Hacienda notifica al Rey Emérito la apertura de una inspección tras sus dos regularizaciones de casi 5 millones

Hacienda notifica al Rey Emérito la apertura de una inspección tras sus dos regularizaciones de casi 5 millones

La Agencia tributaria (AEAT) notificado el Rey emérito Juan Carlos I la apertura de una inspección y solicitó más información para verificar la veracidad de regularizaciones que presentaste y que permitiste recaudar casi 5 millones de euros, la mayoría de ellos estarían vinculados a vuelos privados financiados por una fundación de su primo Álvaro de Orleans-Borbón, confirmaron a Europa Press fuentes familiarizadas con el asunto.

Hasta el momento, el abogado que representa a Juan Carlos I en el proceso de instrucción en su contra en la Fiscalía del Tribunal Supremo ha denunciado dos regularizaciones a Hacienda por un en total 678.393,72 y 4.395.901,96 euros, respectivamente, pagados en diciembre y febrero, respectivamente.

Rey Juan Carlos, en una imagen de archivo

La apertura de una inspección fue informada hace unas semanas por el Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y se considera un paso esperado Juan Carlos I contribuyente que presentaba regulaciones improvisadas.

Procedimiento estándar

Es de más común para que estos consideren y se realizan requisitos posteriores para verificar su veracidad. Si una simple solicitud de aclaración no es suficiente para realizar este control, se puede abrir una inspección al respecto, según las mismas fuentes.

El rey emérito Juan Carlos I en una imagen de archivo.

El 2 de marzo, Montero negó que hubiera alguna pasividad en Hacienda por las regularizaciones que presentó el Rey Emérito y advirtió que estas «no terminan ningún proceso», más bien, la Agencia Tributaria actuará como con cualquier contribuyente, verificando si la regularización presentada por Don Juan Carlos es «completa y veraz».

Con motivo de la segunda de las regularizaciones, el abogado del rey emérito, Javier Sánchez Junco, indicó en una breve nota que se había realizado dicha declaración. «sin requisito previo de ningún tipo».

Explicó que la presentación de estas autoevaluaciones complementarias corresponde a la Ingresos del apoyo, por la Fundación Zagatka, “Determinados gastos de viaje y servicios prestados por SM de los que pudieran derivarse determinadas obligaciones fiscales regularizadas”.

La Fundación Zagatka fue objeto de investigaciones del fiscal suizo Yves Bertossa y fue mencionado en sus declaraciones ante los tribunales de ese país por el ex amante del rey emérito Corinna Larsen, ya que la empresaria le dijo al fiscal suizo que Juan Carlos I le había dicho que le pertenecía.

Delitos fiscales

La alusión del abogado a la falta de un requisito previo fue importante, ya que el abogado de Juan Carlos Primero se apoya en el llamado excusas de absolución a que se refiere el artículo 305.4 del Código Penal, que le permite estar exento de cometer delitos fiscales para este tema.

Según el artículo citado, la persona que regulariza su situación tributaria, en relación con las deudas a que se refiere el primer párrafo de este artículo, queda liberada de su responsabilidad, antes de ser notificado por la Administración el lanzamiento de acciones de verificación «.

La los pagos se habrían realizado hasta 2018, tras la abdicación de Felipe VI en junio de 2014, cuando Juan Carlos I perdió el privilegio de inviolabilidad que tenía como jefe de Estado.

El Rey Emérito aparecería como Beneficiario de Zagatka hasta junio pasado, cuando la fundación modificó sus estatutos y destituyó a Juan Carlos I y sus tres hijos como beneficiarios.

Tercera investigación

A principios del pasado mes de noviembre, la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, reveló la existencia de un tercera investigación sobre el rey emérito, que se suma a los otros dos ya abiertos a la fiscalía por posibles encargos del AVE en La Meca y el expediente sobre tarjetas opacas.

La tercera investigación, a raíz de una denuncia del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), rastrea la existencia de 10 millones de euros en una cuenta activa en la isla de Jersey que supuestamente intentó trasladar Juan Carlos I.