Equipo masculino de baloncesto pierde ante Eslovenia para jugar cuartos de final contra Estados Unidos | Juegos Olímpicos 2021

Equipo masculino de baloncesto pierde ante Eslovenia para jugar cuartos de final contra Estados Unidos |  Juegos Olímpicos 2021

Luka Doncic se ha abierto camino y ha ampliado la racha ganadora de la selección eslovena desde su debut con ellos en la Eurocopa de 2017. Al igual que en las semifinales de este torneo en el que Eslovenia se coronó campeona, vuelve a imponerse ante España ( 87-95). Un triunfo que destaca la inteligencia y generosidad de su líder y la calidad de un equipo que ha sabido aportar mucho más que el valor de cada uno de sus jugadores. Así consiguieron el primer puesto del grupo y relegaron a España al segundo puesto. El empate luego le valió un juego de cuartos de final contra Estados Unidos el martes.

El guardia esloveno de 22 años mostró sus recursos e inteligencia. Ante la formidable defensa a la que fue sometido, prefirió abstenerse de marcar y dedicarse de lleno a mover a su equipo. No pudo lanzar mucho, siete tiros de campo y terminó con 12 puntos. Pero dio nueve asistencias, tomó 14 rebotes y recibió 11 faltas. Se encontró con una triple asistencia, un alarde estadístico que solo dos jugadores lograron en los Juegos, Belov en 1976 y LeBron James en 2012.

Más información

Doncic supo contenerse en el ataque y se dedicó por completo a mover los hilos del juego, su gente le agradeció y mostró perfecta armonía alrededor de su líder. Han aparecido jugadores con menos posteridad, pero muy efectivos y combinados. Aprovecharon el desgaste defensivo de España y salió lo mejor de cada uno. Cancar, con 22 puntos; Tobey, el estadounidense con pasaporte esloveno que juega en el Valencia, autor de 16 puntos y 14 rebotes, Prepelic, también de Valencia, Blazic, formaron un engranaje que batió las olas de España.

El equipo dirigido por Sergio Scariolo no logró activar su juego interior. Perdió la batalla por el rebote, con 10 capturas menos. Y no pudo contener a Cancar o Tobey. Optó por una resolución del juego basada en triples. Disparó 44, anotó 16. A veces parecía que los roles se habían cambiado porque Eslovenia a menudo recurría a los 3 puntos, confiada en el tiro de sus tiradores. Y a veces daba la sensación de que España iba a poder resolver el partido de esa forma. Llegó a dominar por 12 puntos (55-43) hasta el tercer cuarto. Eslovenia se recuperó y tomó la ventaja (70-72), pero los cuatro triples consecutivos de España al inicio del último cuarto le dieron la ventaja (82-76). A partir de ese momento, Tobey y Prepelic se resolvieron, siempre a la par de los pases de Doncic al comienzo de cada jugada ofensiva.

Scariolo encomendó la labor de detener sucesivamente a Doncic a Claver, Abrines y, ya en la segunda parte, a Abalde, muchas veces con la ayuda de Rudy Fernández. El fenómeno esloveno fue muy limitado. No se sentía cómodo, siempre con uno u otro encima. Se equivocó en sus movimientos, sumó tres faltas en el primer cuarto, incluidas dos en ataque, provocadas por Abrines, que supo anticiparse a sus movimientos. Pero nada de lo que parecía. Doncic no anotó como de costumbre, pero a pesar de luchar para deshacerse de Claver o Abrines, agregó asistencias y rebotes. Su contribución al juego siguió pagando a su equipo. Lideró el juego, rebotó, dio asistencias.

Ricky Rubio agregó mucho más a la ofensiva, pero desperdició mucha munición. Terminó con 18 puntos y 9 asistencias, pero lanzó 23 tiros de campo y falló siete de los ocho triples que lanzó. Abalde, con 14 puntos, Lulle y Rudy, con 12 cada uno, sumaron en ataque pero los 95 puntos que recibió España exigieron muchos más puntos, sobre todo de sus pívots. El equipo jugó poco para Marc y Pau Gasol, y menos para Willy Hernangómez o Garuba. Y Abrines, lucido por su marca Doncic, apenas apareció en ataque, como Sergio Rodríguez, perdido en el tiro. España perdió y Eslovenia reforzó la bella imagen que ofrecía. Tiene a Doncic, pero también un equipo que hace maravillas.

España, 87; Eslovenia 95

España: Ricky Rubio (18), Rudy Fernández (12), Abalde (14), Claver (4) Marc Gasol (9) -equipo titular-; Pau Gasol (8), Sergio Rodríguez (5), Willy Hernangómez (2), Garuba (0), Abrines (3) y Llull (12).

Eslovenia: Doncic (12), Zoran Dragic (6), Blazic (10), Cancar (22), Tobey (16) -equipo inicial-; Rupnic (0), Nikolic (0), Prepelic (15), Muric (8) y Dimec (6).

Partiel: 24-20, 20-21, 26-27 y 17-27.

Árbitros: Zurapovic, Rosso y Kallio. Dragic y Blazic fueron sancionados como faltas técnicas. Eliminado: Rudy Fernández (m.39)

Gran arena de Saitama.Suscríbete aquí a nuestro boletín especial de los Juegos de Tokio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *