España – Noruega: Aleix Gómez concede la segunda victoria al balonmano en los penaltis y en el último segundo | Juegos Olímpicos 2021

España - Noruega: Aleix Gómez concede la segunda victoria al balonmano en los penaltis y en el último segundo |  Juegos Olímpicos 2021

Un penalti convertido por Aleix Gómez en el último segundo del partido tras un buen juego de estrategia final dio la segunda victoria en los Juegos de Tokio a la selección masculina de balonmano. Noruega perdió 28-27 y se encontró desesperada. Una vez que marcó su último gol, también desde la yarda siete, aceptó el mal menor del empate.

La selección española ha demostrado su consistencia y garra tanto cuando está delante como cuando está atrás en el marcador. Afiló el gancho y la buena ejecución en ese último aliento. Sincronizó a la perfección la que debería ser la última acción del partido tras el tiempo muerto solicitado por Jordi Ribera. Faltaban 18 segundos para el final del partido y el técnico español pidió jugar en el lugar de Alex Dujshebaev. El lado cantábrico entró en la cueva del lobo, quedó intercalado, y acabó realizando un pase por el que sólo pasó una aguja. Adrià Figueras recibió y fue devuelto por un defensa. El penalti lo ejecutó a la perfección el zurdo Aleix Gómez. Segundo partido y segunda victoria de España, firmemente anclada en el grupo y que enfrentará a Brasil el miércoles. En balonmano, 12 equipos compiten entre sí, divididos en dos grupos. Los cuatro primeros se clasifican para los cuartos de final.

Más información

Los síntomas y detalles positivos que emanan del juego de la selección española refuerzan sus dos primeros triunfos y funcionó. Ambos estaban muy apretados. Contra Noruega superó momentos difíciles. Rodrigo Corrales protegió al equipo en la portería con una serie de paradas extraordinarias cuando Noruega intentó ampliar la brecha. El guardameta gallego detuvo un disparo casi a quemarropa con el 15-17 y a partir de ahí creció con varias paradas seguidas incluido un penalti.

La eficiencia de Adrià Figueras a los seis metros, con 10 goles, mantuvo el nivel necesario para el ataque español que acusó la ineficacia de los disparos de Entrerríos y Alex Dujshebaev. Pero Ribera no dudó ni un instante en jugar el último ataque con lo de Dujshebaev. Ninguno falló en esa hermosa y perfectamente sincronizada jugada final que determinó el triunfo de España.

España, 28; Noruega, 27

España: Corrales; Aleix Gómez (4, 2 p), Gurbindo (-), Alex Dujshebaev (1), Entrerríos (1), Ángel Fernández (4), Figueras -el equipo titular-; Pérez de Vargas (ps), Maqueda (2), Sarmiento (-), Solé (2), Morros (-), Antonio García (5) y Guardiola (-).

Noruega: Bergerud; Bjoernsen (4), Reinkind (2), Gullerud (2), O’Sullivan (2), Sagosen (6, 1p), Joendal (9, 3p) -equipo inicial-; Saeveras (ps), Myrhol (-), Fredriksen (-), Oeverby (-), Pettersen (-), Gulliksen (-) y Roed (2).

Parcial cada 10 minutos: 3-6, 8-9 y 13-14 (descanso). 19-18, 24-22 y 28-27.

Árbitros: Nikolov y Nachevski (Macedonia). Descartaron por dos minutos a Gurbindo, Entrerríos, Antonio García, Dujshebaev, Sarmiento, Sagosen y Gullerud.

Estadio Nacional Yoyogi, Tokio.

Suscríbete aquí a nuestro boletín especial de los Juegos de Tokio