Empate técnico en elecciones en Perú con leve ventaja de Fujimori sobre Castillo, muestran encuestas a boca de urna

horas clave para conocer al presidente en un país dividido

La derecha Keiko Fujimori se quedó este domingo frente al izquierdista Pedro Castillo en las elecciones presidenciales de Perú, según un sondeo a boca de urna que aún no le permite ser declarado vencedor de las elecciones porque su pequeña ventaja radica en el margen de error de la papeleta.

Según el estudio realizado por la encuestadora Ipsos para el canal América Televisión, que tiene un margen de error del 3%, Fujimori aglutinó 50,3% Votos válidos contra el 49,7% de Castillo.

Con los resultados de esta encuesta, la definición de ganador sólo se podrá dar en los días siguientes cuando el conteo oficial de votos esté considerablemente avanzado, cuyos primeros datos comenzarán a publicarse poco antes de la medianoche.

De confirmarse el resultado esperado de la salida de las urnas, Keiko Fujimori obtendría la presidencia de Perú en su tercer intento, tras perder las dos anteriores elecciones en segunda vuelta ante Ollanta Humala (2011) y Pedro Pablo Kuczynski (2016), quienes lo vencieron hace cinco años por apenas 40.000 votos.

Fujimori se convertiría en el primera mujer en presidir el Perú, cuyo mandato asumiría el 28 de julio, día en que el país conmemorará los 200 años de su independencia.

«Libertad o comunismo»

En esta campaña electoral polarizada que dividió al Perú en dos, Fujimori logró cortar el inconveniente notable que tuvo al principio de la segunda vuelta hasta que logre adelantar la intención de su rival de votar unas horas antes de la votación.

Para lograrlo, la campaña de Fujimori se propuso hacer de estas elecciones una opción entre «libertad o comunismo», en una especie de plebiscito del modelo económico neoliberal implantado por su padre hace 30 años.

Por un lado, Keiko Fujimori representa la continuidad de una economía abierta y promotor de la iniciativa privada lo que ha permitido al Perú desarrollarse significativamente en los últimos años.

Por otro lado, Castillo apuesta por un reformismo profundo con una nueva constitución lo que permite la nacionalización de los recursos naturales, sabiendo que la prosperidad de las últimas décadas ha beneficiado más a las clases sociales más ricas y no resolvió las brechas o desigualdades sociales.

El ganador recibirá un país en un grave crisis económica y sanitaria, porque en 2020 sufrió una recesión del 11,6% de su producto interno bruto (PIB) y el covid-19 cobró la vida de más de 180.000 peruanos, convirtiéndolo en el país con la tasa de mortalidad más alta levantada al mundo por la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *