El último Consejo de Ministros sigue antes de que finalice el estado de alerta y se celebró durante las elecciones del 4-M

El último Consejo de Ministros sigue antes de que finalice el estado de alerta y se celebró durante las elecciones del 4-M

la Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes un decreto por el que ampliará determinadas medidas sociales más allá de estado de alarma que finaliza el próximo domingo, incluido el moratoria de alquileres y suspensión de desalojos para grupos vulnerables.

El Gobierno ha decidido celebrar este martes su reunión ordinaria, presidida por el consejero delegado, Pedro Sánchez, a pesar de que coincide con el día de las elecciones en la Comunidad de Madrid, y también habrá la tradicional rueda de prensa al final.

Una comparecencia en la que el Ministro de Hacienda y Portavoz ejecutiva, María Jesús Montero, estará acompañado por primera vicepresidenta, Carmen Calvo.

Alquiler y desalojos

Fue ella quien, según informaron fuentes gubernamentales a Efe, coordinó las distintas medidas que forman parte del decreto a ser aprobado por el Consejo de Ministros y afecta a varias áreas.

En el apartado de medidas sociales, el Consejo extender las políticas de moratoria de alquiler por tres meses adicionales y suspensión de desalojos de grupos vulnerables.

La suspensión estuvo vigente hasta el 9 de mayo, día en que terminó el estado de alarma, y, con su decisión, el gobierno lo extiende hasta el 9 de agosto.

Fue el propio presidente del Gobierno quien, durante su comparecencia el 14 de abril ante el pleno del Congreso, señalizar la evolución del estado de alarma anunció esta extensión de tres meses que entrará en vigencia ahora.

Específicamente, como se explica en esta comparecencia, el posibilidad de solicitar moratoria o indulto parcial rentas de vivienda cuando el arrendador sea un gran operador o una entidad pública, así como los contratos que puedan beneficiarse de la prórroga extraordinaria de seis meses en los mismos términos que se hubieran celebrado.

la suspensión de desalojos y liberación de inquilinos vulnerables sin alternativas habitacionales, incluyendo aspectos de hogares afectados por el lanzamiento de su residencia habitual que no surgen de contratos de arrendamiento en casos de dependientes, menores o víctimas de violencia contra la mujer, previa evaluación por parte del juez.

Además, el gobierno incluirá en el decreto otras medidas relacionadas con la situación que vivirá el país una vez finalizado el estado de alarma.

Una decisión en la que el ejecutivo destaca que no hay vuelta atrás y que insiste en que las comunidades han suficientes instrumentos para lidiar con ello innecesariamente aprobar nuevas herramientas legales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *