Estados Unidos: La caótica revisión de las primarias demócratas de Nueva York deja el resultado en el limbo | Internacional

Estados Unidos: La caótica revisión de las primarias demócratas de Nueva York deja el resultado en el limbo |  Internacional
Kathryn García, en la celebración de la noche de las elecciones en Brooklyn, Nueva York, el 22 de junio.EDUARDO MUNOZ / Reuters

Ocho días después de la votación, lo desconocido aún se cierne sobre el nombre del ganador, o ganador, de las primarias demócratas para el Ayuntamiento de Nueva York. Este martes, además, se agregó un nuevo elemento: el caos. La publicación y posterior retirada, en cuestión de horas, de los resultados parciales por parte de la comisión electoral asombró a los neoyorquinos. La junta directiva llama este miércoles para conocer datos más precisos sobre la carrera, tras haber atribuido a «lagunas» el recuento que, a media tarde, transformó la votación en mano a mano entre el ex policía Eric Adams, actual La presidenta del distrito de Brooklyn y ex asesora de saneamiento, Kathryn García. Según medios locales, el error se debió a la extrapolación del resultado de una prueba de 130.000 votos. En esa convocatoria, Nueva York lanzó un sistema llamado multi-elección o multi-referencia – los votantes podían marcar hasta cinco nombres en las papeletas – cuyo recuento resulta ser mucho más complejo de lo esperado. Además, habrá que esperar hasta el 6 de julio para abrir los 124.000 votos por correo.

Según los resultados «discordantes» publicados el martes por la tarde, el favorito, Eric Adams, había visto los diez puntos largos por delante que según los primeros resultados despegaron la noche de las elecciones, el 22 de junio, sobre las candidatas Maya Wiley y Kathryn García. . En ese momento, según el recuento provisional, Adams lideraba la contienda con un 31,7% de simpatizantes, por delante de Wiley, el candidato más progresista, con un 22,3%, y la moderada Kathryn García, con un 19,5%.

Más información

El Consejo Electoral activó este martes el tratamiento del complejo sistema multielectoral. Posteriormente, eliminó a los candidatos con menos votos (un total de ocho), como primera opción. Es decir, rechazando los nombres marcados menos veces como primera opción en las papeletas y repartiendo los demás votos entre los candidatos restantes.

En este recuento ahora cuestionado, García había regresado notablemente a la carrera, a expensas de Wiley, a tres puntos de Adams. El tercero que compite la noche del 22 de junio ha obtenido ya el 48,9% de los votos, frente al 51,1% de Adams. Nada parecía ganado o perdido porque para los dos contendientes cuyo candidato demócrata a la alcaldía, y más que probable alcalde, se presentará a las elecciones de noviembre. Wiley, la gran apuesta de la facción más progresista del Partido Demócrata -con patrocinadores famosos como los de Alexandria Ocasio-Cortez y Elizabeth Warren- parecía ser la mayor perdedora de la contienda, además del heterodoxo Andrew Yang, cuarto en la cuenta del día 22 y que esa misma noche, anunció su retirada de la carrera. Con el fracaso de Wiley, la propia vanguardia demócrata en Nueva York también dolió.

Kathryn García, cuya candidatura despegó como la pólvora después de obtener el apoyo de la junta editorial del periódico. Los New York Times, convocó a la prensa cuando se conocieron los nuevos datos. «Incluso a la vista del conde [parcial] publicado hoy, todavía estamos esperando que se cuenten los más de 120.000 votos ausentes [emitidos por correo] y confiamos en el camino de la victoria. Una vez que todos estén contados, sé que todos apoyarán al candidato demócrata y eso es exactamente lo que planeo hacer. Estamos esperando los resultados finales. La democracia vale la espera ”, dijo el candidato, cuyo llamado a la cautela adquirió un carácter profético unas horas después, ante la descuidado de la oficina electoral. García la convirtió en el estandarte de la reactivación económica de la ciudad y la lucha contra la violencia armada, fenómeno que acabó acaparando la campaña electoral. Durante la pandemia, estuvo a cargo de coordinar la distribución urgente de alimentos, y recuerda cada vez que en Nueva York hay dos millones de personas con inseguridad alimentaria.

Según datos eliminados por la comisión electoral de su sitio web, Adams tendría solo 15.908 votos por delante de García. Los primeros resultados parciales, en la noche del día 22, demostraron que García arrasó Manhattan -aunque siendo oriundo y vecino de Brooklyn- sería por tanto decisivo para convertirse en el ganador -o en el ganador- para agarrar también un buen puñado de voces en los otros cuatro distritos de la ciudad. Le profil de Garcia de gestionnaire expérimentée et concentrée – elle est passée par plusieurs services du conseil municipal – semble avoir convaincu le quartier financier par excellence, tandis qu’Adams a exploité sa facette d’ancien policier connaissant le fonctionnement de l’immense sécurité de la ciudad. Departamento.

El ganador de las primarias demócratas, sea quien sea, si se aprueba la votación, se enfrentará al republicano Curtis Silwa, uno de los dos contendientes que han participado en las primarias de su partido, en noviembre. Fundador de las controvertidas Patrullas de Vigilancia de Guardian Angel City, es poco probable que sea elegido en una ciudad demócrata hasta el centro como Nueva York. Las primarias demócratas, por otro lado, que inicialmente reunieron a casi una docena de candidatos, prometen una competencia reñida hasta el final, ahora agobiada por el caos de un sistema que ha demostrado ser disfuncional por decir lo mínimo.

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *