horas clave para conocer al presidente en un país dividido

horas clave para conocer al presidente en un país dividido

Perú celebra este domingo la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales, elecciones muy reñidas y durante las cuales se prevé que las diferencias entre los dos principales candidatos, la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo, van a ser muy pequeños.

Las elecciones se produjeron tras dos meses de una campaña electoral muy tensa, que dividió al país en dos. Por este motivo, la población acudió en masa a las urnas con incertidumbre en cuanto a la máxima igualdad entre los dos candidatos.


Esta no es la primera vez que una elección peruana se decidirá por pocos votos. Han pasado cinco años Pedro Pablo Kuczynski venció a Keiko Fujimori por sólo 40.000 votos.

Además de la gobernabilidad del país, las elecciones son importantes porque marcarán quién estará a cargo en el Bicentenario de la independencia del Perú. Por otro lado, los peruanos también están jugando el modelo económico para los próximos años.

Keiko Fujimori se postula a la presidencia de Perú por tercera vez, llegando a la segunda vuelta por tercera vez. El candidato de la derecha perdido en 2011 y 2016, y apostar por políticas neoliberales como las que aplicó hace 30 años su padre, Alberto Fujimori, que dieron un impulso económico al país.

A la izquierda aparece Pedro Castillo, que apuesta en cambio por una nueva Constitución para nacionalizar los recursos naturales del país, basado en la afirmación de que el crecimiento económico ha sido desigual y ha favorecido más a las clases más ricas.

Se comprometen a respetar los resultados

Antes de votar, los dos candidatos se comprometieron a respetar el resultado sea cual sea. Chateau, vestido con su ya tradicional sombrero ‘chotano’, elaborado en paja y ala ancha y utilizado tradicionalmente por los campesinos de Cajamarca, apelaba a la calma y la cordura.

Por su parte, Keiko Fujimori, quien ha prometido, si gana, perdonar a su padre, quien cumple 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, pidió a los peruanos que voten «sin miedo,» en busca de la paz defender la democracia y defender el destino que queremos «.

Fujimori, quien reafirmó que en estas elecciones votan «libertad o comunismo», lo que evitaría si ganara una acusación que pudiera derivar en más de 30 años de prisión por presunto lavado de dinero en el financiamiento irregular de sus anteriores campañas electorales.

La clave del voto en el extranjero

Una de las claves de las elecciones puede ser el voto en el extranjero: aproximadamente un millón de peruanos los derechos de voto en el extranjero pueden inclinar la balanza. Tradicionalmente, este sector tiende a ser favorable a Fujimori.

La polarización se agradeció en Madrid, hogar de una de las comunidades peruanas más grandes en el exterior, donde los ciudadanos corearon el nombre de Keiko o Castillo mientras esperaban para votar, aunque para algunos la elección no se hizo por convicción, sino como un mal menor.

Observadores internacionales

Durante estas elecciones, están acreditados 150 observadores internacionales, de los cuales más de 30 provienen de la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

También Transparencia de la Asociación Civil Ha desplegado 1.400 observadores en territorio peruano e invocó en un comunicado a esperar con cautela y responsabilidad un porcentaje adelantado de los resultados oficiales.

Lo que dicen las últimas encuestas

Las dos últimas encuestas, publicadas este viernes, sugieren que el ganador será por un Margen muy estrecho.

Uno de ellos da un muy apretado victoria de Pedro Castillo, con una ventaja de alrededor del 1% sobre Fujimori: 50,5% de los votos para el candidato del partido de izquierda Perú Libre y 49,5% para el candidato de Fuerza Popular.

En cambio, otra encuesta coloca a Fujimori a la cabeza, con un margen de 0,2 punto porcentual sobre Castillo: 50,1% de los votos válidos para la hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori y 49,9% para el maestro y dirigente sindical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *