gestación. El Colegio de Abogados Cristianos también ha presentado una denuncia ante el Tribunal Supremo por «dilación dolosa» contra el magistrado Andrés Ollero, ex miembro del PP y encargado de redactar la presentación de la futura sentencia. Esta denuncia y el juicio ante el Tribunal Europeo llevaron al Tribunal Constitucional a estudiar ahora para reactivar el tratamiento del recurso de sentencia.

El presidente del tribunal, Juan José González Rivas, considera que no hay fundamento para que prosperen estas acciones legales contra el Tribunal Constitucional y contra Ollero, pero también cree que ha llegado el momento de tramitar la denuncia para que el Pleno pueda Abordar el recurso de casación que presentó el PP en 2010. González Rivas ha mantenido una atención constante a este tema desde que asumió el cargo.

Más información

El magistrado Andrés Ollero, consultado por este diario, explica que ha «preparado el trabajo necesario» para llevar la presentación al Pleno en cuanto lo decida González Rivas. Ollero agrega que, en cualquier caso, no recibió ninguna indicación o comentario para agilizar la presentación de la presentación, ni del presidente ni de ninguno de los miembros del tribunal.

El criterio dominante entre los magistrados constitucionales consultados es, sin embargo, que no debemos esperar mucho más y que hay que poner fin a la larga espera del recurso del PP. Varios miembros del tribunal no ocultaron su convicción de que se trata de un tema sumamente delicado, sobre el que puede haber graves dificultades para llegar a un juicio consensuado. Pero todos coinciden en decir que es deber del tribunal asumir su responsabilidad y afrontar debates de esta naturaleza.

El tiempo promedio que se tarda en resolver los casos que llegan al Tribunal Constitucional es de 133 días. El recurso del PP contra la ley de aborto de 2010 no se resuelve desde hace más de 4.000 días.

La solicitud de 20 exdiputados del PP al Tribunal Europeo de Derechos Humanos acusa al Tribunal Constitucional de una demora «incomprensible y arbitraria» en la tramitación del recurso de apelación contra la ley de aborto. Los exparlamentarios populares -entre ellos Luis Peral, Lourdes Méndez y José Eugenio Azpiroz- recuerdan en su misiva que el Tribunal Constitucional les informó en julio de 2010 que daba «prioridad al tratamiento y resolución del recurso», lo que ‘no hizo suceder. En diciembre de 2020, estos exdiputados acudieron a los tribunales para pedir que se pronunciara la sentencia, pero no recibieron respuesta.

De acuerdo con los mandatos de los dos anteriores presidentes de la Corte Constitucional, Pascual Sala y Francisco Pérez de los Cobos, no se ha avanzado en este tema. «Ni mi antecesor ni yo», explicó Pérez de los Cobos en entrevista con El mundo en 2014, “pusimos este tema en la agenda por prudencia”. Y añadió: “Quienes apelaron contra la ley actual fueron los diputados del PP, que ahora tienen mayoría parlamentaria absoluta y que han dicho en repetidas ocasiones que van a cambiar la ley y que, por tanto, tienen en la mano evitar los problemas de constitucionalidad que plantea la norma ”.

El recurso del PP impugnó ocho preceptos y la disposición adicional segunda de la Ley de Términos aprobada por el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Entre los preceptos impugnados se encontraba uno de los principales aspectos de la ley: el que permitía el aborto en las primeras 14 semanas por libre decisión de la madre.

La doctrina de 1985

El PP entendió entonces que la doctrina constitucional, establecida en su sentencia sobre la ley de aborto de 1985, solo permitía despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo cuando existía un grave peligro para la vida del feto y otros bienes y valores de La madre. Y argumentaron en su apelación que la nueva ley de términos creó un sistema por el cual la vida del feto estaba completamente desprotegida durante las primeras 14 semanas de gestación. Los parlamentarios que interpusieron el recurso de casación ante el Tribunal Constitucional acusaron al gobierno de Zapatero de haber violado así el artículo 15 de la Constitución, que establece: «Toda persona tiene derecho a la vida ya la integridad física y moral».

En el debate sobre el texto constitucional de 1978, el entonces diputado Manuel Fraga propuso y logró cambiar en el artículo 15 la palabra «personas» (quien nace con 24 horas de vida, según el Código Civil) por la palabra «todos ”, Que supuestamente también incluía a los niños por nacer. De esta forma, como explicaría entonces Fraga, se cerró la puerta a la legalización del aborto en España.

Cuando el Partido Popular interpuso su recurso ante el Tribunal Constitucional, el presidente del tribunal encomendó la presentación a la magistrada Elisa Pérez Vera, quien redactó un texto en el que consideraba plenamente constitucional la nueva ley de 2010 sobre el aborto, según explica ahora a EL PAÍS. por primera vez. Pero esta presentación nunca se debatió a fondo porque la magistrada terminó su mandato en 2012.