‘Ficciones’, de Miguel Trillo: Los nuevos disfraces de las tribus urbanas | Cultura

'Ficciones', de Miguel Trillo: Los nuevos disfraces de las tribus urbanas |  Cultura

Miguel Trillo, uno de los fotógrafos más internacionales de España por su esfuerzo por retratar la juventud y diseccionar los códigos de las tribus urbanas, quedó cautivado por Asia en su primer viaje a Manila en 2001. Entonces nació un idilio con estas subculturas mucho más atrevidas en sus atuendos. que los de La Movida de Madrid que empezó a representar a finales de los setenta. Jóvenes asiáticos que no solo encarnan a sus héroes de cómics manga, sino que también se convierten en estos personajes de ficción. El romance de Trillo (Jimena de la Frontera, Cádiz, 67) aún perdura y el resultado se muestra en la sala Atín Aya de Sevilla bajo el título Ficción Hay 140 fotografías en color tomadas en 23 ciudades, incluidas Kuala Lumpur, Bangkok, Hong Kong, Yakarta, Seúl, Singapur, Beijing, Saigón, Taipei y Tokio; además de otros nueve europeos (incluidos cinco españoles) y cuatro estadounidenses. Las instantáneas, tomadas entre 2007 y 2019 (cuando la pandemia le impidió seguir viajando), se podrán ver en Sevilla por primera vez hasta el 12 de septiembre. Luego se dirigirán al Centro de Arte de Alcobendas (Madrid).

Galería de fotos: Global Tribes por Miguel Trillo

Enfundados en plástico, al igual que los cómics se presentan a la venta, los podemos ver. lolitas, enosotros o góticos que Trillo fotografió en los shows de manga y anime más importantes del mundo. A estas subculturas urbanas se une el fenómeno cosplay (contracción de la expresión inglesa Jugar a disfrazarse, disfraz) y no tienen nada que ver con mods, balancínSí, pesado, punks o chic que Trillo fotografió en Madrid en su fanzine Rockocó (1980-1985).

Más información

“En cierto modo, sigo atado a las historias”, dice este profesor de literatura que comenzó a actuar en 1978 y continuó enseñando hasta su jubilación, “lo que pasa es que en la nueva literatura juvenil todo es una imagen virtual. Son cómics y videojuegos ”, dice Trillo, quien admite que no le gusta que lo fotografíen. “La fotografía es un regalo de la cápsula del tiempo. Una vez, en uno de esos salones de Estocolmo, me hicieron un avatar y esa es la imagen que uso en Instagram y en mi Facebook porque no envejece. Es como cuando jugaba con indios de plástico cuando era niño, siempre se parecían ”, dice el fotógrafo por teléfono desde Madrid, la ciudad a la que se mudó en 2017 después de vivir 23 años en Barcelona. Su último libro, titulado El primer movimiento se encuentra entre las seleccionadas entre las 10 mejores publicaciones del año en el festival francés de fotografía Encuentros de Arles, que comenzó a principios de julio.

Barcelona, ​​2014.
Barcelona, ​​2014.Miguel trillo

“Los jóvenes que represento viven una continua fiesta de cumpleaños, donde reclaman su cuerpo y su placer. Todo es color e imaginación. Viven años en los que su vida corre peligro, pero sus bolas están hechas de confeti ”, continúa Trillo. Sema D’Acosta, comisaria de Ficción, repasa esta nueva obra de Trillo, completamente diferente a la que pudimos ver en 2009 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. “Antes, los referentes para todos los niños eran su barrio, sus amigos, el instituto. Era un entorno local que con la implantación de las redes sociales ha cambiado por completo y se ha producido una homogeneización de culturas y referentes, la famosa globalización. Los héroes dejan de ser personas reales y se convierten en personajes de manga o superhéroes, lo que pasa más en América. La plaza del barrio ha sido sustituida por un ágora virtual dominado por las redes sociales ”, explica D’Acosta, también comisario de Triple. Luis Gordillo, Miki Leal, Rubén Guerrero, que está abierto en Espacio Santa Clara hasta finales de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *