Esteban González Pons, en la preselección del PP europeo para presidir el Parlamento Europeo | Internacional

Esteban González Pons, en la preselección del PP europeo para presidir el Parlamento Europeo |  Internacional

La pandemia sigue en marcha, las cicatrices de la crisis económica ligada al coronavirus siguen ahí y media Europa espera el resultado de las elecciones alemanas del 26 de septiembre, que pondrán fin a la era Merkel. Pero la UE sigue siendo un circo de tres pistas y cada vez está más claro que las vacaciones de verano han quedado atrás: esta maraña de poder e influencia que suele ser Bruselas se activó con las primeras escaramuzas de una lucha por los más altos cargos en las instituciones. El líder del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, anunció públicamente esta mañana su objetivo de liderar el Partido Popular Europeo (PPE) y descartó su candidatura a la presidencia del Parlamento Europeo. Los líderes de la UE acordaron al inicio de la legislatura la presidencia de la Comisión Europea para los conservadores (Ursula Von der Leyen), la del Consejo para los liberales (Charles Michel) y la del Parlamento Europeo para los socialdemócratas (David Sassoli) durante dos años y medio, y para los populares a partir de 2022. Weber parecía el elegido para suceder a Sassoli. Pero su dimisión abre un melón complicado: los socialdemócratas pretenden mantener el cargo, y entre los populares se abre paso una preselección de nombres. La maltesa Roberta Metsola y la holandesa Esther de Lange son las dos candidatas mencionadas hasta ahora en los pasillos. El tercer nombre, que aún no había sonado, es el de un viejo conocido de la política española: el valenciano Esteban González Pons, portavoz exportador del PP y ex miembro del ejecutivo Rajoy. Así lo explican a EL PAÍS fuentes del Grupo Popular Europeo.

Fuentes socialdemócratas ven con escepticismo la candidatura de González Pons y no excluyen que Sassoli sea quien se quede en el poder: «El pacto con los tres grandes partidos está ahí, pero las circunstancias han cambiado», por la pérdida de peso de los socialistas en las entidades con la pérdida de la gestión del Eurogrupo. Fuentes del PPE apuntan, sin embargo, que esta candidatura tiene posibilidades, en función de los intereses del PP español: Pablo Casado, que visita Berlín hoy y mañana, podría optar por nominar a Antonio López-Istúriz como líder del PPE -difícil competencia con Weber- o por González Pons al frente del Parlamento Europeo. El PP es el segundo grupo nacional con más eurodiputados en el PPE, después de la coalición alemana CDU-CSU. Casado participará en un panel sobre el futuro de la democracia cristiana en la capital alemana y se reunirá mañana por la tarde con el candidato conservador alemán Armin Laschet. Manfred Weber y González Pons planean visitar Berlín hoy.

Más información

Pero esta lucha por el liderazgo del Parlamento Europeo va más allá del Partido Popular Europeo. Weber ha explicado esta mañana que el acuerdo celebrado en 2019 para repartir las presidencias de las instituciones europeas entre populares, socialistas y liberales sigue en pie «y no está condicionado por ningún candidato o circunstancia concreta». Los socialistas europeos, liderados por el español Iratxe García, lo ven de otra manera y pretenden jugar la carta de Sassoli. Fuentes del Parlamento Europeo señalan que el PPE lleva semanas proclamando que el acuerdo sigue vigente, pero la clave ahora es ver si los socialdemócratas deciden respetar el pacto o no: “Los socialistas afirman que el acuerdo tácitamente incluido Weber. Aseguran que las condiciones han cambiado desde 2019 con la pérdida de la presidencia del Eurogrupo. Y destacan que se encuentran solos con Josep Borrell al frente de la diplomacia europea mientras su peso era mayor en las últimas elecciones europeas y que los conservadores no gobiernan en Francia, Italia y España y corren el riesgo de perder Alemania ”.

El holandés De Lange es eurodiputado desde 2008 y vicepresidente del PPE. El maltés Metsola es uno de los vicepresidentes del Parlamento Europeo: ninguno de estos dos candidatos tiene un peso político significativo, pero pueden jugar la carta de la desigualdad de género en los altos cargos de la UE.

González Pons es actualmente uno de los hombres fuertes del PP en el Parlamento Europeo. Senador de Valencia durante una década (1993-2003), llegó a actuar como portavoz de los populares en la Cámara de Representación Territorial. Posteriormente lo firmó Francisco Camps para el gobierno valenciano, donde estuvo al frente de varios ministerios. En 2008 fue elegido diputado nacional y se incorporó a la ejecutiva de Mariano Rajoy. Fue nombrado vicesecretario general de Comunicación del PP y asumió la jefatura de vicesecretario general de Estudios y Programas, hasta que en 2014 dio el gran salto a Bruselas. En Europa, es vicepresidente del Grupo Popular Europeo en el Parlamento Europeo. En 2020 publica la novela Ellas (Espasa).

Únete a EL PAÍS ahora para seguir todas las novedades y leer sin límites

Suscríbete aquí

Hasta la fecha, otros tres españoles han ocupado el cargo: el socialista Enrique Barón (1989-1992), el popular José María Gil Robles (1997-1999) y el socialista Josep Borrell (2004-2007).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.