Fiscalía Superior de Madrid: «Entendemos que hay delito en el cartel electoral de Vox» | Madrid

Fiscalía Superior de Madrid: "Entendemos que hay delito en el cartel electoral de Vox" |  Madrid

Almudena Lastra (Madrid, 55) asumió el cargo de Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid hace apenas dos meses. Con 30 años de carrera a sus espaldas, es la primera mujer en sostenerlo. “Es hora”, enfatiza, “que el alto porcentaje de mujeres en la justicia se refleje en los puestos de responsabilidad. La institución tiene muchos desafíos que superar: como el enjuiciamiento de las responsabilidades penales derivadas de la gestión de la pandemia y los delitos de odio. Como sus predecesores, requiere más recursos y personal para una comunidad con una tasa de litigios “muy alta”.

Más información

Pregunta. ¿Cómo está viviendo en la era pospandémica?

Respuesta. Debemos recuperar el tiempo perdido. La pandemia anuló muchas acusaciones legales y, una vez fuera de la contención, las medidas de higiene las dejaron atrás. Tenemos que volver a la normalidad y eso implicará intentar llegar a acuerdos. El lema de los fiscales de la jurisdicción penal, que constituye la esencia de nuestra Fiscalía, es tratar de lograr el mayor número de conformidades que eviten la celebración de juicios con testigos para racionalizar el trabajo. Además, se puede suponer que a partir de ahora tendremos un repunte de la delincuencia que nos sitúa dentro de los parámetros de 2019.

pag. ¿Cómo se trabaja en el proceso penal en la gestión de residencias? Hasta el momento se han distinguido dos niveles: los directivos y el espacio de toma de decisiones políticas.

R. Esto se analiza caso por caso, ya que es necesario perfeccionar las responsabilidades. El último paso es la responsabilidad política y ha habido muchas responsabilidades intermedias antes de eso. Hasta el momento hay nueve denuncias y solo se ha presentado una. Se ha trabajado de forma exhaustiva para determinar de dónde viene el problema: unas veces es responsabilidad del médico asesor, otras del director … Si cada caso da como resultado otro tipo de responsabilidad, lo veremos. Cada residencia es un mundo.

pag. Sin regulaciones claras, muchas decisiones terminaron en los tribunales. ¿Se han dejado en manos de la justicia las decisiones puramente políticas?

R. Al final, todo termina con nosotros. Controlamos la Administración y, cuando afecta a derechos fundamentales, la justicia debe intervenir.

pag. Las resoluciones se perciben de una forma u otra que confunde al público.

R. Nos hemos enfrentado a una pandemia con una legislación que no fue diseñada para ello. Tomamos decisiones políticas y legales basadas en cómo se desarrollaron los eventos. No está en blanco y negro. Para ser justos, hay una amplia gama de grises y la interpretación siempre da juego.

pag. La intención es legislar para que los fiscales conozcan los casos (ahora lo hacen los jueces). Una denuncia histórica es la falta de recursos y personal en la fiscalía. ¿Cómo afronta esta transformación que debería incrementar la carga de trabajo?

R. Es un cambio de modelo que no sé si vendrá porque requiere un consenso que no sé si veremos. No podemos estar aislados en el entorno europeo, en el resto de países que los fiscales pueden investigar. Se necesitarán muchos recursos. La plantilla en España es de 2.553 fiscales y ya, con las funciones actuales, está en déficit. Nos faltan casi 400 fiscales.

pag. ¿Cuáles son las otras necesidades del Ministerio Público ante este cambio?

R. Se debe realizar un cambio cultural dentro de la propia fiscalía. Los fiscales deben aprender las técnicas de investigación más ágiles y efectivas. Madrid sigue siendo deficitaria porque, en proporción a la población de habitantes, tiene muchos órganos judiciales y la tasa de litigios es muy elevada. El Madrid siempre está atrasado en las necesidades. Esto nos obliga a utilizar fiscales interinos y eso no es deseable.

Nos hemos enfrentado a una pandemia con una legislación que no fue diseñada para ello

pag. La Audiencia Provincial interpuso recurso de apelación a efectos de medidas cautelares contra el cartel electoral de Vox sobre menores extranjeros. ¿Qué podemos hacer?

R. La fiscalía entiende que hay un delito y que el procedimiento está abierto. La audiencia se pronunció únicamente sobre medidas provisionales, que exigieron la retirada de los carteles durante la campaña. A partir de ahora, está todo el procedimiento para convencer al juez de instrucción y luego a la fiscalía de que se ha cometido un delito.

pag. ¿Cómo juzga las valoraciones del auto que desestimó el recurso «calificando a los menores de» evidente problema político y social «-?

R. Solo veo un auto que confirma la denegación de una orden judicial. Las valoraciones que se han derrapado permanecen ahí. No lleva a ninguna parte. Donde tenemos que luchar es en el procedimiento. Construyen un argumento que sitúan en el contexto electoral y entienden que en ese momento la libertad de expresión lo permite durante la campaña. Que todo es discutible, pero no vamos más lejos.

pag. ¿Han aumentado los delitos de odio?

R. Los delitos de odio han permanecido ocultos, como lo hizo en su día con la violencia de género. En el momento de la denuncia, no se ha clasificado como delito de odio. Se ha realizado un trabajo importante para recuperar los datos. Pero, en una sociedad tensa como la nuestra, hay más crímenes de odio.

pag. Una de las dificultades es que se trata de un delito muy abierto a la interpretación.

R. Esto es complicado porque no es necesario probar el hecho objetivo, por ejemplo, el daño, sino el hecho subjetivo, que es la intención de la persona que causó el daño. Lo más difícil de demostrar es siempre la intencionalidad. Y en estos crímenes está la clave. Ojalá se cree una conciencia social. Hace 25 años, la violencia contra la mujer estaba completamente oculta y ha salido a la luz. Estamos en el mismo proceso.

Los delitos de odio se mantuvieron ocultos, como sucedía entonces con la violencia de género

PAG. El fiscal no apeló el expediente por falsificación de documentos de la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio. ¿Cómo explica el cambio de criterio?

R. La Fiscalía denunció una mentira ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), y entendió que efectivamente se incorporó a un expediente administrativo la documentación manipulada. Nuevamente, la explicación es técnica. Los hechos ocurrieron en tres períodos distintos: 2005, 2011 y 2016. La Sala reconoce una manipulación, que no atribuye a nadie, ocurrida en 2011, de los hechos prescritos. Y la realidad es que en 2016, aparte del bruto, [esa falsificación] es inofensivo porque la normativa ha cambiado y no era necesario aportar esta documentación. La jurisprudencia entiende que las enmiendas groseras o inofensivas no constituyen el tipo penal.

pag. Pero, pasaron de iniciar la acción a aceptar el criterio de la Corte Suprema.

R. Como sucede varias veces. Donde es necesario discutir, está ahí. El Ministerio Público analiza determinados hechos, presenta una denuncia o denuncia ante el Ministerio Público, que es quien debe realizar esta valoración. El TSJ lo motivó y lo argumentó de manera razonable, y no tenemos mucho que agregar. Como tantas otras veces que asumimos la resolución judicial siempre que está motivada y motivada.

La fiscal superior de Madrid Almudena Lastra.Víctor Sainz

pag. ¿Han recurrido al Tribunal Supremo contra la absolución de la expresidenta regional Cristina Cifuentes por El caso del maestro?

R. No, también por una cuestión técnica. Hemos construido una acusación que se ha visto dos veces, bajo demanda, y que ha sido considerada en la Corte Suprema. Tuvimos nuestra oportunidad. Intentamos probar ciertos hechos, pero el tribunal de distrito no lo vio y el tribunal de apelaciones entendió que no había irregularidad en la resolución.

pag. ¿La fiscalía se siente decepcionada por este caso que finalmente solo resultó en sentencias mínimas para solo dos personas sin ir a la cárcel?

R. El suelo de parquet no se decepciona. La fiscalía está haciendo su trabajo. A veces estamos convencidos de que determinados hechos constituyen un delito y no podemos articular una acusación porque no tenemos los medios de prueba. Éstas son las reglas del juego.

pag. Podemos, después de la solicitud de la fiscalía por dos cargos en el Caso de niñera, habló de un «poder judicial patriótico». ¿La acusación se siente indicada?

R. No nos sentimos señalados por nadie porque trabajamos sin interferencias externas. Este trámite se encuentra en fase de investigación y nuestra función es recabar la evidencia, desconociendo todo lo que se haga a su alrededor. Lo que hagan otras personas no debería afectarnos.

pag. ¿Se inició una investigación por la violación de la seguridad de las vacunas con la violación de datos del Rey incluida?

R. Los hechos fueron denunciados a esta Fiscalía y remitidos a la Fiscalía Provincial, que tiene jurisdicción y tendrá que investigar lo sucedido. No sé si es un agujero de seguridad. Por el momento, estamos en fase de investigación. Veremos si hay un comportamiento delictivo detrás o no, ya que puede ser solo una actualización que se carga y hay una falla en la plataforma.

pag. El Colegio de Fiscales criticó los nombramientos de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, por priorizar la Unión Progresista de Fiscales, ¿se siente desafiado?

R. Solicité este puesto y recibí el apoyo unánime del Consejo Fiscal. Los cinco miembros de la Asociación de Fiscales me apoyaron expresamente. Por lo tanto, estoy absolutamente tranquilo y satisfecho de contar con el pleno apoyo del Consejo de Presupuesto. Pertenezco a la UPF, sí; pero no creo que eso fuera determinante en mi nombramiento.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *