Hacienda confía a ERC misiones para salvar al menos el decreto interino | España

Hacienda confía a ERC misiones para salvar al menos el decreto interino |  España

El gobierno se despidió del Congreso el miércoles, durante el último debate de esta sesión antes del receso estival, con un resonante despertar y no precisamente de la oposición de derecha. Tras un largo debate, lleno de incertidumbres en la votación, la Coalición Ejecutiva del PSOE y Unidos Podemos constatar la fragilidad de sus alianzas con sus demás socios en el Parlamento al intentar salvar por lo mínimo la validación de un decreto-ley para reducir la temporalidad y el número de aprendices en la Administración hasta en un 8%. ERC volvió a ser clave y varió su rechazo al estándar en las últimas cinco horas de presiones y negociaciones de última hora con el Ministerio de Hacienda al imponer dos condiciones: una excepción para los pasantes en el cargo durante 10 años y que las pruebas en las futuras competencias. no son eliminatorias.

Cuando finalizó el debate sobre el decreto que tenía como objetivo reducir los puestos temporales en la Administración y estabilizar este contingente de puestos públicos, alrededor de las 14:30 horas y con las intervenciones de todos los colectivos, ni el grupo socialista ni el Ministerio de Hacienda estaban todavía no estoy seguro de si tendrá éxito. “Es muy justo”, admitieron. E incluso se ha planteado la posibilidad de superar los votos negativos por un solo escaño con la alianza de los diputados United We Can y el ERC.

La solución al fracaso político más que posible fue finalmente encontrada por el Tesoro con sus socios habituales del ERC. Durante el debate, se confirmó que el decreto, tal como está ahora y antes de su tratamiento como un proyecto de ley para recibir mejoras e incorporaciones hasta su aprobación final en octubre próximo, ni siquiera gusta United We, el aliado del gobierno de coalición. El PNV, el EH Bildu, el PDeCAT o el BNG tampoco lo respaldaron este miércoles. Claro que no PP, Vox, Ciudadanos, Foro Asturias, Coalición Canaria, Junts o la CUP.

La mayoría de los grupos que normalmente apoyan al ejecutivo han expresado severas críticas al decreto. Lo criticaron por su falta de negociación previa y, sobre todo, que podría significar un ERE o un «Icetazo» para muchos aprendices actuales (que estiman entre 300.000 y 800.000 personas) y porque no valora su antigüedad en el campo. posición al competir con nuevos candidatos en una competencia. Que de Icetazo, utilizado por algunas formaciones nacionalistas catalanas, aludía a Miquel Iceta, el titular del ministerio que cerró el pacto con los sindicatos de la función pública para conseguir esta solución y que ahora, tras la reciente remodelación, ha dejado este cargo, que fue asumido por la jefa de Hacienda, María Jesús Montero.

El ministro de Hacienda fue el encargado de defender el decreto en el Congreso de este miércoles y el que avanzó donde se había obtenido el mínimo apoyo para que prosperase. Consciente de los rechazos que ha generado el proyecto, Montero se refirió al anterior convenio sindical para resolver un problema casi crónico en la Administración, agravado en los dos últimos años por la decisión de frenar al máximo las tasas de reposición. pandemia. Al final, Hacienda cedió a ciertos requisitos de la ERC, en concreto dos: que las pruebas de las próximas oposiciones no sean eliminatorias y que los aprendices en el cargo desde hace más de 10 años puedan acceder a ellas definitivamente sin examen de oposición si el las plazas no están cubiertas por las respectivas ofertas.

El Gobierno afronta así este miércoles en pleno extraordinario del Congreso uno de los debates más amargos de los últimos meses debido a una medida que previamente había sido negociada por el Ministerio de Administraciones Públicas con determinados sindicatos, como CCOO y CSIF, y que apunta poner fin a gran parte del trabajo temporal en la administración pública. Desde el primer momento, los dirigentes socialistas encargados de negociar el decreto interino con los grupos parlamentarios entendieron que era casi imposible llegar a un consenso por las posiciones de partida expresadas por quienes fueron los principales aliados durante la legislatura para reprimir el pase de la votación. La negociación llegó in extremis hasta el propio pleno, este miércoles, donde se intentaron introducir algunas mejoras propuestas por otras formaciones.

El Real Decreto de Medidas Urgentes para Reducir la Temporalidad en el Empleo Público, que fue negociado y tratado por el exministro de Política Territorial, Miquel Iceta, modifica a su vez la Ley del Estatuto Básico de los Empleados Públicos. El decreto fija el objetivo de reducir la tasa interina en la Administración al 8% de los puestos estructurales (ahora se acerca al 28%). Ésta es una de las promesas que ha incorporado el gobierno de Pedro Sánchez al plan de recuperación, transformación y resiliencia que envió a Bruselas.

La reforma perseguía el objetivo de “completar el proceso de estabilización del empleo temporal” ya previsto en los presupuestos generales del Estado de 2017 y 2018. Esta estabilización se conseguiría convocando diversos procesos de selección de personal para cubrir hasta 300.000 puestos estructurales, actualmente ocupados por trabajadores temporales. , antes del 31 de diciembre de 2022. El concurso de oposición fue la fórmula elegida para realizar la selección, otorgando el 40% de los puntos a la fase de concurso, en la que se tendría en cuenta la experiencia en este puesto.

En el caso de que un becario con más de tres años de antigüedad en el cargo no apruebe este concurso, el decreto establece que sería retribuido con una bonificación de 20 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades y que Podría entrar en las bolsas de nuevos trabajos temporales. La norma también prevé otra excepción especial para evitar que los pasantes que hayan ocupado un puesto temporal durante 10 años y cuyos puestos no sean convocados en este proceso no tengan que oponerse a ninguna oposición.

El debate también discutió y aprobó la validación de otros dos decretos polémicos: uno para avalar la reducción del IVA en las facturas de electricidad del 21% al 10% y el otro para permitir flexibilidad en el uso de la electricidad. y que no es obligatorio en el extranjero y con una cierta distancia de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *