Gobierno lanza la oferta de empleo público más grande de la historia | Economía

Gobierno lanza la oferta de empleo público más grande de la historia |  Economía

El Gobierno prevé aprobar en los próximos días un real decreto para poner en marcha la mayor oferta pública ordinaria de empleo (OPE) de su historia con un total de 30.455 puestos en la Administración General del Estado, lo que supone un incremento del 8,5% respecto a los 28.055 convocados la última vez. año. De este total, 9.509 serán a través de la promoción interna, la mayor operación de consolidación de puestos de trabajo para funcionarios públicos jamás iniciada por la administración central. El gobierno presentará la propuesta a los sindicatos que representan a la función pública esta semana en un intento por llegar a un acuerdo.

Más información

El ejecutivo de Pedro Sánchez quiere aprovechar los fondos europeos para modernizar la administración pública. El plan de recuperación y resiliencia, que incluye las reformas e inversiones acometidas con Bruselas a cambio de 140.000 millones de ayudas hasta 2025, contiene un capítulo sobre la modernización de las administraciones públicas en el que explica que además de la tecnología de transformación (para los que 4.315 millones están reservados), se elabora un plan para mejorar la gestión, agilizar los procesos y fortalecer el capital humano. En esta etapa, hace especial hincapié en la necesidad de «reducir la temporalidad del empleo público y fortalecer la capacidad mediante la renovación del personal público».

Reducir la temporalidad de la Administración

El ejecutivo quiere seguir avanzando en la estabilización del empleo público, que adolece de altas tasas de trabajo temporal, en torno al 30%, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Es una de las tasas de precariedad más altas de Europa. Además, el personal público está agotado de hacer frente a la pandemia, agotado y envejecido por los ajustes sufridos durante la anterior crisis financiera. Luego, entre 2011 y 2017, apenas se le permitió reponer a los heridos en los cuerpos de los funcionarios públicos. El resultado de este ajuste es una fuerza laboral con una edad promedio de poco más de 52 años, casi 10 años mayor que el resto de trabajadores del sector privado. En los próximos años, se espera un fuerte aumento de las pensiones en el sector público, el 51% se jubilará antes de 2029, por lo que el Gobierno debe acelerar para evitar la escasez de personal en unos años.

La publicación de trabajos públicos de 2021 será particularmente intensiva en campos relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, conocidos como actividades STEM. “No se trata tanto de la cantidad de plazas, sino de conocer a los profesionales que se quiere seleccionar y los talentos que se atraen”, explican fuentes gubernamentales.

Se reservarán 2.924 plazas para este tipo de actividad técnico-científica, un 37% más que durante la convocatoria del año pasado, cuando la oferta en estas actividades fue de 2.128 puestos de trabajo. La mayoría de ellos están reservados para incrementar el cuerpo de funcionarios públicos en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), intensivos en informáticos e ingenieros de sistemas. Se les abrirán 1.330 plazas, un 35% más que el año anterior. Dentro del capítulo de actividades STEM, también se ofrecerán puestos de trabajo para el personal público que trabaja en los campos de la estadística, la ingeniería, la arquitectura y la ciencia.

Más lugares para ciencia, investigación e ingeniería

Además, se reservarán un poco más de 1.450 plazas para la Agencia Tributaria con el fin de avanzar en la actualización del sistema tributario. Para facilitar la modernización de la justicia, se reservarán un poco menos de 1.200 plazas. También se asignarán algo más de 1.000 puestos vacantes para fortalecer el sistema penitenciario; y otras 2.750 para mejorar la gestión de las políticas públicas, con reserva de trabajo para administradores, auditores, técnicos de auditoría o de la administración civil en el Estado. Se prevén 1.375 plazas para profesiones laborales, para cubrir vacantes en determinadas empresas o entidades públicas del Estado. Finalmente, se prevé incluir 6.950 plazas para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (Guardia Civil, Policía Nacional o Ejército).

La oferta pública de empleo en 2021 será extraordinaria por ser la más grande de la historia, pero sigue a los últimos tres años. Desde 2018, el gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado 109.718 plazas, un 73% más que las ofertadas en los seis años anteriores por el anterior ejecutivo popular de Mariano Rajoy entre 2012 y 2017, cuando aprobó 63.394 plazas, según datos recopilados por el Ministerio. autoridades fiscales.

La pandemia ha conmocionado al personal público. Las administraciones han experimentado meses de estrés inusual debido al desafío de combatir la propagación del virus y el desafío para la salud de sus consecuencias. Las Comunidades Autónomas han aumentado su personal sanitario para reforzar los servicios en hospitales y centros de salud ante la afluencia de infectados; reforzaron el personal de los centros educativos para evitar cerrar las escuelas en la segunda ola. La administración estatal ha contratado a más de 1.000 trabajadores para fortalecer el Servicio Público de Empleo del Estado (SEPE), organismo responsable de la gestión de los ERTE, principal instrumento para ayudar a prevenir el colapso del empleo. También se han reforzado otras áreas clave para abordar la gestión de fondos europeos.

Registro de funcionarios públicos

El resultado es que en España había 2.710.405 trabajadores públicos el pasado mes de enero, según datos publicados hace unas semanas por el Ministerio de Función Pública. Esta es la cifra más alta de la serie histórica registrada desde 2002, y representa un incremento de 112.693 empleados respecto al año anterior, lo que representa un crecimiento del 4,15%. Pero más de 750.000 de estos trabajadores son temporales, tienen contrato temporal o temporal.

Nunca ha habido tanta contratación pública, pero no tanta precariedad. Y a esto es a lo que pretende responder el Ejecutivo con la reforma destinada a reducir la interina de los trabajadores temporales en el sector público a menos del 8%. Para ello, se aprobarán procesos extraordinarios de regularización para que muchos becarios obtengan una plaza fija. Durante el tratamiento parlamentario de esta reforma, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció la semana pasada que los funcionarios interinos que llevan más de 10 años en el cargo pueden acceder a un puesto permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *