Han pasado 10 días sin Anna, Olivia y Tomás

Han pasado 10 días sin Anna, Olivia y Tomás

Anna y Olivia Gimeno Zimmerman desaparecieron con su padre, Tomás G., de 37 años, el 27 de abril en Tenerife. El niño de seis y un año debería haber regresado con su madre a las 9:00 p.m., pero el padre no se presentó.

Tomás fue visto por última vez en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Las cámaras lo captaron subiendo a su barco solo con varias maletas a las 9:30 p.m. El barco empezó a navegar. Sin embargo, poco después, regresó desesperado en busca de un cargador para su móvil. Luego de recogerlo, regresó al barco y desapareció a las 12:30 p.m.

El capitán del puerto aseguró que había salido hasta tres veces, hasta que finalmente lo hizo pasada la medianoche y no regresó.

La Guardia Civil lanzó un vasto dispositivo marítimo y aéreo ante lo que se consideró una desaparición de alto riesgo para buscar a las dos niñas y a su padre, orientado en torno a estas últimas imágenes en el puerto.

Un día antes de la desaparición, Tomás hizo una transferencia por valor de 55.000 euros.

Antepasados

Beatriz, la madre de las niñas, ya había revelado a la Guardia Civil en diciembre que su expareja las había amenazado con no volver a verlas nunca más, y él tampoco había presentado denuncia.

Según revelaron varios testigos durante estos días, Tomás habría golpeado a la actual pareja de Beatriz con un palo de golf. Mientras intentaba separarlos, también sufrió un derrame cerebral por parte de su exnovio.

El 28 de abril, la embarcación del padre apareció a la deriva a pocos kilómetros del puerto. En el encontraron rastros de sangre, quien posteriormente descartó que fueran niñas. También se encontró un asiento para niños en la zona.

Orden de búsqueda internacional

La familia materna quería investigación líder en América Latina. Aparentemente, Panamá podría ser el país donde a Tomás le gustaría vivir. Beatriz publicó un video privado de las chicas para intentar que la repercusión llegara también al otro lado del charco.

Este escenario dio un giro en la investigación y un orden de búsqueda internacional por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar (Tenerife).

La última conversación telefónica con sus amigos y su padre tuvo un tono de despedida, en el que le aseguró a este último que se iba empezar una nueva vida.

Comunicaciones ambientales

La mamá de los pequeños quiso hacer una llamada este viernes para que Tomás «ríndete y no los hagas sufrir, porque no tienen la culpa de nada y querrán desesperadamente «verla».

Los amigos de Tomás han asegurado que están realizando investigaciones para ayudar a las autoridades a encontrar el paradero de los tres, pues consideran que se puede encontrar en Cabo Verde. Aunque las autoridades ya han investigado el tema y actualmente descartan esta opción.

Los padres de Tomás están devastados por lo ocurrido. El entorno de los dos quiso apelar a Tomás vuelve con tus hijas a tenerife, sin perder nunca la esperanza de encontrarlos vivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.