Elecciones en Perú: Tribunal electoral peruano proclama presidente a Pedro Castillo y Keiko Fujimori admite resultado | Internacional

Elecciones en Perú: Tribunal electoral peruano proclama presidente a Pedro Castillo y Keiko Fujimori admite resultado |  Internacional

Perú finalmente tiene un presidente electo. El Jurado Nacional Electoral (JNE) proclamó este lunes vencedor de la segunda vuelta de las elecciones al catedrático rural y dirigente sindical de izquierda Pedro Castillo, durante un acto vía Zoom realizado cinco semanas después de la finalización de la votación oficial. Durante este período, la corte analizó y finalmente rechazó más de 270 solicitudes de la candidata conservadora Keiko Fujimori para anular los votos de su oponente. Según los resultados oficiales, el candidato de Perú Libre obtuvo el 6 de junio el 50,12% de los votos, frente al 49,87% de Fujimori, lo que representa una diferencia de poco más de 44.000 votos. Horas antes de la proclamación de Castillo, Fujimori anunció que reconocía los resultados «porque es lo que exige la ley y la Constitución».

Más información

Tras la proclamación, Castillo habló con sus seguidores en la sede de su partido. “Hago un llamamiento a la líder de Fuerza Popular, Sra. Fujimori, para que no pongamos más barreras para que este país avance. Bienvenidos a este espacio para hacer un gobierno de todos los peruanos, de “toda sangre”, sin distinción alguna ”, declaró. El presidente electo aludió así a una de las novelas del antropólogo José María Arguedas, uno de los intelectuales que, en el siglo XX, representó en sus obras las injusticias sufridas por la población andina.

En un mensaje de menos de 10 minutos, Castillo insistió en los llamados a la unidad y prometió estabilidad. “Mi corazón está abierto, no hay resentimientos. Trabajaremos juntos y rechazaremos todo lo que vaya en contra de la democracia, rechazaremos cualquier reclamo de un modelo de otro país, para garantizar la estabilidad jurídica y económica ”. Y ante las críticas a su propuesta de convocar una asamblea constituyente, una de sus promesas electorales, declaró que respetará la institucionalidad y la Constitución vigente «hasta que el pueblo decida hacerlo».

Fujimori, ahora procesado por presunto blanqueo de capitales en el caso Odebrecht, presentó numerosas impugnaciones a las votaciones y llamados a retrasar la proclamación del castillo, mientras sus simpatizantes exigían en las calles la anulación de la votación y la convocatoria de nuevas elecciones. Por eso, en su declaración, Fujimori dijo que para defenderse «del comunismo», sus seguidores no deben caer «en ningún tipo de violencia». “Ahora nos toca enfrentarnos juntos a una nueva etapa muy difícil porque el comunismo no puede llegar al poder para dejarlo ir, por eso quieren imponernos una nueva Constitución ya. Estoy totalmente seguro que los peruanos no van a permitir que Pedro Castillo para convertir al Perú en Cuba o Venezuela ”, dijo Fujimori.“ Así como juré aceptar los resultados electorales porque así lo prescribe la Constitución, hoy juro que no me rendiré y los invito a lanzar una verdadera defensa democrática. El Perú necesita todas las fuerzas sociales y políticas unidas en la gran tarea de detener el comunismo. Nuestra defensa apenas comienza «, agregó.

Desde el 7 de junio, decenas de miles de peruanos de jurisdicciones rurales y comunidades indígenas que votaron por Castillo han llegado a Lima para monitorear la votación y han organizado decenas de marchas en el centro de la capital, mientras abogados de Fujimori han denunciado fraude en las localidades. donde ganó en masa. El martes pasado, el pleno del jurado electoral nacional terminó de resolver los recursos de Fujimori y los desestimó todos, al no encontrar evidencia de suplantación o falsificación de firmas de los miembros de las mesas de votación, como afirmó Fujimori.

En las seis semanas posteriores a las elecciones, los aliados y simpatizantes de Fujimori se manifestaron frente a las casas de magistrados del Tribunal Electoral y la Oficina Nacional de Procesos Electorales para insistir en su versión del fraude. En este período de espera de la proclamación oficial, los ex candidatos presidenciales Julio Guzmán, George Forsyth, Ciro Gálvez y Daniel Salaverry se reunieron con el maestro rural en señal de reconocimiento de su victoria, luego de la votación oficial. Su aliada en la segunda vuelta, la ex candidata presidencial Verónika Mendoza, de izquierda de Nuevo Perú, es otra de las personalidades que ha despachado habitualmente con Castillo durante las semanas de incertidumbre.

El economista Pedro Francke, del equipo de Nuevo Perú, suena como el posible ministro de Economía del nuevo gobierno, mientras que el doctor Hernando Cevallos, exdiputado del Partido de Izquierda Frente Amplio, podría ser nombrado ministro de Salud. Sin embargo, el lunes Castillo tuiteó que no daría detalles sobre la composición de su gabinete hasta que fuera proclamado presidente electo.

Desde junio, simpatizantes de Fujimori y un grupo de choque de Fuerza Popular han cometido actos vandálicos en el centro de Lima. Incluso intentaron apoderarse del Palacio de Gobierno el jueves pasado y atacaron a simpatizantes de Castillo que acampan frente al tribunal electoral. El grupo La Resistencia, que lleva liderando estafas desde 2018 contra periodistas y magistrados que investigan Fuerza Popular, ha participado en primera línea en las manifestaciones de Keiko Fujimori que insisten en la versión del «fraude».

Castillo asumirá el cargo el 28 de julio, cuando expire el mandato del presidente interino Francisco Sagasti y Perú conmemore el bicentenario de su independencia. Esta es la primera vez en décadas que la proclamación tendrá lugar pocos días después del cambio de mando. Por lo general, el JNE anunció el nombre del nuevo presidente unas cuatro semanas antes.

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *