fue atacado por la Corte Suprema y exigido por Alberto Fernández «que tenga la valentía» de indultarla

El líder de Tupac Amaru sostiene una firma condenado a 13 años de prisión por corrupción. También falta contra Gerardo Morales.

la líder jujeña Milagro Sala volvió a reclamar al presidente Alberto Fernández que tenga «la valentía» de dictar un indulto ha favorecido, en la causa de la Corte Suprema de Justicia ya dejó firme una condena de 13 años de cárcel por corrupción.

Fue colgante una extensa entrevista donde pidió al Presidente que «use la lapicera» en su caso, cargo contra el máximo tribunal y contra el gobernador Gerardo Morales, a quien acusó de «tenerla presa».

«Cuando asumieron Alberto y Cristina creí que la historia iba a cambiar en la Argentina y que los que habían detruido el país iban a ir presos y los que ayudamos a reconstruir la Patria íbamos a estar en libertad. Y que iba a terminar la persecución que estaban cambiando, pero lamentablemente no hemos tenido esa respuesta. No quiero decir que Alberto es inocente pero en algunas cosas peca de creer en los demás“, denunció el líder de Túpac Amaru.

Ocurre el pedido de Sala en medio de la avanzada del Gobierno contra la Corte Suprema de Justicia, contra aquellos cuatro miembros pidieron el juicio político tras la contesta con la Ciudad de Buenos Aires por el reparto de la coparticipación. Este mismo tribunal ha ratificado el pasado 15 de diciembre el fallo contra Sala, desvalorizando la presentación de la líder piquetera y dejando de confirmar la decisión de la suprema corte provincial.

«(Alberto) ha creído que la Corte Suprema iba a hacer Justicia y la Corte le terminó demostrándole a él que gobierna con un sector que es la derecha cuando sacó el fallo de coparticipación para decir que le tiene que pagar a Larreta. Primero a mí, después a él, a Cristina, y así se ha demostrado que la Corte tiene colores políticos», apuntó Sala en una entrevista con Página/12.

«Cristina the ha pedido that uses the lapicera. Eso lo tiene que decidir Alberto. La decisión pasó por él más que nada. Que tenga la suficiente valentía de hacerlo y le deje de tener miedo a los medios nacionales opositores”, plantó el dirigente, quien se encuentra en prisión domiciliaria por una serie de complicaciones de salud, que la obligan a tener una pierna en una silla de ruedas.

alberto fernandez habia descartado otorgarle el indulto a Sala en diciembre del año pasado, afirmando que «constitucionalmente» no puede hacerlo.

«La Constitución me prohíbe indultar por sentencias dictadas por tribunales provinciales. Solo puedo indultar por sentencias dictadas por la jurisdicción federal. Con lo cual, con mucho pesar tengo que decir que la Constitución me lo prohíbe y yo soy un hombre de derecho», se había excusado el Presidente.

En esta ocasión, La Cámpora salió a cruzarlo y dijo que «sí podía».

«If I preguntaban hace dos años sobre el indulto, había dicho que no. Que no al indulto porque tenía una pequeña esperanza de que la Corte Suprema revisara el expediente de pies a cabeza. Hoy me gustaría un indulto», admite Sala, quien acusó al máximo tribunal de ni siquiera «leer la causa».

«Tengo el sueño de sentarme en la Corte Interamericana y rendir cuentas. Quiero rendir cuentas de todo el trabajo que hicimos, de todas las construcciones, de que nunca robamos nada”, se defendió.

«Morales, abrázame fuerte»




Gerardo Morales, designado por Sala

Sala también se sometió al argumento del Lawfare y sostuvo que Jujuy fue «un laboratorio» de dicha práctica. En esa línea, le duró carga contra el gobernador provincial, Gerardo Morales. En particular al retratar a la jornada

«Morales mostró una vivienda sin terminar y decía: así las abandonaron. Pero no es que quisimos dejar las viviendas a la mitad. Teníamos los materiales comprados en galpones de la Túpac para terminarlas pero no nos abandonaron. viviendas», respondió por las las obras sin terminar.

La causa «Pibes Villeros», por la que fue condenada, afirmó que las cooperativas de vivienda de Sala eran pantallas para recibir fondos nacionales millonarios, destinado a los planes de construcción.

El que me tiene presa es Morales. La política es la que tiene presa. El pueblo no.”, argumentó Sala.

«Y me tiene presa el lawfare, la derecha, la embajada de Estados Unidos que tiene tres objetivos: el litio in Argentina, in Bolivia, quieren chapar el agua, el litio y el petroleo de Latinoamérica. Y saben que si muchos de nosotros hubiésemos recuperado la libertad, no podrían haber arrasado tanto, tanto, en nuestra provincia», arremetió.

Sala comparó su situación con la de la vicepresidenta Cristina Kirchner. «Comenzaron conmigo, algunos miraron y dijeron: no me van a tocar, pero hoy muchos están sentados en el banquillo. Yeso es disciplinar a los directos».

Mira también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *