Jan Fabre dedica un espectáculo en el Teatro Central de Sevilla como regalo por su 30 aniversario | Cultura

Jan Fabre dedica un espectáculo en el Teatro Central de Sevilla como regalo por su 30 aniversario |  Cultura
Stella Höttler, en el ensayo de 'Resurrexit Cassandra', el monólogo que creará Jan Fabre en español en el Teatro Central de Sevilla.
Stella Höttler, en el ensayo de ‘Resurrexit Cassandra’, el monólogo que creará Jan Fabre en español en el Teatro Central de Sevilla.Wonge bergmann

Tras convertirse este año en un oasis en Europa para las artes escénicas de vanguardia durante la pandemia, el Teatro Central de Sevilla está a punto de celebrar su 30 aniversario la próxima temporada con 60 espectáculos, entre ellos veinte estrenos., En los límites entre sexos se encuentran borroso. Una apuesta por la “indisciplina”, según su director artístico, Manuel Llanes, basada en un “género métis” en el que el teatro, la danza y la música se fusionan y dialogan con otras artes. Estos estrenos incluyen una pieza exclusiva que el diseñador belga Jan Fabre (Amberes, 62) diseñó como “regalo” para conmemorar el aniversario. Sevilla (Un pequeño homenaje al Teatro Central), que se lanzará el 13 de mayo de 2022.

El pasado mes de mayo, cuando viajó a Sevilla para presentar el estreno mundial de La fluida fuerza del amor Fabre convocó audiciones con este espectáculo en mente y seleccionó a 11 bailarines / actores de más de 70 de toda España que actuaron. «Es mi homenaje al amor que siento por el Teatro Central y por quienes allí viven», escribe en su texto de presentación el artista, quien fue uno de los primeros en subir a este escenario durante su inauguración en 1992, cuando trajo su trabaja Dulces tentaciones. Fabre augura que su homenaje será la suma de las obras que ha realizado en este escenario (11 a la fecha, incluidas las 24 horas ininterrumpidas de Monte Olimpo en 2016), así como su amor por la ciudad, por su Museo de Bellas Artes, por Zurbarán, “por la vida nocturna y los famosos bares flamencos”.

Jan Fabre, en la fachada del Teatro Central de Sevilla en 1992, cuando inicia su colaboración en este espacio con 'Dulces Tentaciones'.
Jan Fabre, en la fachada del Teatro Central de Sevilla en 1992, cuando inicia su colaboración en este espacio con ‘Dulces Tentaciones’.ARCHIVOS JAN FABRE

Fabre y Cédric Charron, bailarín con el que trabaja desde hace dos décadas, liderarán un taller de una semana con los 11 seleccionados y luego, con un grupo más reducido, tendrán 15 días de ensayos antes del estreno de su homenaje a Sevilla ” , Ha dicho este lunes Llanes, que, además de la Central, también dirige los teatros de la Alhambra (Granada) y Cánovas (Málaga), los tres espacios escénicos de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Además de este homenaje, el diseñador belga también ha preparado para sus «amigos de la Central» el primero en español del monólogo Resucita a Cassandra, con Stella Höttler, a quien se puede ver el 13 y 14 de mayo, los mismos días en que hará su «regalo» a la Centrale. La obra, con texto de Ruggero Cappuccio, es un monólogo que presenta al trágico visionario de la mitología griega.

Más información

Fabre es el número uno del “equipo central”, como llama Llanes al grupo de artistas fieles al panorama sevillano, cuyos espectadores han podido seguir la evolución durante todos estos años. Anne Teresa de Keersmaeker, el alma de la compañía belga Rosas; Rachid Ouramdane, que dio su primer solo en la Centrale y llega esta temporada como director del Théâtre National de Chaillot (París); Jan Lauwers, director de Needcompany, de Bélgica, Martin Zimmermann de Suiza y Àlex Rigola y Andrés Lima de España también forman parte de este equipo. Lima fue uno de los «amigos del central» que estuvo este lunes en la presentación de su nueva temporada, que se realizó abierta al público, como un espectáculo de shows. También asistieron al acto Pablo Messiez, Ricardo Iniesta, Alfonso Zurro, Lucía Vázquez, Celso Giménez y Fernando Lima, entre otros.

El “equipo” está formado por un grupo de creadores que, en muchos casos, comenzaron a visitar Andalucía en los años 80 a través del Festival Internacional de Teatro de Granada, organizado por la Universidad, que Llanes ha fundado en 1983 y gestionado hasta 1987, cuando se trasladó a Sevilla para hacerse cargo del proyecto Central. Pocos de los directores de un espacio escénico pueden decir que estuvieron allí el día que se colocó la primera piedra (en 1990 en el caso de la Centrale), lo han gestionado desde su inauguración (18 de abril con el galante de Rafael Alberti, en el marco de la Exposición Universal de Sevilla de 1992) y siguen ahí tres décadas después.

“Estos 30 años han sido un regalo de vida invaluable. La comisión de la Expo 92 hizo que mi ocio cuando fui profesor de teoría de la literatura en Granada, se convirtió en mi trabajo. Durante todo este tiempo hemos conseguido crear un diálogo positivo entre artistas andaluces, nacionales e internacionales así como con el público, que se ha formado con las propuestas de creadores cuya trayectoria hemos podido seguir desde aquí, como Jan Fabre, el japonés Saburo Teshigawara, Peeping Tom con sus trilogías, el argentino Pablo Messiez o nuestros flamencos más atrevidos, como Israel Galván o Rocío Molina ”, comentó Llanes tras la presentación.

Un momento del espectáculo 'Brutal Journey of the Heart', de la israelí Sharon Eyal, que podremos ver la próxima temporada en Central.
Un momento del espectáculo ‘Brutal Journey of the Heart’, de la israelí Sharon Eyal, que podremos ver la próxima temporada en Central.

Pero en la nueva temporada, que arranca el 22 de octubre con Choque 2 (la tormenta y la guerra), la producción que Andrés Lima dirigió para el Centro Nacional Dramático, no todos son viejos conocidos; también hay debutantes como la coreógrafa surcoreana Eun-Me Ahn, con estreno en España Danza norcoreana en el que cuestiona la evolución de un arte sometido a 60 años por un régimen dictatorial. También será su primera entrada en el teatro sevillano del francés Mathurin Bolze, acróbata, bailarín y director de la compañía MPTA, que presentará su circo contemporáneo.

Otra novedad es la de la coreógrafa israelí Sharon Eyal, quien alcanzó el reconocimiento internacional en 2015 con su trabajo. Amor TOC, pasó por Sevilla en 2019 con la segunda parte y en diciembre regresará con la obra transformada en trilogía: Viaje brutal del corazón, donde la música neotropical arrastra a sus 10 intérpretes a un trance.