Francia: El Frente Republicano vence claramente a la extrema derecha de Le Pen en las elecciones regionales | Internacional

Francia: El Frente Republicano vence claramente a la extrema derecha de Le Pen en las elecciones regionales |  Internacional

Más información

El Frente Republicano – unión de todos los partidos contra la extrema derecha – venció este domingo, en elecciones autonómicas, al Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA). El actual presidente regional y candidato de la derecha clásica, Renaud Muselier, apoyado por la izquierda, obtuvo el 56,8% frente al 43,2% de Thierry Mariani, el candidato de la RN, en la región de Marsella, según estimaciones iniciales.

Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA) fue la única región donde la extrema derecha fue el partido más votado en la primera vuelta y donde tenía posibilidades de ganar. La derrota de Le Pen plantea interrogantes sobre su estrategia para ganar la presidencia francesa en 2022, donde las encuestas predicen que se enfrentará al presidente Emmanuel Macron en la segunda vuelta. Y reafirman los méritos del frente republicano, la versión francesa del cordón sanitario para aislar a la RN.

La segunda vuelta de las elecciones autonómicas, marcada nuevamente por una abstención récord, dio una contundente victoria, además, a dos líderes de la derecha tradicional que aspiran a ser candidatos a las elecciones presidenciales de 2022 contra el centrista Macron. Se trata de Xavier Bertrand, reelegido en la región norteña de Altos-de-Francaia con el 52,7% de los votos; y Laurent Wauquiez, ganador en Auvergne-Rhône-Alpes con el 55,9% de los votos, según estimaciones.

Si hubiera un partido de abstención, sería sin embargo el primero en Francia: 31,5 millones de abstencionistas, o el 66% del electorado. Las campañas del Ministerio del Interior francés apenas se han utilizado en las redes sociales para animar a los jóvenes a votar, ni las llamadas a las urnas del primer ministro, Jean Castex, y líderes de todos los partidos. La abstención fue masiva este domingo en la segunda vuelta de las elecciones autonómicas en Francia.

No se batió un récord en una elección moderna como en la primera vuelta una semana antes, pero estuvo cerca. El 20 de junio, la abstención era del 66,7%, la cifra más alta en la Quinta República, el actual régimen constitucional, fundado en 1958. No fue hasta el referéndum de 2000 que tuvo como objetivo acortar el mandato presidencial de siete a cinco años desde el porcentaje de los votantes fue el más alto. En la segunda vuelta del regional, se acercó al récord de la primera vuelta. En la regional de 2015, la abstención fue del 41,5% y en 2010, del 48,9%.

No es raro que elecciones como las regionales sean más bajas que las presidenciales, que tienden a movilizar alrededor del 80% del electorado. Pero esta vez el abismo se está ensanchando, lo que ha abierto un debate sobre soluciones: algunos políticos han sugerido introducir el voto en línea. Pero el debate gira sobre todo en torno a las causas. ¿Es una abstención motivada por la falta de interés en estas elecciones en particular, donde la campaña fue poco visible y el sentimiento de muchos franceses era que no había nada importante en juego? ¿O la abstención refleja un problema fundamental de la democracia francesa?

En la primera vuelta, la abstención más fuerte se centró en los jóvenes, las personas de rentas modestas y los votantes tradicionales de la extrema derecha de Marine Le Pen.