España cerró el verano con el doble de turistas extranjeros que el año anterior pero un 60% por debajo de 2019 | Economía

Coronavirus: Alemania declara a toda España zona de riesgo |  Economía
Dos personas llegan a la playa de Peguera, en Calvià (Mallorca), a principios de julio.
Dos personas llegan a la playa de Peguera, en Calvià (Mallorca), a principios de julio.CATI CLADERA (EFE)

El verano de 2021 marcó un antes y un después para el sector turístico. Aún con datos muy pobres, la industria revirtió la tendencia y comenzó a recuperarse. Sin tirar las campanas en vuelo, porque aún no ha salido del túnel, pero al menos ha duplicado el número de llegadas de turistas internacionales registradas en el verano de 2020. Entre junio y agosto, España recibió 11,8 millones de visitantes extranjeros, como publicado el lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto es 131% más que en el mismo período del año pasado. Sin embargo, esta cifra debe ponerse en contexto: si la comparamos con 2019, antes de la pandemia, la caída es del 59%. Por el lado de los gastos, la diferencia es la misma, lo que se traduce en unos ingresos de 13.550 millones, casi 20.000 menos que durante el último verano preovid.

Lo cierto es que la evolución mensual invita al optimismo. En junio, las cifras de llegadas de turistas internacionales fueron solo el 25% de las registradas en 2019. En julio, la mejora fue notable, casi el 45%. Y en agosto esta recuperación alcanzó el 51% respecto a la cifra de hace dos veranos. «Estos datos consolidan la tendencia de recuperación del turismo internacional y confirman que España se percibe como un destino seguro», dijo la ministra de Turismo, Reyes Maroto, en un comunicado. El gasto de los viajeros sigue una recuperación en la misma dirección: cuanto mayor es el volumen de turistas, mayor es la facturación.

Estos datos, así como la completa recuperación del mercado nacional, llevan a los principales actores del sector a ser más optimistas que hace unos meses. Aunque sigue siendo cauteloso, ya que si miramos los totales del año las cifras siguen siendo muy bajas. En la primera mitad del año, con las infecciones por coronavirus aún en aumento y una vacunación masiva en curso, hubo un abismo difícil de superar. Entre enero y agosto, España recibió 15 millones de turistas. Eso es un 4,21% menos que hace un año (enero y febrero de 2020 fueron antes de la pandemia) y un 74% menos que en 2019. Una brecha aún muy significativa.

Por el lado de los gastos, esta vez hay algunas diferencias. La principal, que en lo que va de año se han superado los ingresos del mismo periodo del año anterior (16 900 millones, un 0,71% más gracias a un mayor gasto por turista). Sin embargo, si comparamos con los datos de hace dos años, la diferencia es igualmente significativa: un 73,5% menos.

Francia, principal mercado emisor

Entre las principales zonas de pesca turística, Francia sigue siendo la que más aporta, un liderazgo que obtuvo tras la reanudación de los viajes tras la parada hace un año y medio por el coronavirus. Entre enero y agosto llegaron a España alrededor de 3,4 millones de visitantes del país vecino, un 16% más que en el mismo período del año pasado. Le sigue Alemania, con casi 2,6 millones, un 24% más que en los primeros ocho meses de 2020.

El Reino Unido, que tradicionalmente ha sido el principal mercado emisor, se ha quedado rezagado en lo que va de año (aportando 1,5 millones de viajeros). Esto se debe a las severas restricciones impuestas en la primera mitad del año por el ejecutivo del Reino Unido, que prohibió viajar fuera de las islas para controlar las infecciones por coronavirus.

Si solo observa los datos de agosto, Francia es también el mayor lugar de pesca para los viajeros, con casi 1,3 millones de turistas (una cuarta parte del total de llegadas). En este caso, Reino Unido ocupa el segundo lugar, con 714.668 visitantes, seguido de Alemania (677.599 turistas).

Baleares, las más visitadas

Por comunidades autónomas de destino, las Islas Baleares fueron las más visitadas por turistas extranjeros en verano: entre junio y agosto recibieron cerca de 3,3 millones de viajeros. Le sigue Cataluña con cerca de 2,3 millones y la Comunidad Valenciana (1,6 millones).

A lo largo del año, entre enero y agosto, las Islas Baleares son también la región que más turistas recibe (cerca de 3,9 millones de visitantes), gracias a su buena temporada estival. Cataluña, con 2,8 millones de habitantes, es la segunda comunidad autónoma más elegida por los viajeros extranjeros. Tras ellos, la Comunidad Valenciana y Andalucía están casi empatados con algo más de 1,9 millones de visitantes.