julio 25, 2024

François Braun pide «tolerancia cero», los cuidadores destacan las tensiones vinculadas a la falta de medios

¿Cómo podemos garantizar mejor la seguridad de los cuidadores y los hospitales? Tres días después de la tragedia en el Hospital Universitario de Reims, donde una enfermera fue apuñalada fatalmente por un hombre que padecía trastornos psiquiátricos, los profesionales del sector fueron citados de urgencia al Ministerio de Salud, el jueves 25 de mayo, para tratar el tema.

Emergieron sin nuevas medidas, pero con un mensaje reafirmado por su ministra de control: ante la violencia, “la única posición es la tolerancia cero”aseguró François Braun, frente a una audiencia de representantes de profesionales, directores, médicos, enfermeros… Varios sindicatos de personal hospitalario, incluidos FO y CGT, se negaron a participar en la reunión, denunciando un «operación de comunicación».

En los establecimientos, la sensación general es de aumento de las tensiones. “Hoy sí nos enfrentamos a un contexto de aumento de la violencia que afecta a nuestros cuidadores”afirmó, este jueves, el ministro de Salud, y «que atraviesa toda la sociedad».

Cada día, 35 casos de ataques a enfermeras

Desde el asesinato de la enfermera Carène Mézino, no faltan cifras para hablar de un hospital enfrentado a tensiones cada vez mayores. Este 25 de mayo, la orden nacional de enfermeras entregó un nuevo censo: dos de cada tres cuidadoras ya han sido víctimas de violencia en su ejercicio profesional, según una consulta realizada a 31.000 enfermeras. Tres cuartas partes denuncian insultos, ya sean víctimas o testigos; casi la mitad por amenazas físicas; más de un tercer delantero…

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Enfermera asesinada en Reims: el viaje del atacante que quería atacar a las «batas blancas»

Otra fuente, otra cifra: cada día, hay 35 casos de agresiones a enfermeras, principalmente en emergencias, psiquiatría y geriatría, registrados por el Sindicato Nacional de Profesionales de Enfermería.

Un organismo nacional, el Observatorio Nacional de Violencia en el Ambiente de la Salud, tiene la misión oficial de repasar, cada año, un inventario, todos los ejercicios y todos los oficios combinados. Según el último informe a la fecha, relativo al año 2021, se le reportaron 19,328 denuncias de ataques a personas o bienes. El 22% de ellos provienen de unidades o estructuras psiquiátricas. Las otras dos fuentes principales de informes, casi a partes iguales (poco más del 12%), son las residencias de mayores (y unidades de cuidados de larga estancia) y las urgencias.

“Enjuiciamiento sistemático de los autores de cualquier acto violento”

Puerta de entrada al hospital, abierta las 24 horas, los servicios de emergencia están “obviamente en primera línea”en palabras de Marc Noizet, responsable del SAMU-Urgences de France, quien primero evoca la violencia ligada a los efectos del alcohol, o pacientes con trastornos psiquiátricos que pueden encontrarse allí en un estado de gran agitación. “Es intolerable que los cuidadores vengan hoy a trabajar con un nudo en el estómago, sabiendo que los pacientes los insultarán, los abofetearán, los escupirán…”destaca el médico de urgencias, que aboga por una «respuesta mundial» desde la prevención hasta herramientas para gestionar estas situaciones. Y, » sobretodo, él dijo, el enjuiciamiento sistemático de los autores de cualquier acto violento”.

Te queda el 48,71% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.