Fútbol femenino: el auge de las futbolistas y el “efecto campeón” del Barcelona | Deportes

Fútbol femenino: el auge de las futbolistas y el “efecto campeón” del Barcelona |  Deportes

Hace unos años, en medio de un entrenamiento para la selección femenina de fútbol, ​​una jugadora se descubrió frente a una representante de la Federación. Solicitó un nuevo kit para ella y sus compañeros de equipo. Y lleva tu nombre en la camiseta. Pueden parecer detalles triviales, pero para estos futbolistas no lo eran. Vestían ropa de niño y fueron identificados por un número durante los partidos. “Terminaron diseñando su propia ropa y eligiendo cómo querían vestirse”, dicen de la Federación Española de Fútbol.

No fue hace 10 o 20 años. Ocurrió en 2017, cuando se creó el departamento de fútbol femenino dentro del organismo unificador; Hasta entonces, dependían de la sección de fútbol sala. Y esta jugadora, Jenny Hermoso (31), máxima goleadora de la selección, es ahora también máxima goleadora de la Liga Iberdrola, competición que ganó con el Barcelona, ​​además de campeona de Europa y Europa. Copa de la Reina, éxito que también le ha valido el reconocimiento de la UEFA como el mejor delantero del campo. Hermoso ya luce su nombre en la camiseta y es un referente para muchas chicas. Vuelve la liga femenina este fin de semana (abre con un Barcelona-Granadilla, a las 12:00 horas de este sábado) cuando el fútbol femenino en España está en su mejor momento.

No tenían jugadores como Jade Boho (34, ex Rayo, ahora en Logroño), que de niña jugaba allí cuando veía a los niños jugando en la calle. “Tuve que arriesgarme y pedirles, por favor, que me dejaran jugar. Ellos no querían. «Dame un momento, si lo estoy haciendo muy mal, me iré del campo». «Lucharon para atraparme después».

“Cuando era pequeña, no veías niñas jugando en la calle”, dice otra veterana, Erika Vázquez (38, Athletic). “En la escuela, solo éramos dos, un amigo y yo. Busqué un equipo de fútbol sala, pero no estábamos en competición. Luego fui al fútbol 11 en Lagunak. Pero como no había categorías inferiores, enseguida me fui a jugar a B. Allí encontrabas de todo, gente de 20 y 35 años. No tenías más remedio que despertar ”.

Sandra Paños, Irene Paredes, Jenni Hermoso y Alexia Putellas son homenajeadas en el Camp Nou tras recibir los premios a las mejores jugadoras de la UEFA en Europa.
Sandra Paños, Irene Paredes, Jenni Hermoso y Alexia Putellas son homenajeadas en el Camp Nou tras recibir los premios a las mejores jugadoras de la UEFA en Europa. Toni Albir / EFE

Boho jugaba en un Rayo que tuvo que enfrentarse este verano al equipo de sus jugadores por el retraso en la firma de sus contratos y hace 10 años era uno de los dueños y señores de la Superliga de la época, con permiso del Athletic, el Españoles o Levante. Nadie los mencionó. “Cuando paramos con el bus y la gente nos vio todos vestidos igual, nos preguntaron: ¿juegas al balonmano? ¿Baloncesto? Lo último que pensaron fue que estábamos jugando al fútbol. En ese momento, sin televisión, ganábamos campeonatos y copas, jugamos la Champions y nadie nos conocía ”.

Si las cosas han cambiado tanto en los últimos años, si asistimos a la irrupción del fútbol jugado por las mujeres en España, en los últimos cinco años, las licencias federativas prácticamente se han duplicado: eran 40.524 en 2015; Fueron 77.461 en 2020 (último año del que se dispone de datos), esto se debe a reclamos como el de Hermoso, de futbolistas inquietos como Boho o Vázquez. Pero también por la apuesta definitiva de los grandes clubes, en particular Barcelona y Atlético, que han inyectado miles de euros en su sección femenina; y el Madrid, que finalmente creó su equipo femenino la temporada pasada. Para la inversión de grandes empresas como Iberdrola, principal patrocinador de la liga. Y por el esfuerzo de un nuevo equipo directivo al frente de la Federación que hoy preside Luis Manuel Rubiales.

«Hay tres factores que me parecen decisivos para lo que está pasando en el fútbol femenino: está más presente en los medios, los clubes están apostando cada vez más y las chicas ya tienen referencias», indica Aitana Bonmatí (23 años). , FC Barcelona), uno de los talentos emergentes del fútbol femenino español. “Hoy veo con las jugadoras de la selección nacional algo que antes era inimaginable para mí: chicas esperando sus autógrafos. ídolos», Confirma María Tato, directora de fútbol femenino de la RFEF desde el pasado verano.

Muchas preguntas quedan sin respuesta, incluida la de una mayor visibilidad, fundamental para atraer patrocinadores. “Estamos en la fase de publicidad del producto, se está iniciando la consolidación”, comentan a la Federación. Para la última final de Copa de la Reina se llegó a un acuerdo con Mediaset: el partido, un Barcelona-Levante, se disputó en prime time y ofreció un Comparar muy alto. «Esto allanó el camino para el interés de las televisiones», admiten. Con la Federación, todas las partes están trabajando en ello.

Más información

La de la tele es una pelea en la que los jugadores siempre están enganchados. Esto es lo que dice Alexia Putellas (27, FC Barcelona), mejor jugadora de Europa por la UEFA: “Vi los partidos juveniles anunciados por televisión, haciendo campaña dos semanas antes. Y muchas veces para ver los partidos femeninos hay que pensarlo todo lo posible para verlo. Me pasa que quiero ver partidos de compañeros de profesión y no puedo porque la información no es clara o no la pasan ”. Cambiará.

Como primer paso, la plataforma de contenidos DAZN retransmitirá la Liga de Campeones Femenina de la próxima temporada, título que defenderá el Barça, cuyo magnífico e histórico éxito esta temporada apenas fue visible en televisión: solo se vio abierta la final en todo el país .

Este equipo, dirigido por Putellas, el capitán, rompió tabúes y miedos. Logró lo que ningún equipo español había logrado antes. En unos años, seguramente veremos lo que Tato llama el “efecto Barça Champions”. Las licencias se multiplicarán. “Su éxito generará que haya muchas más chicas en Cataluña que quieran convertirse en futbolistas. Hasta hace años, las niñas no elegían el fútbol como deporte escolar. Estaba muy masculinizado. Ahora, como las niñas ven a los jugadores en la televisión, ya están jugando al fútbol en la escuela. Se ha normalizado ”, añade.

Las jugadoras del FC Barcelona celebran el título de la Champions League obtenido en 2020, el primero para mujeres en el fútbol español.
Las jugadoras del FC Barcelona celebran el título de la Champions League obtenido en 2020, el primero para mujeres en el fútbol español.BJORN LARSSON ROSVALL / AFP

“No teníamos referencias, las tenían. Solía ​​oír hablar de una estadounidense, como Mia Hamm, pero nunca la vi tocar. Ahora pueden ver su ídolos en televisión ”, confirma Vázquez. «Para nosotras y para las que vendrán» rezaba una pancarta en el estadio Johan Cruyff, donde juega la selección femenina del Barça, cuando el equipo más laureado en la reciente gala de la UEFA dio los últimos retoques a la temporada de los trillizos. Los que vendrán deberían ser mucho más numerosos y con menos tabúes.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeoo suscríbete aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *